Por: Harry Sasson

Por el respeto

La calidad de los ingredientes es fundamental para obtener un resultado óptimo.

Ustedes, estimados lectores, que con tanto juicio siguen esta columna, saben que uno de los puntos en los que más insisto es en la calidad de los ingredientes que utilicemos para cocinar.

Tengo una regla inviolable frente a los fogones: si empiezas con un buen producto, lo más seguro es que termines con un buen plato. Incluso existen recetas de increíble sencillez cuyo resultado final, si se preparan con los mejores ingredientes disponibles, es fantástico.

Por ejemplo esta que les propongo, y que no es más que una tostada de pan cubierta con hongos y cangrejo, inspirada en la que mi madre le preparaba a mi papá en ocasiones especiales.

El secreto es que aquí utilizaremos un buen pan fresco de costra crocante, como un campesino o un toscano, unos lindos hongos portobello grandes y frescos, carne de cangrejo azul procesada por la compañía Proalmar de Cartagena y un chorrito de jerez para dar sabor. Con estos pocos ingredientes ya tendrán un magnífico bocado como entrada o como un almuerzo ligero. No lo olviden: la cocina no es más que la calidad de los ingredientes y el respeto que mostramos al transformarlos.

Tostada de cangrejo y hongos al jerez

Ingredientes

Tostada de cangrejo y hongos al jerez

4 tostadas de buen pan (integral, toscano, campesino)

3 cucharaditas de mantequilla

2 hongos portobello grandes cortados en cuadros

1 diente de ajo picado

Ramitas de tomillo

1/2 trago de jerez

4 cucharadas de crema de leche

300 gramos de carne de cangrejo

2 cucharadas de buen queso parmesano rallado

Sal y pimienta

Preparación

Unte las tostadas con mantequilla por un lado (reserve dos cucharaditas) y dórelas en una sartén a temperatura. Reserve. Funda el resto de la mantequilla y saltee el ajo hasta que empiece a transparentar. Agregue los hongos y cuando comiencen a sudar añada el tomillo. Deje que tomen color, integre la carne de cangrejo y el jerez, deje reducir un poco y agregue la crema de leche. Reduzca un poco más y revuelva con el parmesano. Rectifique la sazón con sal y pimienta. Bañe las tostadas y sirva inmediatamente.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson