Publicidad
Reinaldo Spitaletta 4 Mar 2013 - 11:00 pm

Sombrero de mago

El triste café colombiano

Reinaldo Spitaletta

El hombre de 77 años, de sombrero y cara triste, recuerda cómo acabaron con cosas de las cuales los cafeteros hacían parte, como la Flota Mercante, Aces, Avianca (el vieinticinco por ciento), las reservas cafeteras.

Por: Reinaldo Spitaletta
  • 18Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-triste-cafe-colombiano-columna-408236
    http://tinyurl.com/bwxfcej
  • 0
insertar

Y al decir que la respuesta del gobierno ante la crisis de la caficultura es “acribillarnos en una lucha desigual”, arguye que están cansados de trabajar como bueyes.

El cafetero, del cual el video no revela el nombre (http://www.youtube.com/watch?v=jJ2XVZw0CLU), advierte que tienen que protestar en el multitudinario para cafetero contra un “gobierno oligarca, un gobierno atarbán” que aprovecha “nuestra debilidad porque no tenemos armas en la mano”. Y luego llora al recordar que los cafeteros le han dado riqueza al país durante ochenta años y se indigna con la represión que ha emprendido el gobierno de Santos contra los cerca de cien mil manifestantes que en once departamentos han salido a demostrar su descontento por las miserias del gremio.

La historia republicana de Colombia está ligada al cultivo de café, lo mismo que la de su industria, la de su agricultura. Los trabajos y los días del café fundaron pueblos, crearon imaginarios y paisajes, forjaron ciertas arquitecturas (como las de las haciendas cafeteras) y fueron el modo de vida de millones de personas en las zonas dedicadas a las faenas del cultivo del grano.

Y después de algunos tiempos (viejos tiempos) de alegrías cafeteras, hoy el panorama de los caficultores es de hambre y desolación, de desempleo y desesperanza. Y, claro, de rabia e inconformismo con las políticas oficiales que los han vuelto miserables. Trabajan a pérdida. Siguiendo las consignas neoliberales del Consenso de Washington, el gobierno privilegió las “locomotoras” mineras y energéticas, a las que se les destina más del cuarenta y dos por ciento de los presupuestos públicos y privados, al tiempo que la agricultura obtiene un dos por ciento.

Asimismo, la revaluación, tal como lo han señalado estudiosos del tema, les quita a los caficultores el cuarenta por ciento del precio de venta del café en dólares. Y como si esto fuera poco, la misma revaluación afecta la industria y el agro nacionales. Los caficultores, en ruina, decidieron no soportar más los desafueros y desde el 25 de febrero están en paro cívico por los bajos precios del grano, y para exigir una restructuración de la Federación Nacional de Cafeteros y del Fondo Nacional del Café.

El sufrimiento es el factor común en las 560 mil familias cafeteras colombianas, en las que además no hay grandes terratenientes ni magnates. El noventa y cinco por ciento de los cafetales es de menos de cinco hectáreas, y el ochenta y ocho por ciento, menor de dos hectáreas. Los caficultores, hoy, venden la carga de café a 530 mil pesos cuando los costos de la misma superan los 650 mil pesos. Mejor dicho, de nada les vale trabajar como bueyes, porque muchos factores y variables de la producción están en su contra.

Las cosechas han caído, y desde los tiempos de la ruptura del Pacto del Café, en 1989, la caficultura colombiana se ha venido a pique. A lo que hay que agregar los efectos de los tratados de libre comercio y que, mientras en Colombia se retrocede en el cultivo, Brasil y Vietnam, por ejemplo, avanzan. Las justas peticiones de los caficultores son elementales (sobre deudas, insumos, créditos, control a importaciones y alza remunerativa del precio interno), pero la posición del presidente y su ministro de Agricultura, de implacable arrogancia, no abre caminos a una solución del problema.

Más bien, ante la protesta de campesinos, indígenas, empresarios, el gobierno ha contestado con represión. La crisis cafetera hay que inscribirla en una crisis nacional del empleo, de la desindustrialización del país, de abrirles las puertas a las transnacionales a la vez que se desestimula la producción nacional. Los caficultores son gentes que han aportado a la economía y a la cultura, de unos 600 municipios colombianos. Pero la ineptitud del Estado los tiene en la física olla.
El cafetero del principio, el que hoy está sorbiendo el café más amargo de su existencia, afirma que así, con tantas miserias, no pueden vivir en el campo y entonces tendrán que irse a los pueblos a construir tugurios. ¿Qué dicen señores Santos y Restrepo?

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 17
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • GoVa Oct 31 - 9:19 pm

    La instantánea

    La instantánea
  • Halloween canino en el mundo
  • Fortaleza se juega ante Nacional su permanencia en la primera división

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
17
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Bojman

Mar, 03/05/2013 - 15:15
Me ecantan sus escritos pero esta vez estuvo algo flojo. Parte de la crisis del café no es solo el modelo económico (el carretazo de echémosle la culpa a la "oligarquia", palabra tipica mamerta) sino también a la soberbia del gremio cafetero que se comió el cuento de que siempre tendríamos el "mejor cafe del mundo" y que por ese hecho no habia que innovar y los compradores pagarían lo que se nos diera la real gana. Actualmente hay cafés de mejor calidad (tristemente) en Vietnam, Costa Rica y aun en tierras gringas y aca seguimos con el cuentico de la finquita cafeterita que seria muy bonito si el consumo fuese interno, pero como es para exportar pues, las condiciones del mercado son las que se imponen asi no nos guste.
Opinión por:

Ar mareo

Mar, 03/05/2013 - 14:17
No mas sentimentalismos y golpes de pecho. Como al paciente con cancer terminal, es hora q alguien le cuente la verdad a los cafeteros de un negocio q solo beneficia a una minoria con fincas grandes y empleados de la federacion.
Opinión por:

Ar mareo

Mar, 03/05/2013 - 14:14
La tragedia es q ese negocio solo produce probreza pero nadie se ha atrevido a contarles la verdad a los finqueros. Quien es tan ingenuo de creer q con menos de 5ha se puede tener una vida digna en pleno siglo 21? Bajo condiciones ideales (incluyendo clima, recursos financieros y tecnologia), 5ha solo producen nivel de vida de salario minimo.
Opinión por:

otrosi

Mar, 03/05/2013 - 13:36
A la poca gente colombiana honesta y trabajadora se la deja completamente desamparada. Se debe respaldar a todos los campesinos colombianos que nos permiten viajar por nuestro país de manera tranquila y orgullosa. A los pícaros que roban las tierras para el mal uso se les escucha y se les dan prevendas no merecidas.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 03/05/2013 - 12:39
JAMÁS EN TODA LA HISTORIA DE COLOMBIA SE HABÍAN LEVANTADO EN REBELIÓN PACÍFICA MÁS DE 1OO.OOO CAMPESINOS DEL CAFE Y DEL CACAO CONTRA UNOS TLC QUE LOS ARRUINA a éllos que son la no despreciable cifra de más de 6 millones de familias del agro que están sufriendo en carne propia lo que es el modelo neoliberal que nos trae millones de toneladas de alimentos y demás mercancías. Estamos viviendo la peor crisis económica del país, en un momento en que el resto del pais descubrió también que la letal reforma tributaria NO fue para hacer llorar a los RICOS, PERO DE ALEGRÍA PUES A LAS MULTINACIONALES Y SU CAPITAL FINANCIERO LES QUITARON 9 MILLONES DE IMPUESTOS y se los clavaron a los de abajo, a los trabajadores y clase media. La crisis que viene madurando desde la Carta del 91 YA ESTÁ REVENTANDO.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 03/05/2013 - 12:32
LO DEL JUSTO PARO CAFETERO ES LA CHISPA QUE INCENDIA TODA LA PRADERA, similar a lo que llevó a Manuela Beltran romper el edicto de nuevos tributos impuesto por los conolizadores españoles. Pero diferente pues los seis millones de familias de agricultores están convenciéndose cada día de que estamos en una dictadura a favor del capital extranjero y su locomotora minera, que igual que ayer en la colonia, pero peor, NO ES TAN SÓLO EL ORO, SINO EL PETRÓLEO Y CARBÓN LO QUE NOS ROBAN, destruyendo toda el medio ambiente y dejándonos más desplazados en las zonas cafeteras. TODOS A VOTAR EN EL 2014 CONTRA URIBE III Y SUS TLC Y SUS LOCOMOTORAS, que sean con éstos paros que acabe de enseñar que el gobierno y toda su unidad nacional lo que están es defendiendo el 1% de los banqueros y su capital.
Opinión por:

ovejanegra

Mar, 03/05/2013 - 11:17
Habrá que crear un gran movimiento social de carácter nacional para exigir que quienes han arruinado los sectores económicos colombianos y condenado a miles de familias a la pobreza, el despojo y la errancia, paguen por sus crímenes. Cómo es posible que los "sabios" del gobierno hayan tolerado y propiciado la ruina de la economía cafetera, conjuntamente con los peces gordos que han manejado las agremiaciones del sector??? Merecen la cárcel y mucho más! El café colombiano es como oro en polvo en el mercado mundial, pero la negligencia de quienes manjean el país y su voracidad, han acabado con un sector que propició realmente el desarrollo de la economía campesina. Deberían estar en la cárcel todos estos Cárdenas y Compañía!!!
Opinión por:

unomas_conelminimo

Mar, 03/05/2013 - 10:39
Los verdaderos terroristas estoy más que seguro se visten de cachaco.
Opinión por:

emalgenio.com

Mar, 03/05/2013 - 09:06
Recomiendo el video y cuando lo vean diganme mentiroso si no se les aguan los ojos viendo la impotencia de este anciano que tiene la desgracia de ser caficultor.
Opinión por:

rabil

Mar, 03/05/2013 - 07:35
Esta violencia, ejercida desde el gobierno y los grupos privilegiados (menos del 1% de la población), forma parte del 80 o 90% de la violencia total: violencia antigua que obliga a los cafeteros a protestar de manera contundente y que el gobierno responde con más violencia. No queda otro remedio que actuar en las próximas elecciones: si los candidatos son los mismos, votemos en blanco hasta que las listas se depuren y podamos ver en el Congreso, Asambleas, Consejos, Presidencia, Gobernaciones y Alcaldías a verdaderos líderes que nos representen con transparencia y compromiso de servir a los intereses de la mayoría. Ya está bueno, no más corruptos, mediocres e ignorantes.Menos oportunistas como Uribe y sus huestes, ayer tiranos y verdugos y hoy revolucionarios de ocasión.
Opinión por:

luis eduardo garces orozco

Mar, 03/05/2013 - 07:34
Preguntele a los ricos nacionales y transnacionale y ellos le diran que los gobiernos de determinados paises como el nuestro son de los mas capaces y efectivos, pues desempenhan su papel de capataces del imperio depredador a la perfeccion, que para eso fue que los montaron ahi. De tal manera que no es que sean incapaces, lo que pasa es que sirven a inttereses distintos a los del pueblo. Otra cosa no se puede esperar de ellos, no olvidemos que son extranjeros y como tales sienten.
Opinión por:

chococruz

Mar, 03/05/2013 - 07:25
Mientras no existan fuerzas sociales (sociedad) que hagan contrapeso a las fuerzas corruptas que tienen cooptado al Estado, es muy poco o nada lo que se puede hacer, cualquier negocio bueno o rentable que aparezca se lo terminan tomando esta oscuras fuerzas.
Opinión por:

pebeco

Mar, 03/05/2013 - 07:06
LA FEDERACION Y SU BUROCRACIA ACABARON CON EL CAFE..........LA FLOTA MERCANTE GRANCOLOMBIANA............PAJAROS DE MAL AGUERO COMO JORGE CARDENAS GUTIERREZ.................HOGO VALDEZ Y SU FONDO DE DIVERSIFICACIÓN..........GRANDES SUELDOS Y GABELAS......EN MADRID ZAPATA..........EN NY URIBE Y TANTOS PICARONSUELOS QUE OLVIDARON LA FUERZA QUE EL CAMPESINADO ANTIOQUEÑO REALIZÓ PARA DESARROLLAR EL CAFÉ DE COLOMBIA EL MEJOR DEL MUNDO......JUAN VALDEZ Y SUS LOCALES DESAGRADABLES A DONDE PARA COMPRAR UNA GALLETA HAY QUE HACER COLA MINETRAS LOS EMPLEADOS SE RIEN....ESA ES LA FEDERACIÓN ACTUAL. COLOMBIA DE SGUNDO PRODUCTOR A QUINTO.........PERO EN COLOMBIA NADIE TIENE LA CULPA ASÍ LOS CARDENAS ESTAN DE MINISTROS O EN LA EMBAJAD DE JAPON O HACIENDO NEGOCIOS EN MADRID ESPAÑA.......GRANDES NEGOCIOS
Opinión por:

consensopúblico

Mar, 03/05/2013 - 06:54
¿Luchas de supervivencia, conflicto económico? Lástima que la movilización multitudinaria sea enfocada simplemente en sus motivos "económicos" y no culturales y políticos pues su empoderamiento y función como fuerza de arrastre para que el conjunto social, la población colombiana en pleno, alcance a comprenderse a sí misma como sujeto histórico y empiece a determinar su destino colectivo... Entrelazar el país, sus pobladores: ETNIAS-COMUNIDADES-REGIONES, hacer inteligible COLOMBIA HOY, lectura convivencial que necesita de una Red Colegiada de Universidades que acompañe transdisciplinariamente este proceso emergente de auto y re-conocimiento de sus gentes y de la geografía que los aposenta. Además las Fuerzas Armadas deben ser depuradas y reintegradas democráticamente. Eso es prioritario...
Opinión por:

grillo52

Mar, 03/05/2013 - 05:40
Quién era presidente cuando feriaron BANCAFE;ACES,el%deAVIANCA? para que se venga a rasgar las vestiduras?
Opinión por:

Alfredo O

Mar, 03/05/2013 - 00:57
La crisis de la caficultura y de los caficultores, no es exclusiva de ese sector, es de todo el campo colombiano, del modelo de relación campo-ciudad imperante, y del modelo de sistemas de producción de fomento. Pero es emblemático. El monocultivo, la monoplantación y la monocrianza dejaron y dejarán un escenario sombrío de deforestación, erosión, miseria y desposeidos pisoteados por las fuerzas represivas de un Estado incapaz de solucionar los problemas del campo, mientras entrega la riqueza nacional a trasnacionales imperiales. Es necesario complejizar los sistemas de producción-conservación, privilegiar y profundizar la relación cercana campo-ciudad y especializar algunos mercados. Las ciudades deberán recibir y tratar al campesino como seres sagrados, no con el desprecio actual.
Opinión por:

sincorruptos

Mar, 03/05/2013 - 00:47
Se acerca el dia para una gran revuelta que cambie el sistema politico Cocalombiano. Ahi estan las consecuencias a largo plazo de veneder un pais y un pueblo a los intereses de otros mas poderosos, mediante el soborno a nuestra actual clase politica y oligarcas podridas en la corrupcion.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio