Publicidad
Hugo Sabogal 15 Dic 2012 - 11:00 pm

El vino y los papas

Hugo Sabogal

Hace unas pocas semanas conocí en Bogotá al enólogo español José Manuel Pérez Ovejas, perteneciente a una familia de reconocidos viñateros de la Ribera del Duero, donde se gestan algunos de los mejores vinos españoles.

Por: Hugo Sabogal
  • 21Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-vino-y-los-papas-columna-392605
    http://tinyurl.com/cx4bn7a
  • 0

Hace unas pocas semanas conocí en Bogotá al enólogo español José Manuel Pérez Ovejas, perteneciente a una familia de reconocidos viñateros de la Ribera del Duero, donde se gestan algunos de los mejores vinos españoles.

Los distintas ejemplares elaborados por Pérez Ovejas para Viña Pedrosa –su bodega familiar– son impecables: desde el menos ambicioso hasta el más complejo. Entre estos últimos destaca el Viña Pedrosa Gran Reserva, que tuvo como fiel seguidor al Papa Juan Pablo II, quien no sólo lo utilizaba para celebrar la misa de gallo, sino que lo servía en la cena de Navidad.

El vino y la religión católica han estado unidos intrincadamente y la verdad es que, sin la activa participación de la Iglesia, el vino hubiera corrido una suerte muy distinta en nuestra civilización.

A propósito de la anterior anécdota con el Juan Pablo II y de la Navidad que se avecina, es oportuno rememorar el encantamiento de algunos altos prelados católicos con el vino.

La afición papal alcanzó uno de sus puntos más altos entre 1309 y 1377, cuando siete papas residieron en la hoy localidad francesa de Aviñón, situada en una histórica zona productora de vinos, que data desde la colonización greco-romana del Mediterráneo occidental. La cercanía de los viñedos y la abundancia de vino en la zona convirtieron a la residencia pontificia en un verdadero centro de promoción.. y de consumo.

Un completo trabajo realizado por el Centro de Información de Provenza y Marsella corre el velo detrás del cual se esconde la pasión de algunos papas por el vino, sus gustos particulares y, desde luego, sus excesos.

La corte papal de Avignon –establecida allí para alejarse del caos político romano– podía consumir en una sola semana más de 10.000 litros de vino, lo que daba un promedio diario de dos litros y medio por persona. Era una enormidad.

El primer papa en instalarse en Avignon fue Clemente V, oriundo de Burdeos. Antes de partir hacia Aviñón, allí dejó un viñedo y una bodega que más tarde se convertirían en el Château Pape Clément, un aclamado Grand Cru Classé, todavía vigente. Aunque prefería los vinos de su tierra, es decir, los bordeleses, Clemente V ordenó cultivar viñedos en Aviñón.

Su sucesor,  Juan XXII, era más aficionado a los vinos de la vecina Borgoña, pero también estimuló la producción de parras en los alrededores de Aviñón. Fue él quien ordenó la construcción del Palacio de los Papas, en Châteauneuf du Pape (que traduce, literalmente, “el nuevo castillo del papa), hoy una de las principales denominaciones de origen de Francia.

Otro gran aficionado fue Clemente VI, quien exigió servir durante su coronación unos 160.000 litros de vino en el recinto pontificio, además de montar fuentes de vino para los pobladores, en distintos puntos de la ciudad.

La estrechísima relación de los papas con el vino de Aviñón se ilustra, igualmente, con una decisión de Inocencio VI, quien cambió las fechas de una tradicional procesión religiosa para no interferir con la cosecha de uva.

Y el Papa Urbano V fracasó en su intento de devolver el papado a Roma cuando sus acompañantes rehusaron acompañarlo porque, según Petrarca, habían caído presa de los vinos blancos de Beaune, en Borgoña.

Finalmente, Gregorio XI, quien restituyó el papado en Roma, se aficionó al Muscat (un vino blanco y dulce) de manera tan intensa, que, según algunos autores de la época, nombraba cardenales si recibía un fino Muscat de regalo. O sea, el capelo por una copa.

  • 0
  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Rafael Ramirez, de zar petrólero a canciller de Venezuela

Lo más compartido

4
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Jorge Enrique Angel Delgado

Dom, 12/16/2012 - 23:11
Este Sr., católico y "vinatero", hace parte de la cultura foranea q desde hace mas de 500 años puebla a Colombia. Seguramente es válida su contribución intelectual a alguna forma de relación con la cultura actual colombiana, pero lo mas q se puede leer aquí es una confirmación q trago y religión son fatales para cualquier cultura. Eso de la "consagración" y del "vino de consagrar" suena tan, pero tan clasista y tan lejano de la vida del colombiano común y corriente q da un poco de miedo: pero, realmente en este continente algunas gentes continúan siendo foraneas a pesar de las generaciones en el lugar..., q en estos momentos representan. Esa "cultura fina" es algo q seguramente es necesaria para reafirmación personal, pero esta muy lejos de poder tener alguna forma de autenticidad....
Opinión por:

Jorge Enrique Angel Delgado

Dom, 12/16/2012 - 23:16
con esos papados q han convertido a eso q ellos mismos denominan "religión", en algo realmente bien alejado de los eventuales principios sobre los q una religión debe estar fundamentada. Es el "gran o pequeño encanto de la pequeña burguesía" respetable para algunos de nosotros un poco estúpido: bebanse su vino y admiren las botellas con sellos de "calidad", q son al final de todo, solo eso, botellas con sellos para garantizar q el el alcohol ha estado encerrado en barril de oro o de cedro, por un tiempo determinado lo cual ajustas los costos y los Jerarcas de esa iglésia, los tienen gratiniano, com diría un colombiano común y corriente!!!
Opinión por:

satiricon

Dom, 12/16/2012 - 19:27
Si bien es verdad que la santa ha hecho fiesta con todo lo que se le ponia por delante, siempre y cuando le dejara beneficios, la historia del vino seguiria su curso. Veinte siglos es una naderia contra milenios de elaboracion y cuidado. La ebria soberbia clerical dejo miseria y dolor en los viñedos especialmente en el medioevo; Europa sabe bie de ello.
Opinión por:

suesse

Dom, 12/16/2012 - 12:58
Papas o papas?? El resultado puede ser bien distinto, depende de si la mayuscula existe o no...ja,ja!! ( en todo caso, gracias por su informativa columna, como siempre!)
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio