Publicidad
Gustavo Páez Escobar 23 Nov 2012 - 11:00 pm

El perrito vagabundo

Gustavo Páez Escobar

En el video que se divulgó por internet se oyen las voces de cinco soldados del Batallón de Infantería No. 27, con sede en Pitalito, que preparan una operación de tiro al blanco tomando como objetivo a un cachorro que lleva por nombre Largo, y por apodo, Garra.

Por: Gustavo Páez Escobar
  • 215Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-perrito-vagabundo-columna-388791
    http://tinyurl.com/al9vqry
  • 0
insertar

Se sabe por esa conversación que se trata de un perro antiexplosivos, es decir, de un compañero de los soldados en su lucha contra las guerrillas. Por lo tanto, preparado para dar la vida por ellos.

En las imágenes transmitidas por internet y grabadas por uno de los soldados, he distinguido con absoluta precisión dos aspectos escalofriantes: en primer lugar está Largo, con su figura lánguida y su mirada triste y resignada, como presintiendo la desgracia que se avecina, y luego, los cinco soldados, muy bien nutridos, que entre risas, groserías, sarcasmos e increíble sangre fría atan al perro de un árbol y se preparan para su ejecución. ¡Van a matar al amigo que los defiende contra las minas explosivas sembradas en los campos del Huila!

Cuatro de los soldados se identifican como Chilito, Orozco, Castillo y Vargas (se ignora el apellido de quien los dirige). Quizá el apodo de Garra que lleva el perro se lo pusieron ellos mismos interpretando una de las acepciones que da el diccionario a dicho vocablo: “objeto de mala calidad”. Como quien dice, un perro plebeyo, un perro vagabundo, un perro paria, sin categoría ni dolientes. Y que por mala fortuna cayó en manos de estos desalmados que lo llevaron al patíbulo de la ignominia.

Como uno de los reclutas “no pudo hacer polígono” (según se oye en la atroz conversación), el jefe del grupo dispone lo necesario para cumplir el ejercicio, esta vez con un ser viviente, con un mísero can que bien pueden sacrificar en aras de una práctica militar. Lo atan al árbol, lo ponen de frente al verdugo, y suena la orden de disparar…

En la oquedad del monte repercute el tiro fatal, mientras el pobre cachorro lanza un alarido desgarrador, que las bestias humanas celebran entre risas. Ellos se solazan con este espectro de la muerte, que tal vez asimilan a una muerte humana. Esto les produce frenesí. Están en la guerra, y así hay que matar al enemigo, ¿verdad, soldados de la patria? Victoriosos, se abalanzan sobre el animal caído, para comprobar el éxito de la operación. Pero el perro no ha muerto: se estremece en medio del dolor. Uno de ellos lo patea, otro lo asegura por la boca y le detiene la respiración.

Y se oyen –¡otra vez el maldito video!– expresiones tajantes como “está vivo… dele duro… mátelo…” Con el fusil le descargan un golpe brutal en la cabeza, con la fuerza energúmena de los monstruos. Se ven las botas de los soldados que andan presurosos de un lugar para otro, como un testimonio degradante de la milicia y de la propia guerra. Y se intuye el silbido acusador del viento en la montaña perpleja.

Pero Largo –o Garra– vive aún, a pesar de la ferocidad de sus verdugos. Dura vida la de este perrito vagabundo, convertido en héroe, cuya imagen lánguida ha pasado a las páginas de los periódicos, incluso del exterior, como una prueba salvaje de la crueldad del hombre (en este caso, de cinco fiesteros soldados de la patria) contra los animales. Uno de los soldados grabó la escena, y no se sabe por qué motivo fue a dar a las redes de internet.

No es la primera vez que esto sucede en las filas de la Fuerza Pública. Como siempre, se anuncian medidas disciplinarias contra los culpables. Después, todo quedará en silencio.

Hubiera querido no hacer este crudo recuento de los hechos. Sentí el ánimo conturbado al ver en internet este sartal de horrores, y quise comerme mi propia congoja. Luego pensé que como escritor y defensor de los animales no era posible acallar la indignación frente a semejante iniquidad.

[email protected]

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 18
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

18
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Estrellaerrante

Mie, 11/28/2012 - 17:26
Gracias por su escrito y por continuar con la denuncia del infame hecho. Lo que debemos pedir, a quienes nos duele el suufrimiento de los animales, es que estos desalmados soldados sean puestos en evidencia ante todo Colombia, que digan sus nombres y muestren sus fotos. Que el comando del ejército los castigue. Pero a los altos mandos, tampoco les interesa lo que hicieron sus subalternos, porque para la mayoría de los colombianos un perro o cualquier otro animal, no vale nada. Ellos sacaron ese comunicado en la prensa, sólo porque el video se reveló y lo hicieron a guisa de disculpa fría y convencional, pero nosotros sabemos que en el fondo no sienten la necesidad de castigarlos, porque sus jefes seguro que han encubierto muchos otros actos de violencia de sus soldados contra los animales.
Opinión por:

31337

Sab, 11/24/2012 - 19:32
No hay una sola prueba de que el perrito vagabundo vive. Esta villanía no puede serme más triste. El noble animal, mucho más leal y franco que cualquier ser humano es asesinado a sangre fría y agonizó en la soledad y desesperación. Mientras tanto, las alimañas siguen riendo.
Opinión por:

Ringo Starr

Sab, 11/24/2012 - 16:27
A cualquiera se le enfría la tibia cuando se encuentra con un retén militar o policial, no se sabe con que sicópata se podrá encontrar de frente
Opinión por:

suesse

Sab, 11/24/2012 - 15:15
Si la crueldad se limitara a uno, dos grupos dentro de nuestra "sociedad", bien podría uno decir que el problema es localizado. Parcial. Que hay algo que al interior de uno y otro, hay para corregir, rehacer. Penalizar. Reemplazar. Pero cuando la crueldad y la indolencia se ven en el campo, en las "urbes", en los colegios, en el campo laboral, en las "familias", en las relaciones de pareja, entre padres, hijos, abuelos, en las calles, en el transporte público, en las cárceles, en los vecindarios desde el estrato 0 hasta el 6 y 7, en los campos de batalla, en los entrenamientos mismos de esos agentes y/o soldados, en los medios, y cómo se relacionan con sus lectores, oyentes, etc....a qué conclusión podemos llegar? No será que todos, en Locombia, necesitamos desvictimizar y rehacernos?
Opinión por:

digoall

Sab, 11/24/2012 - 10:06
Y eso es lo que vemos, un video, una muerte registrada (dudo totalmente de la sobrevivencia del perro). ¿Cuántas canalladas más suceden sin que sepamos? ¿cuántos animales habrán pasado por lo mismo a manos de los "héroes de la patria"? Maldigo con todo el ánimo de mi corazón a cualquiera que escoja el camino de las armas, sea del bando que sea. No pueden ser buenos seres humanos.
Opinión por:

Ringo Starr

Sab, 11/24/2012 - 16:29
Y cuantas personas habrán tenido ese mismo destino
Opinión por:

samueld

Sab, 11/24/2012 - 09:34
Lo que hicieron estos dizque "soldados" -en realidad sádicos vulgares- es vergonzoso. Lo peor es que seguramente el ejército colombiano no les castigará de ninguna forma y seguirán muchísimo tiempo dañando a otros seres vivos (humanos o animales). Ese video es otra muestra de la podredumbre en medio de la cual se hunde Colombia.
Opinión por:

Tio Chavez MacPato

Sab, 11/24/2012 - 09:31
ni heores ni nada, una partida de enfermos mentales. Sólo siguen el ejemplo de los Vargas Lleras, los Gaviria, los Caballero, los Santos que pasan sus domingos con su diversión sádica y enfermiza de disfrutar mientras apuñalan a un toro hasta la muerte. Esta es nuestra patria,gobernada por personajes sanguinarios que trasmiten ese ejemplo demencial a todas las demás capas de la población.
Opinión por:

Ewar Gordillo

Sab, 11/24/2012 - 09:11
Esto es aberrante, esos soldados de la patria merecen estar en el mismo arbol, amarrados y ser fusilados, Yo estaria dispuesto a matar al primero.
Opinión por:

eradelhielo

Sab, 11/24/2012 - 08:48
No fui capaz de ver el video. Esos que fueron capaces de hacer algo así, son los mismos que asesinan por recompensas y por engañarnos, son los mismos que asesinan familias con niños incluidos, como pasó en San José de Apartadó, son los mismos cuyos jefes y generales salen por televisión a decirnos mentiras, mientras les hacen fiestas a sus asesinos. El ejército, una parranda de sádicos, violadores y ladrones, con muy poquitas excepciones, en el mismo trato que le dan a su personal se les ve lo que son y lo que podemos esperar de ellos.
Opinión por:

Tio Chavez MacPato

Sab, 11/24/2012 - 09:33
si , asi es que empiezan, matando perros y de un momento a otro terminan despareciendo a 3000 mil jovenes a cambio de las recompensas de Juan Manuel Santos y Uribe el paramilitar de civil
Opinión por:

Verano Brisas

Sab, 11/24/2012 - 08:26
"Un casito aislado", según los asesinos mayores. ¡Miserables!
Opinión por:

carecorcho

Sab, 11/24/2012 - 07:06
HEROES DE LA PATRIA. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
Opinión por:

carecorcho

Sab, 11/24/2012 - 07:06
HEROES DE LA PATRIA. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Sab, 11/24/2012 - 06:32
El gen la violencia de los cocombianos está presente. Inatajable.
Opinión por:

gusvaga

Sab, 11/24/2012 - 06:09
Yo creo Don Gustavo que la labor del periodista debe ir un poco mas allá al hecho simple de comentar un acontecimiento de la gravedad como el que usted denuncia y cumplir su cuota semanal de producir una columna de opinión para este medio. Si pensó "que como escritor y defensor de los animales no era posible acallar la indignación frente a semenjante iniquidad" no cree, con todo respeto, que debería enviar un derecho de petición al Comandante del Batallón de Ingeniería No. 27, para que informe que medidas disciplinarias aplicó a los bárbaros delincuentes y remitir copia de esa petición al Sr. Procurador, quien a veces se muestra tan acucioso y responsable.
Opinión por:

karissa

Sab, 11/24/2012 - 05:31
Y, a esos son a los que llaman "héroes de la patria". Ahí el hóroe es el animal vícitma de esos perros... ¡Qué vergüenza con el mundo y sobre todo con los mal llamdos animales. Porque los animales son los militares...!
Opinión por:

Michael Howaldt

Vie, 11/23/2012 - 23:47
Deberían hacerle lo mismo a esos dizque soldados, a ver que sienten
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio