Publicidad
Armando Montenegro 6 Abr 2013 - 11:00 pm

El pacto con la ignorancia

Armando Montenegro

Antonio Muñoz Molina, en el número de Babelia del 30 de marzo, recordó que por años la defensa de la ignorancia popular fue una función de la derecha española: “Nada como la ignorancia para asegurar la fe en los milagros y la reverencia hacia los terratenientes...”, para que la gente se deje “poner uniformes y servir de carne de cañón en las guerras, marcando el paso en los desfiles ante el Santísimo y la bandera a los sones de un pasodoble patriótico”.

Por: Armando Montenegro
  • 412Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-pacto-ignorancia-columna-414441
    http://tinyurl.com/d3c5n7o
  • 0

Anotó que, con el paso del tiempo, “Una de las sorpresas más desagradables de la democracia fue que la izquierda abandonara su viejo fervor por la instrucción pública”. Y concluyó que en los tiempos de Wikipedia y de Google se ha generado un consenso, entre derecha e izquierda, de que ya no hace falta enseñar ni aprender nada, pues todo se encuentra en internet. Los grandes damnificados son, por supuesto, los pobres.

Estas reflexiones nos llevan a pensar en Colombia. La prédica de que la educación era indispensable para la redención de un país pobre y atrasado, una tarea urgente de todos los gobiernos, fue, por mucho tiempo, una de las banderas de pensadores y políticos liberales, ciertos conservadores progresistas y buena parte de la izquierda de antaño. Santander, los radicales del siglo XIX y los líderes reformistas de la primera parte del siglo XX y del Frente Nacional plantearon que la instrucción pública era el camino para salir de la pobreza y cerrar las brechas de un país insoportablemente inequitativo.

En las últimas décadas este tema salió del discurso reformista. No hubo locomotora educativa y la educación no fue uno “los tres huevitos” de la seguridad democrática. Aparte de enunciados mecánicos y vacíos, con excepción de la cruzada solitaria del gobernador de Antioquia, en la arena política no se discuten propuestas concretas sobre la calidad, la formación de maestros, la evaluación de docentes. Unos cuantos funcionarios hablan a veces de la infraestructura educativa, pero casi siempre se percibe el tufillo sospechoso de su interés de contratar rápido.

La asociación de cierta izquierda con los sindicatos de maestros la alejó de la educación y la unió al pacto general con la ignorancia. Muñoz Molina señala que en España de “la afición maoísta de convertir la mente en una pizarra en blanco en la que se inscribirían con más facilidad las consignas políticas” se pasó a compartir la defensa del “analfabetismo feliz” que se auxilia de las nuevas tecnologías.

En Colombia todavía ni siquiera se ha llegado allá. El tema de la educación parece inexistente en los planteamientos de la izquierda. Las Farc ni ningún otro grupo guerrillero dicen nada sobre la educación en el campo o la ciudad. Y los partidos de izquierda que van a las elecciones se limitan a apoyar los pliegos sindicales, que nada tienen que ver con los intereses de los alumnos y que, la mayoría de las veces, van en contra de sus posibilidades de desarrollo personal y de la reivindicación de los pobres de Colombia.

El silencioso pacto con la ignorancia es dañino. Colombia necesita, otra vez, el convencimiento militante del poder liberador de la educación, la única esperanza de que millones de jóvenes, que hoy no aprenden nada en las escuelas, si es que van a alguna, puedan tener oportunidades semejantes a las de los pocos que asisten a las instituciones privadas de buena calidad.

  • Armando Montenegro | Elespectador.com

TAGS:
  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El 'Bolillo' Gómez dio la lista de convocados para el amistoso Panamá-Perú
  • Aurelio Iragorri, nuevo ministro de Agricultura
  • Desempleo en Bogotá desciende a 8,7%

Lo más compartido

  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
20
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

mayoriaspensantes

Dom, 04/07/2013 - 22:51
No dice nada sobre el estímulo a los profesores, para un mejor desarrollo de la educación, como si estos fueran unicamente máquinas al servicio de un sistema de enseñanza. Se habla de la calidad de la educación pero viendo con desprecio al profesor, viéndolo como simple sindicalista, como si pudiera prescidirse de él al momento de mejorar el sistema educativo. Esta exclusión jamás nos conducirá por el camino del progreso en la educación
Opinión por:

EMIGRADO UBICADO

Dom, 04/07/2013 - 22:15
Los problemas del subdesarrollo colombiano estriban en la fe errada. Porque, siendo el tipo de fe que se profese la que, a la postre, determina el destino de las personas y de los pueblos, el caso es que la mayoría de la población en Colombia -así como en los otros países latinoamericanos- está adherida a una institución que pregona un tipo de fe religioso-sincrética que parece ser pero que no es, manteniendo su entendimiento cegado y el espíritu atado; lo que nos ha deparado maldición para nuestro territorio. Y esta afirmación no está implicando fanatismo religioso alguno, sino una verdad incuestionable. Para comprobarlo, compárese el tipo de fe que sustenta a los pueblos del norte de Europa, que son los más bendecidos del mundo en todo sentido y comencemos a trabajar para emularlos..
Opinión por:

AQUILEO PARRA

Dom, 04/07/2013 - 20:11
Lo más moderno, en cambio, es la educación intensiva propuesta por el neoliberalismo, pero con dogmas como otrora. El mercado es el que piensa.
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 04/07/2013 - 19:33
Los "expertos" de los 80s y 90s desinstitucionalizaron el pais entregandole al libre Mercado funciones del estado (salud, infraestructura, educacion) y hoy, en el ocaso de sus carreras se han dedicado a a senhalar lo obvio, aparentando sapiencia mientras disfrutan de la comodidad financiera q recibieron como pago de sus logros.
Opinión por:

demevelu

Dom, 04/07/2013 - 16:37
EXCELENTE Y QUE BUENO SEGUIR PUNTUALIZANDO SOBRE LAS REFORMAS QUE COLOMBIA NO HA REALIZADO, ENTRE ELLAS LA CREACIÓN DE UNIVERSIDADES PÚBLICAS LOCALES Y PROVINCIALES, COLEGIOS RURALES CON INFLUENCIA EN EL DESARROLLO AGROINDUSTRIAL, CAMBIAR EL SERVICIO MILITAR POR EL ESTUDIO PROVINCIAL SUPERIOR Y TÉCNICO. EL CONOCIMIENTO EN EL CAMPO SIN TIERRA, ES SABER SIN PODER TRABAJAR. LA TRASFORMACIÓN DEL PRODUCTO EN SU CENTRO DE PRODUCCIÓN, ES VITLA ESTO Y MUCHO MÁS DEBE SER EL GRAN ACUERDO POR LA PAZ.
Opinión por:

juguimoto

Dom, 04/07/2013 - 14:23
EXCELENTE(en mayúscula)columna,si queremos el progreso de nuestro país,hay que enfocarnos totalmente en la EDUCACIÓN,pero no una cualquiera sino de calidad,maestros bien preparados y bien remunerados. Apoyar a nuestros estudiantes en sus diferentes proyectos.es triste que varios estudiantes de un colegio público en la localidad de Kenedy(Bogotá)se han ganado un viaje a EEUU,con el fin de participar en un concurso de robotica y como que no van a poder asistir ya que no tienen recursos económicos. Señores gobernantes que indignación,saber que hay plata para todo,menos para la educación.EDUCACIÓN=PROGRESO. Señores copiemos los buenos ejemplos de los demás países.por ejemplo Filandia. Nota;me estoy leyendo un libro que cae como anillo al dedo; BASTA DE HISTORIAS,de Andrés Oppenheimer.
Opinión por:

libardoalvarezl@hotmail.com

Dom, 04/07/2013 - 12:22
Buen artículo y oportuno, más cuando el gobierno Santos parece haber borrado de plano el tema educativo en su gobierno, empezando por su ministra quien pareciera no conocer el tema ni aterrizar en el cargo.
Opinión por:

cuchuflo

Dom, 04/07/2013 - 11:02
Es inevitable tener que criticar a un columnista que como Montenegro pontifica cuando él tuvo la oportunidad de hacer en el pasado, cuando fue Jefe de Planeación Nacional, lo que hoy dice que los demás tienen que hacer. Le preguntaría a Montenegro: ¿entre 1990 y 1994 también existió lo que él llama "el pacto general con la ignorancia"?, y ¿cuál fue su papel en ese pacto: callar, callar y callar?, porque estaba embriagado (o alienado más bien) por las reformas de ajuste estructural patrocinadas por el neoliberalismo. Si Montenegro cuestiona los tres huevitos, las locomotoras, a las Farc y a la izquierda porque no hablan de educación, le pregunto ahora: ¿la revolución pacífica que proponía sobre la educación y qué resultados puede mostrar hoy?, por ejemplo en cobertura en educación superior?
Opinión por:

Gonzalvo

Dom, 04/07/2013 - 10:58
Cierto, todas las asociaciones sindicales de profesores permeadas por la izquierda , han tenido como premisa no dejarse evaluar, revolcándose en la mediocridad y lo único que los mueve , no importándole sus alumnos por supuesto, es la lucha por salarios y mejoras prestacionales y obvio la jubilación., como la que espera un tal ESR.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 04/07/2013 - 11:24
Alias Gonzalvo: usted es la mejor prueba que la mayoría de los colombianos son inmunes a contagiarse de la civilización.
Opinión por:

ccdc

Dom, 04/07/2013 - 10:18
En el Distrito los mejores días de las escuelas comenzaron con Lucho, mejor, con Abel Rodriguez, maestro, sindicalista, senador y Secretario de Educación, que consiguió la construcción de maravillosas escuelas en Bogotá: ahora hay cupo para todos. La tarea se ha continuado y el siguiente paso será que los niños tengan jornada completa, para elevar su nivel. No son precisamente logros de la política tradicional... sino de una un poco más a la izquierda.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 04/07/2013 - 10:10
En la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional tuvimos recientemente un decano que mandó cerrar la emblemática Biblioteca Antonio García y la ocupó con los recién pintados óleos de los exdecanos (incluido él mismo y su vicedecano que ejerció como encargado) dizque para celebrar los 60 años de la Facultad. Así, ¿qué esperanzas? Por supuesto, los óleos se mandaron a pintar con dineros públicos. El viejo lema de "¡libros sí, fusiles no!" cambió por "¡libros no, vanidades sí!". Como dijo un profesor: la vanidoteca reemplazó a la biblioteca.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 04/07/2013 - 10:15
Así pues, Dr. Montenegro, no nos eche la culpa a los profesores que hacemos nuestro trabajo con seriedad. Fíjese mejor en las nomenclaturas del poder tanto en el sector privado como en el público, incluidas las universidades (Después de todo usted fue representante del presidente Uribe ante el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional).
Opinión por:

Fantomas

Dom, 04/07/2013 - 10:08
Este jumento de marcado talante neoliberal no sabe ni dónde está parado. ¿Por qué le indigna tanto que los maestros exijan mejores condiciones salariales? ¿Acaso sabe este atorrante que uno de los países con mejores resultados en educación según las pruebas Pisa, Finlandia, ofrece salarios dignos a sus educadores? Otra cosa que desconoce este tecnócrata es que son justamente las políticas estatales de corte neoliberal, encaminadas al ahorro de recursos, las que han dado al traste con la calidad de la educación en nuestro país. Un país verdaderamente culto no les creeria un ápíce a lo que afirman manipuladores de la verdad como este Montengero.
Opinión por:

manamuisca

Dom, 04/07/2013 - 09:12
Mi estimado colega de la otra escuela, recuerda que durante el apogeo del neoliberalismo la educación pública se acabó sólo quedaron los cascarones en edificios y nombres de colegios y escuelas que cambiaron de nombre por instituciones escolares, acabaron los colegios técnicos industriales, comerciales y agrícolas, los inem, sólo dejaron algunas asignaturas para el mal llamado ciclo vacacional,; igualmente durante el gobierno de su amado se sancionó la ley 30 que impulsó los garajes y edificios con computadores mal llamadas universidades, pero de allá a acá de l informe de los sabios poco o nada ha cambiado respecto al sentido de la educación como capacidad de trasformar las relaciones consigo mismo, con los demás y con el entorno, más bien la calidad bajo en lo oficial y el privado poco
Opinión por:

carimagua

Dom, 04/07/2013 - 09:04
LA IGNORANCIA POPULAR: MINA DE ORO. Para individuos como URIBE VELEZ, el analfabetismo lo subió al trono y lo hizo reelegir, en contubernio desde luego con el narcoparamilitarismo que lo catapultó al solio de Bolívar. Un estudiante, de primaria, bachillerato o universitario, no sabe qué es la carta magna; ni siquiera un profesional lo sospecha. Por eso estamos como estamos: se veja la majestad de la constitución, como lo hizo URIBE para su espuria reelección, y nada pasó; se lo premió la ignorancia popular que lo tiene como su mesías, con el fervor del carbonero. Son las secuelas de la ignorancia. Una opinión pública que se persigna para que le vaya mal a su prójimo, está condenada a vivir de una forma aberrante, indigna, como sucede con el pueblo, tristemente constreñido.
Opinión por:

doloresthomas

Dom, 04/07/2013 - 08:55
Un pueblo educado jamás hubiera votado por la mayoría de nuestros gobernantes y parlamentarios. Dado el "buen nombre" de la causa educativa, han logrado una trampa perfecta. Al concentrarse en "cobertura" (cantidad), pueden mostrar cifras. El detrimento en la calidad, empero, garantiza la estolidez generalizada que permite la elección de ignorantes, con programas obsoletos y decadentes, y discursos que no resisten un análisis lógico mínimo.
Opinión por:

preocupadoporcolombia

Dom, 04/07/2013 - 07:40
El solo incremento de la matricula universitaria en el gobierno socialista de Venezuela desarma sus afirmaciones...vealo en http://websie.eclac.cl/sisgen/ConsultaIntegrada.asp?idIndicador=99&idioma=e seleccionar los países colombia y Venezuela y click en html, luego seleccionar la grafica y los datos de los dos paises y click en producir gráfica
Opinión por:

Dalpin

Dom, 04/07/2013 - 07:32
ACERTADÍSIMA tu columna Montenegro. El economicismo sindical estalinista hace causa común con el Pacto con la Ignorancia. Pero no tada la IZQUIERDA. Las ejecutorias y prédicas del PROGRESISMO hacen mucho énfasis en lo educativo.
Opinión por:

Dalpin

Dom, 04/07/2013 - 07:35
Ya veremos al MAOISTA Luispuyana despotricar NO a favor del contenido de esta columna. Sino contra el neoliberalismo de Montenegro.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio