Publicidad
Mauricio García Villegas 9 Nov 2012 - 11:00 pm

El quiebre de la guerra

Mauricio García Villegas

El martes pasado terminó la disputa por la presidencia de los Estados Unidos. Pero creo que más importante que eso, por lo menos para nosotros en Colombia, fue la decisión popular, ese mismo martes, de legalizar el consumo de marihuana en los estados de Washington y Colorado.

Por: Mauricio García Villegas
  • 143Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-quiebre-de-guerra-columna-386274
    http://tinyurl.com/lc2ccpk
  • 0

Ese resultado representa un quiebre importante en la guerra impuesta por los Estados Unidos contra ciertas drogas.

Llevamos 50 años prohibiendo esas sustancias y llevamos los mismos 50 años fracasando en ese propósito. Peor aún, como si no bastara con fracasar durante cinco décadas, hemos creado problemas monumentales de crecimiento de la violencia, la corrupción y la captura del Estado; problemas que nos habríamos ahorrado si dicha prohibición no hubiera existido.

Todo eso lo hemos hecho a ciegas, con los ojos tapados por el velo del dogma conservador de la prohibición.

Nada ha servido contra esta ceguera. No ha valido la abrumadora evidencia de la violencia: se calcula que en México, por ejemplo, han muerto casi cincuenta mil personas por causa de la guerra contra los carteles de la droga. Tampoco han servido las espantosas cifras de deterioro institucional: según datos del Banco Mundial, por ejemplo, en Colombia se pagan sobornos en el 50% de los contratos estatales y el mismo banco estima que el costo de la corrupción en este país es equivalente al 60% de su deuda. Menos aún han valido las escandalosas cifras de las personas encarceladas por causa de las drogas: en Brasil, por ejemplo, son 117.000. Tampoco han servido los alarmantes datos sobre los costos de esta guerra: para seguir con el mismo ejemplo, el Estado brasileño gasta seis veces más por un preso que por un bachiller. Y claro, tampoco ha valido el consenso casi total que existe en la comunidad académica occidental en relación con el fracaso de esta política y con la necesidad de encontrar recetas alternativas a la prohibición.

Nada de eso ha valido. Lo único que se ha logrado en los últimos años es que los políticos hablen menos de su cruzada contra las drogas y que algunos expresidentes se vuelvan razonables (razonables a posteriori) y se declaren contrarios a la prohibición.

La decisión del martes pasado en Washington y en Colorado ha conseguido lo que parecía imposible: poner a tambalear a los prohibicionistas. Esto demuestra, una vez más, que los políticos se mueven por los votos, no por las razones. Pero, claro, todavía falta mucho para lograr la legalización plena y global de la marihuana y más aún para la legalización de las otras drogas. Estamos probablemente hablando de años (medidos no sólo en tiempo, sino también en cifras de violencia, corrupción, etc.), pero tengo la impresión de que ahora sí, por fin, el camino de la liberalización de las drogas (como el del matrimonio gay, también aprobado el martes pasado en algunas partes de los Estados Unidos) es irreversible.

Los desastres causados por esa guerra en países como Colombia y México fueron casi invisibles durante el año que duró la campaña presidencial que terminó el martes pasado. Los muertos de otras guerras, en Afganistán o en Libia, a miles de kilómetros de distancia del territorio gringo, tuvieron más presencia en esos debates que los muertos mejicanos o los desplazados colombianos, tan cerca como están de los Estados Unidos.

Pero los pueblos de Washington y Colorado lograron, sin proponérselo y justo el día de la elección presidencial, que los dramas que viven Colombia y México por causa de esta guerra, ruinosa e inmoral, sean hoy menos invisibles de lo que han sido durante décadas.

  • 0
  • 18
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Polémicas declaraciones del alemán Thomas Müller
  • 'Sacrifiqué mi feminidad'
  • La nueva era del cine y la televisión

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
18
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Sab, 11/10/2012 - 16:59
Desconoce la historia de la prohibición. En Colombia no empezó hace 50 años; la marihuana se prohibió en 1939. Los opiáceos y la cocaína se prohibieron en 1912 en la Convención de La Haya y Colombia la aplicó después como país miembro de la Sociedad de Naciones. El país más interesado en la prohibición de los opiáceos a comienzos del siglo XX fue China. La prohibición de la coca en el Perú fue iniciativa de las élites y los médicos peruanos (ver Joseph Gagliano) Y acaba de salir un libro, "Home Grown. Marijuana and the Origins of Mexico's War on Drugs", que muestra que el prohibicionismo mexicano se dió desde mucho antes que los gringos supiesen que la cannabis servía para fumarla, además de hacer cordeles. El sonsonete de los colombianos como víctimas es simplista y desinformado.
Opinión por:

el palabrista

Sab, 11/10/2012 - 15:36
Estimado Gonzalvo. El analista habla de la muertes generadas por la represión, creo yo, al menos por dos motivos: el primero es que son muchísimas más, y el segundo es que son más violentas y muchísmo más injustas, pues el adicto al menos tiene una segunda oportunidad, ( si se quiere regenerar), y el adicto al menos tuvo una mínima oportunidad de elegir, el polícia, que nunca se metió ni un cigarro y que murió masacrado por Escobar, por ejemplo, ni tuvo segunda oportunidad, y vió su vida truncada y la de su familia (el vacío de esa muerte jamás se llena, ni siquiera elevándolo a la categoriá de héroe) cumpliendo un deber, lamentablemente fallido, pues su valerosa acción no impidió que el que se quiera drogar lo haga, pero en cambio su vida será irrecuperable.
Opinión por:

AliFerzat

Sab, 11/10/2012 - 12:54
Ilusos los colombianos que esperan la paz como una consecuencia de un acuerdo con la guerrilla. Aunque la terminacion del conflicto armado podra ser un paso en la disminucion de la violencia, la paz nos sera esquiva si no elimiminamos los niveles de corrupcion, la desigualdad social, y no solucionamos el problema de las drogas a traves de la unica salida: su legalizacion.
Opinión por:

JDNA

Sab, 11/10/2012 - 11:26
Completamente cierto, pero los narcos siempre van un paso adelante, miren nada más el ejemplo de alias don Varito, quien ahora está metido en el negocio de los porcinos y la palma africana. Hasta que los gobernantes del mundo no entiendan que es dejando de hacer rentable el negocio para los narcos, no se implementarán las medidas necesarias para acabar con esa maldición de las drogas.
Opinión por:

Gonzalvo

Sab, 11/10/2012 - 10:02
El columnista no escribe sino de las muertes violentas causada por la represión a la distribución y al consumo, pero no dice nada de los miles de muertos y proyectos de vida y familia destrozados por la adicción a las drogas que suscita este comercio ilícito y que su legalizaciópn como ocurre con el alcohol y el cigarrillo ,no acabará ni con la adicción , ni con la rentabilidad del negocio, como ocurre con los dos casos que menciono.
Opinión por:

feristohijo

Sab, 11/10/2012 - 18:11
Mr. Gonzalvo, lo que Ud. describe es solo 2 casos mas que se le pueden endilgar al negocio del narcotrafico y tiene razon, nada va a acabar con el negocio y la adiccion...pero si puede minimizar en porcentaje alto, los horrores que causa y multiplica el prohibisionismo.
Opinión por:

Falimemen

Sab, 11/10/2012 - 12:15
Pero no propones nada nuevo, el tabaco en algún momento fue ilegal y hoy es consumido por algunas personas, el hecho de la legalización, impone normas para que esta sea sostenible socialmente, centros de salud y control de drogas, cobranza de impuestos que generan recursos para el tratamiento adecuado que necesite una persona adicta, cobranza de impuestos para labores sociales, flexibilidad de conciencia ante el consumo de drogas, educación de conciencia hacia un consumo de drogas, es decir la legalización nos ofrece todo lo que nunca nos dará la prohibición, una distribución del dinero a beneficio de todos y no de unos pocos sangrones, cada quien elige si fuma, si toma, si es abstemio, es ridículo pensar que el mundo se va a volver adicto a las drogas, nunca ha pasado y no pasará.
Opinión por:

manamuisca

Sab, 11/10/2012 - 09:48
entre la P R y la PE ya es hora que la pohibición sea la íunica herramienta pedagógica para fjar límites y oredenes para la convivencia social,la sociedad requiere rescatar mecanismos de control socialy de actores preventivos que sean factores protectores de la niñez, la juventud y de la familia así como de las redes comunitarias y sociales que bajo criterios del respeto a la intimidad, no se escandalice por la diversidad y se encargue de erradicar todo tipo de vciolencias para fortalecerla democracia con sentido de justicia, claro ello significa reconvertir todos aquellos succionadres de la renta que dejan las guerras y la represion , a quellos mercenarios y traficantes de todo tipo; implica resignificar y valorar las profesiones de los maestros , del clero, delos médicos y vigilantes.
Opinión por:

pelanga

Sab, 11/10/2012 - 12:31
al final no dices por qué debe ser prohibido? porque los jibaros del chorro de quevedo tienen un largo brazo que les alcanza para tirar granadas en fincas de tomate de árbol? o porque nunca van a contratar una cooperativa de cultivadores de cannabis para hacer mecedoras?
Opinión por:

Ewar Gordillo

Sab, 11/10/2012 - 09:41
Los colombiamos deberiamos de levantar la prohibicion sobre las drogas antes de que USA comience a exportarlas. Ya se sabia que Philips Morris habia adquirido en Colorado la mayoria de las grandes bodegas para impulsar los cultivos a gran escala.
Opinión por:

juamel

Sab, 11/10/2012 - 08:56
Y no solo la prohibición trajo esos males y más a los estados ... hasta el suscrito la prohibición lo indujo a probar ... que es otro mal ...
Opinión por:

paisacoraje

Sab, 11/10/2012 - 07:56
A algunos sectores del establecimiento, tan mafiosos o más que los mismos narcotraficantes, los tiene sin cuidado los muertos. A ellos sólo les importa la lana.
Opinión por:

leftright

Sab, 11/10/2012 - 07:54
como si la guerra contra las drogas duras. fuese contra las drogas blandas.?
Opinión por:

JDNA

Sab, 11/10/2012 - 11:32
???? Y es que acaso hay alguna diferencia para el caso de tener que legalizarlas?... desde su omnisapiencia, cuáles cree ud. que deberían legalizarse? las llamadas "blandas", o las llamadas: "duras"? No creo que exista una verdadera diferencia, pues el verdadero daño ocurre cuando carteles mafiosos controlan la producción, transporte y distribución, obteniendo enormes ganancias y generando corrupción, miseria y guerra. Si las drogas se legalizaran, y fueran controladas por los Estados, pasaría (a largo plazo) lo mismo que ha pasado con el tabaco, el cual tiene cada día menos consumidores (medidos en tasa).
Opinión por:

Sergio Calle Noreña

Sab, 11/10/2012 - 05:02
Mauricio, un comentariocontundente y bien substanciado. Históricamente, a la caida del muro de Berlín, Gaviria baticinó el desmoronamiento de las FARC, como una más de de las guerrillas de izquierda que se deshicieron sin el padrinazgo soviético. En nuestro caso, la prohibición de la producción y tráfico de drogas les permitió a las FARC crecer y consolidarse. En la Cumbre de Cartagena, Colombia situó la opción de la despenalización en el ámbito americaco. Las consutas en los EEUU, generan un primer precedente de legalización, en tierra amricana. Hay que proseguir pues el esfuerzo por la despenalización, en momentos en que quizas tenga importante repercució frente al proceso de paz..
Opinión por:

Gildán Brunesky

Sab, 11/10/2012 - 08:17
De cuál América está hablando?
Opinión por:

fmt

Sab, 11/10/2012 - 03:56
Como dicen hoy en EEUU "Yes We Can-nabis". Cuando entenderemos que la "Monroe Doctrine" es la que se aplica para los paises de AL?
Opinión por:

Sergio Calle Noreña

Sab, 11/10/2012 - 03:24
Mauricio muy oportuno y contundente tu comentario, gracias. En el terreno ya abonado de nuestro debate para la despenalización de la droga, la pasada Cumbre de Cartagena estableció una base de análisis y la situó en el ámbito continental. La consulta de Washington y Colorado aporta agua al molino, pero ya éste está generando opinión. Además, como proceso histórico, sin la prohibición del consumo de drogas, las FARC se habrían desintegrado a caida del muro de Berlín, como le ocurrió a casi todas las guerrillas de izquierda del mundo, y como lo pronosticó Gaviria en su momento, pero se equivocó al no considerar la penalización del consumo y tráfico de la droga, que aun alimenta las FARC. Hay que proseguir pues la lucha contra la despenalización, quizas así hay mas esperanzas para la paz.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio