Publicidad
Cristo García Tapia 17 Abr 2013 - 11:00 pm

El rumbo incierto de Cartagena

Cristo García Tapia

Que el destino de Cartagena, su rumbo y metas, dependan de la muerte o la recuperación de su relevado alcalde, en grave estado de salud, resulta grotesco.

Por: Cristo García Tapia
  • 42Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-rumbo-incierto-de-cartagena-columna-416485
    http://tinyurl.com/loauwtm
  • 0

Y dice, hasta la indignación, de la precariedad de los liderazgos y compromisos de los cartageneros que se proclaman y son ungidos en distintos escenarios de la vida ciudadana, díganse políticos, administrativos, sociales, gubernativos, para velar por los más nobles intereses de su ciudad.

Pero igual dice y manifiesta, en el mismo o mayor grado de precariedad cívica, del ciudadano cartagenero, hombre y mujer, que admite, tolera y reproduce, cada vez con mayor consentimiento, cuanto aquellos proponen, ejecutan y consolidan como modelo de ciudad.

Que valga decirlo, no es ninguno, pues hace muchos años que Cartagena dejo de tener uno. O, cuando menos, de echar a andar la ciudad bajo el patronato de aquel protocolo conocido como Plan de Desarrollo.

O algo que trasunte un rumbo, una organización y coordenadas para administrarla con eficiencia y probidad, gobernarla con autoridad y decoro y promover su crecimiento y desarrollo, de forma que sus necesidades humanas, físicas, de planeación, den en el mejoramiento de la convivencia, calidad de vida, servicios, movilidad, entre otras variables que una ciudad de su rango, categoría y oferta turística y empresarial, demanda.

Para ese emprendimiento, huelga repetirlo, no asoma en los cartageneros voluntad alguna. Y quienes la invocan, apenas si lo hacen movidos por un particular y puntual interés, cuyos resultados tienen de antemano beneficiario oneroso, tanto en lo político como en lo económico e institucional.

Y con cargo a Cartagena, a sus arcas, salud, educación, movilidad y seguridad, que vuelve a ser la damnificada de tan reiterada como reprochable conducta. E irresponsable actitud de unos dirigentes convertidos a la carrera en alcaldes por obra y gracia de poderosas y siniestras alianzas, dineros mafiosos, corrupción y clientelismo en gran escala.

Algo a punto de repetirse, pues sobre el cuerpo lastimado pero vivo aun de Campo Elías, ya vuelan en círculo y cada vez más bajo los buitres carroñeros que harán de Cartagena, otra vez, apetecida y deleitosa mortecina.

En tanto Cartagena sigue al garete después de lustros de malas administraciones, dos años bastan y alcanzan a los filibusteros de la politiquería para resarcirse de la demora en recuperar cualquiera inversión que hayan podido ver expuesta por la prolongada interinidad, encargos, reintegro, suspensión, renuncia, devenida en Cartagena con sus agentes.

Que es cuanto a ellos importa y cuanto aguanta impávida la abrumadora mayoría de cartageneros y cartageneras que ya se aprestan, no a revocarlos como debiera ser, sino a ratificarlos y prorrogarlos sin término en el poder local.

No importa que Cartagena, su amada de la boca para fuera Cartagena, se vaya a pique.

*Poeta / @CristoGarciaTap / elversionista@yahoo.es

  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Un chat con... Jul 22 - 12:13 am

    El chico malo

    El chico malo
  • Publican dos nuevas fotos oficiales del príncipe Jorge
  • Camilo Álvarez inicia un nuevo ciclo en las pasarelas de Colombiamoda 2014

Lo más compartido

6
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

juanpueblovallenato

Jue, 04/18/2013 - 16:40
Cuánto deberá dolerle a los cartageneros de bien y defensores de su patrimonio inmaterial y necesidades reales... confrontar las palabras de una de sus máximas lumbreras intelectuales, dolido y con lacerante exposición de las lacras que la politiquería del Corralito, -al igual que una docena de vergonzantes regionales que no resistirían medirlas con tal rasero cristogarciano-, y su clase gobernante a perpetuidad, ya fustigada hasta el delirio por el sublime Tuerto López. Como el retrato de Dorian Gray mi memoria me retrotrae cuando colaboraba en el Universal, patrocinado por AlPernet, ¡oh manes! a tales calendas enque se fustigaba la agazapada corruptela y rastracuerismo politiquero; Que sean espantados los vencejos. ciudad amurallada; ¡Bon Sort!
Opinión por:

carisma

Jue, 04/18/2013 - 12:56
Los negritos de Cartagena no tienen un futuro diferente al de todos los africanos: ser pobres por ser ignorantes. Sin futuro!
Opinión por:

karlitosopina

Jue, 04/18/2013 - 11:40
Cartagena es una mezcla de 10% Rio, 10% sur de España y 80% del Congo
Opinión por:

karlitosopina

Jue, 04/18/2013 - 15:07
Corrijo...1% Rio, 1% Sur de España y 98% de Malawi
Opinión por:

Amonoi

Jue, 04/18/2013 - 09:53
Cartagena no tiene un futuro incierto, su destino ya está marcado. Una élite perversa y corrupta que tiene en sus manos tanto los jugosos negocios particulares (legales e ilegales) como las rentas estatales, una minúscula clase media que trata de sobrevivir con parcos ingresos en medio de infinidad de "inversionistas" que ponen los precios por las nubes y una gigantesca masa de pueblo empobrecido que no encuentra la forma de dar los "tres golpes" diarios.
Opinión por:

karissa

Jue, 04/18/2013 - 09:34
Se vaya a pique... ¿Más? A Cartagena ya se la comieron los termes...
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio