Publicidad
Carlos Granés 21 Feb 2013 - 10:27 pm

El paraíso de cristal

Carlos Granés

¿Deberíamos estar al tanto de lo que cada cual hace para que nadie delinca o conspire contra nadie? ¿Deberíamos alentar a algún seguidor de Julian Assange (o de Álvaro Uribe) a que nos revele qué está ocurriendo en esos secretos diálogos de La Habana?

Por: Carlos Granés
  • 23Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-paraiso-de-cristal-columna-406250
    http://tinyurl.com/laz9rgr
  • 0

Si aumentaran los micrófonos y las cámaras, ¿no se garantizaría el fin de la corrupción, de la delincuencia y de cualquier tipo de vicio público o privado?

Hoy en día estas preguntas están dejando de ser simple retórica. Londres, la ciudad del mundo que más respeto ha demostrado por el individuo, está sembrada de cámaras en espacios públicos y privados. Es casi seguro que el paseo de cualquier persona por la ciudad deje un rastro visual. Lo mismo ocurre cuando navegamos por la red: ahí queda constancia de lo que consultamos, compramos o curioseamos. El auge de los smartphones también multiplica las cámaras y los micrófonos de forma exponencial, de manera que en cualquier momento, sin que lo pensemos o deseemos, nuestra vida privada se hace pública en una red social o en alguna página de internet. Y los nuevos guardianes del Bien (o del Mal) sortean restricciones informáticas para acceder a informes y documentos clasificados y hacerlos públicos, o plantan micrófonos en instituciones como la Corte Suprema de Justicia para ver qué se cuece a puerta cerrada, cuando nadie mira. Es lógico que la crisis de confianza detonada por el derrumbe financiero —resultado de maniobras sucias— y por sonados casos de corrupción —como el que desgasta actualmente al gobierno español— animen a la ciudadanía a pedir transparencia. Y sí: el dinero de los impuestos debe ser fiscalizado con lupa, los cargos públicos deben rendir cuentas y los órganos reguladores deben tener acceso a información privilegiada. Pero cuando se lleva al extremo esa demanda, tanto por motivaciones de izquierda como de derecha, el resultado puede ser perjudicial.

Unos apelan al terrorismo, otros al imperialismo, el caso es que las ciudades, las embajadas o las Cortes empiezan a tener paredes de cristal. Puede que la transparencia total sea efectiva para combatir el crimen y la corrupción, como también lo pueden ser la amputación de miembros o la pena de muerte, pero la cuestión aquí no es la eficacia, sino el principio que está detrás de esta práctica. ¿Debe haber una instancia gubernamental o antigubernamental, prosistema o antisistema, con el derecho a infiltrarse y multiplicar sus ojos para asegurarse de que todo marcha bien? ¿Debe haber micrófonos espiando a jueces, periodistas y sindicalistas, o justicieros rastreando a banqueros, diplomáticos y políticos? Ese ideal de transparencia podrá purgar vicios, pero en el camino se llevará por delante la privacidad, esa gran conquista que ha hecho posible que los países resuelvan sus tensiones y desequilibrios de poder con discreción, sin ir a la guerra, y que cada cual profese las creencias e ideas que se le antoje, se acueste con quien se quiera acostar y haga con su cuerpo lo que le dicte su voluntad. El paraíso de cristal termina pareciéndose, insisto, al panóptico carcelario.

 

* Carlos Granés

  • 15
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • "Juego de Tronos": novedades de la quinta temporada
  • Dos personas se encuentran desaparecidas tras naufragar un barco en Panamá

Lo más compartido

15
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

THE TRULY

Vie, 02/22/2013 - 22:08
No se necesita ser vidente, genio o espía, para saber que en la Habana no está pasando NADA. Y en cuanto al temor que expresa el señor Granés por la transparencia,salvo lo relacionado con la verdadera intimidad -ejemplo, relaciones interfamiliares, afectivas o íntimas, nadie debería sentir algún temor, pues EL QUE NADA DEBE, NADA TEME.
Opinión por:

Jorge Enrique Angel Delgado

Vie, 02/22/2013 - 14:48
Existe el riesgo, dependiendo de la cultura en cuestión! Hay culturas donde el "germén" democratico es y las hay donde historicamente se puede ver, jamás ha existidoö. Ese germen es algo q en una forma u otra esta relacionado con el clima, el nivel de aislamiento de la cultura en cuestión, su ubicación en el planeta..., no continúo, pero es mas fácil encontrar formas de "democracia" en Europa, en donde la religiosidad y el aislamiento hayan logrado mantener alejados de Roma a sus ciudadanos y su desarrollo. La cercanía a Roma envilece o mejor dicho la cercanía a la forma de vida mafiosa. El nivel de educación, libre del yugo ultraconservador católico, es importante para la existencia de alguna forma de Democracia, el asunto es q sin democracia las camaras son instrumento del poder absoluto
Opinión por:

swhelpley

Vie, 02/22/2013 - 11:22
Sera que nos estamos aproximando al Universo que imagino Zamiatin en su distopia Nosotros?
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 02/22/2013 - 22:36
Intentaré leerla. Por otra parte le hacen falta otras grandes distopías, como farenheit 451. Una película que me encantó, por las posibilidades sociales, fue In Time. Dirigida por Andrew Niccol (Gattaca), aunque no tiene que ver con 1984 o Nosotros.
Opinión por:

swhelpley

Vie, 02/22/2013 - 21:13
Yo he leido las tres grandes Distopias, y aunque Nosotros me parece inferior en calidad literaria a Un Mundo feliz o 1984, si me parece que el Universo mas horrible es el que describe: Un lugar de casas de vidrio donde los humanos solo tienen permiso para bajar las cortinas una hora al dia.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 02/22/2013 - 13:46
Vea ud., 1984 se inspiró en muchos aspectos de esa obra. Habrá que leerla, porque si 1984 es una obra maestra, Nosotros debe ser del mismo tenor.
Opinión por:

solesporventanilla

Vie, 02/22/2013 - 08:39
Por eso Judas es Judas. Jamás habría salido con figuritas tan débiles, tan delicadas, como “paraíso de cristal”.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 02/22/2013 - 08:26
1984
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 02/22/2013 - 18:28
"Nada era del individuo a no ser unos cuantos centímetros cúbicos dentro de su cráneo": 1984. La idea, digamos "cuántica", del observador cambiando lo observado, y para ser justos, cuando lo contrario también pasa, algunas veces es cierta, pero comienza a ser menos cierta entre más tiempo se pasa. Al principio, los comportamientos tienden a esconder la verdadera personalidad de las gentes, pero después de cierto tiempo la gente termina mostrándose tal como son...Bueno, aunque hace poco vi un programa que se llama con quién p*tas me casé, donde los esposos, normalmente, durante décadas podían ocultar que eran asesinos o estafadores (aquí cabe la pregunta: ¿Cuál de las dos personalidades definen mejor a ese tipo de personas?).
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 02/22/2013 - 17:41
Lo que me preocupa de todo esto, más que el control, aunque también me preocupa por supuesto, es la inautenticidad en la que estamos cayendo: la paranoia en que caemos cuando pensamos que a toda hora estamos “siendo vistos”, nos lleva a adoptar los comportamientos “regulares” o “normales”, y a dejar de ser nosotros mismos, a vivir en un mundo de mentira. Claro, eso es una forma de control social. Como dijo alguna vez Kundera: “…vivir en la verdad, no mentirse a sí mismo, ni mentir a los demás, sólo es posible en el supuesto de que vivamos sin público. En cuanto hay alguien que observe nuestra actuación, nos adaptamos, queriendo o sin querer, a los ojos que nos miran y nada de lo que hacemos es verdad. Tener público, pensar en público, eso es vivir en la mentira”.
Opinión por:

legolo

Vie, 02/22/2013 - 08:25
Respetando la privacidad a toda persona , creo que si existieran cámaras de vigilancia que detectaran solo los actos malos (fotomultas) de los humanos que afecten y perjudiquen en gran medida al prójimo, no se acabaría el mal ni la corrupción pero si desnudaría las verdaderas intenciones de quienes posan de virtuosos por "amor a la patria" caso los ULTRAURIBISTAS.
Opinión por:

solesporventanilla

Vie, 02/22/2013 - 08:18
No sé si el columnista habrá estudiado derecho, no creo en todo caso, a pesar de que se comporta como alguien que deposita toda la confianza en las aportaciones del derecho a la consolidación de un determinado orden social internacional. Relativicemos esa expresión cultural, y pongámosla entre paréntesis. De pronto así nos libramos de la demagogia para justificar la ley Lleras. Esa ley es antidemocrática, punto. Y es que la información es vital hoy día. En una sociedad tan dinámica, condenar al ciudadano, limitando su acceso a los contenidos de la red, menoscaba no solo el acceso a las oportunidades equitativas, en caso de que eso fuera alguna vez posible; sino que menoscaba, además, la participación política, ¿así que de qué democracia y libertades individuales se habla en esta columna? Déjese de promocionar TLC., y políticos algún día en este medio, por favor.
Opinión por:

solesporventanilla

Vie, 02/22/2013 - 09:00
Así es, paisorro, la disyuntiva es: la propiedad intelectual a cambio del acceso a la información, y por ende, a la participación política. Así que no entiendo su reclamo, paisorro. O mejor, es la disyuntiva propuesta por quienes dirigen. Salvar a la civilización protegiendo a toda costa la propiedad intelectual según se especifica en el TLC. Esa es la postura que el columnista maneja. Lo que me parece curioso es que usted salga a defenderla, cuando no podría competir ni siquiera con los artículos de Granés, ¿qué es lo que ha podido sentir usted, paisorro?
Opinión por:

Gonzalvo

Vie, 02/22/2013 - 08:48
Este delincuente tan sabido, no entendió el fondo del artículo; la disyuntiva es transparencia total , utilizando incluso los adelantos tecnológicos para combatir la corrupción y delitos en general o respeto por la privacidad entendible como derecho individual, así esto implique sacrificios en aras de la corrupción; ser o no ser , esa es la pregunta tinterillo; ya quisiera ver que opinaba cuando su vida privada o derechos intelectuales ( que no los tiene), fueran menoscabados por redes sociales , algún aparato de audio , etc.
Opinión por:

comentandoj

Vie, 02/22/2013 - 07:01
¿De qué le sirve al ciudadano común que haya transparencia total, si la corruptela que nos gobierna es cada día más descarada e inconmovible? Con transparentes en las altas cortes y los entes de control, como los que hay, no se puede esperar más que desfachatez e impunidad
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio