Publicidad
Augusto Trujillo Muñoz 18 Jul 2013 - 11:00 pm

El quinto poder (I)

Augusto Trujillo Muñoz

En general los colombianos desatienden la importancia de la conexión entre sociedad e instituciones cuyo secreto está, precisamente, en la democracia de participación.

Por: Augusto Trujillo Muñoz
  • 55Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-quinto-poder-i-columna-434641
    http://tinyurl.com/l5pyfev
  • 0
insertar

Durante el siglo xx se produjeron grandes cambios desde el punto de vista institucional. Para empezar, se deterioró el control político hasta límites dramáticos. A cargo de la rama legislativa, aceptada como la primera del poder público, el ejercicio del control colapsó cuando los gobiernos –es decir, el segundo poder- terminaron controlándose a sí mismos a través de sus propias mayorías parlamentarias.

Surgió entonces el control judicial a cargo, como su nombre lo indica, del tercer poder. La importancia de su ejercicio se catapultó con la conversión de la constitución en norma jurídica y la aparición de los principios como categoría vinculante en el mundo del derecho. Sin embargo los tribunales constitucionales comenzaron a arrogarse poderes en forma discrecional, particularmente a partir de la tesis que sostiene la existencia de límites materiales implícitos en las constituciones, los cuales impiden su modificación. Esto dio origen a la escuela norteamericana del constitucionalismo popular, para cuyos voceros los jueces terminaron capturando el derecho.

Por todo eso surgió la idea del cuarto poder. Fue una iniciativa de la sociedad civil para controlar el proceso de oligarquización de las democracias y el poder desbordado de las mayorías, cuyo resultado fue el macartismo de izquierda y de derecha que se convirtió en razón superior de los fascismos y los comunismos. También había poderes fácticos: el poder militar, el poder económico, el poder sindical, el poder de las corporaciones.

En el cuarto poder también surgieron problemas: el cuarto poder se convirtió en parte del Poder. Hay, ciertamente, periodistas independientes, pero ello no oculta el vínculo entre los medios de comunicación y algunos de los poderes fácticos. En esas condiciones la agenda pública termina capturada por los medios y la democracia deja de ser abierta y ciudadana para volverse mediática. 

Hace falta, entonces, el quinto poder. Un poder ciudadano que no esté condicionado por intereses distintos a los suyos. Un poder que los ciudadanos pueden ejercer eficazmente tanto en el espacio de los flujos como en el espacio de los lugares. En éste caso rescatando la importancia de la comunidad local, para que el ciudadano se sienta identificado con unas instituciones de proximidad, y en aquel a través de las redes sociales que son un medio de expresión igualitario.

El siglo xxi descubrió las sociedades plurales pero no ha podido integrarlas. Más bien observa su fragmentación, como corolario del pluralismo. El ejercicio del poder ciudadano estaría en condiciones de tramitar los múltiples intereses de la sociedad con armonía, en medio de la diversidad, y de construir acuerdos básicos en medio de las diferencias. Esa es la participación. El país debe recuperar esos propósitos, refundidos en un escenario de confortaciones, y estimulados desde las cúpulas de los cuatro poderes. El quinto poder –es decir, el ciudadano- sería un contrapoder democrático.

*Ex senador, profesor universitario, [email protected] 

  • Augusto Trujillo Muñoz* | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 12
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

12
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

rumbelio

Vie, 07/19/2013 - 21:18
con medios de comunicacion como caracol,rcn.citi tv. etc etc. que solo dicen lo que le conviene a los dueños estaremos siempre en la olla. mientras en catatumbo una periodista un mayor de la policia y policias del escuadron esmad maltratan a una periodista que es una mujer y le quitan las camaras celulares y la golpean. estos periodistas de los medios anteriormente relacionados callan entonces sera que eso es ser periodista callar la notica del maltrato de la policia hacia una indefensa mujer que el unico delito que estaba cometiendo era realizando su trabajo para informar lo que la mayoria de los medios callan la verdadera magnitud de lo que son las marchas y protestas del catatumbo.
Opinión por:

manamuisca

Vie, 07/19/2013 - 08:58
Dentro del plan decenal promovido por la alianza para el progreso y por el impulso de los cuerpos de paz y plan de padrinos se impulsaron las juntas de acción comunal , que treinta años después facilitaran las juntas administradoras locales , igualmente las asociaciones de padres de familia que a la alarga se convirtieron en instrumentos de cofinanciación y ruedas de engranaje de la politiquería.otro poder alternativo son los sindicatos y las cooperativas sin embargo ambas instituciones están reducidas a la conflictos discipllinarios y soluciones económicas inmediatas.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 07/19/2013 - 08:42
Profesor...¡salve usted a la Republiqueta! O preste el hacha para talar la burocracia inoficiosa que no deja ver el camino del progreso. ¡Currutá, currutá, currutá! Se le aplaude la investigación consitucional de las estructuras, profe.
Opinión por:

morenoelesceptico

Vie, 07/19/2013 - 06:35
Las minorías de los Grupos de presión no se convirtieron en el quinto poder sino en el único. Cualquier Teodora o cualquier profesor de ruso, respaldados por un sindicato, una Junta Comunal cobra rescates, unos pocos encapuchados, o cualquiera que se diga defensor del medio ambiente, puede impunemente asesinar, apalear a los policías o mercadear secuestrados.
Opinión por:

rumbelio

Vie, 07/19/2013 - 21:21
por hijos de puta como ud es que este pais esta como esta. si ud le gusta que le den bolillo a la mayoria de pobres de colombia no. todavia se cree que esta en la epoca de la esclavitud despierte joven. que si reclaman es con razon pedazo de mierda.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 07/19/2013 - 05:50
No esperes nunca nada bueno del gobierno central, departamental, o municipal, que lo que ha de venir vendrá por la gracia de tu esfuerzo personal. Lo demás, son maricadas y huevonadas para mamar gallo, o en el caso contrario, para alimentar a los curas y pastores culiones que no participan en el producto interno, pero si comen a lo bien sabroso por la gracia de dios. Pensad en silencio, mirad lo que hace el trabajador, observad bien a los menores, que de ellos es el futuro incierto, lo que pasa es que no les cuidamos y enseñamos como lo mandan los cánones de la humildad en humanidad compartida...bueno, fijen la atención en lo que más les agrada, que a fin de cuentas lo importante es estar en la jugada.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 07/19/2013 - 05:40
Cuando el campesino no tiene na, ni esperanza ni na, se la juega, más que sea combatiendo con su enemigo que alimenta con el sudor de su frente, sea el tonto policial que agrede violentamente a los suyos en suerte desporrondigada. Lapidario. Aquí yace, quien en vida no tuvo más oportunidad que morir sin tan siquiera decir, esta tierra es mía.
Opinión por:

Alfredo O

Vie, 07/19/2013 - 05:36
La clase política entronizada en todos los poderes, corrompió al conjunto de la sociedad, y su mayor expresión es la corrupción generalizada, luego de 200 años de dominio por parte de una pocas familias. La fraude y la trampa, el robo y el saqueo, los asesinatos y las masacres, el silencio, la mentira y la impunidad se convirtieron en la tenaza del poder. No sólo del "alto" poder político, también en la educación superior. La Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira, publicó los libros "Agroecología" (2002) y "Agricultura y ambiente" (2003), los dos denunciados por plagio múltiple, con todas las pruebas, irrefutables. A pesar de ello, sus autores, docentes y directivos universitarios gozan de impunidad y silencio institucional y social. El poder del delito. Visite www.plagiosos.org
Opinión por:

Boyancio

Vie, 07/19/2013 - 05:33
A decir verdad: este man se acerca un poco a la intransigencia adversa. Hablando en términos de la actualiad compartida, o dividida en pequeños grupos: unos por allá, y otros por acá. Pero viejo man, si nos hay igualdad de oportunidades, el voto se debe vender a buen precio, y al mejor postor...¡¡¡ayyyy!!!
Opinión por:

eradelhielo

Vie, 07/19/2013 - 04:48
Este artículo que publica la revista Finero sobre el caso de los mineros sobre su desprotección y iesgos está muy interesante y muy diciente por lo que ellos están luchando, se titula: "¿Quién se pone en los zapatos de los mineros?" http://www.dinero.com/actualidad/nacion/articulo/quien-pone-zapatos-mineros/179967
Opinión por:

eradelhielo

Vie, 07/19/2013 - 04:49
Corrección revista Dinero
Opinión por:

eradelhielo

Vie, 07/19/2013 - 03:42
Excelente columna. Ya la gente está llegando al límite después de aguantar por años y años mentiras y falsas promesas, ya le perdieron el miedo hasta la muerte, los campesinos del Catatumbo por ejemplo vivieron en carne propia el horror de las torturas y el despojo de tierras de la manera más cruel y despiadada, después de experimentar un gobierno psicópata y sádico como el de uribe, los campesinos están curados de espantos, que no venga santos el ministro de defensa de ese gobierno con las mismas clasificaciones y estupideces ya ellos están decididos a conseguir sus derechos por tanto tiempo aplazados a como dé lugar y tienen razón porque si no es así de ninguna manera los conseguirán, gobiernos corruptos y mentirosos como el anterior y el actual no entienden de razones.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio