Publicidad
Luis Carvajal Basto 19 Mar 2012 - 12:01 am

El voto de la gasolina

Luis Carvajal Basto

¿En un periodo de crisis fiscal de los gobiernos, será populista bajar el precio de la gasolina convertido ahora en un termómetro que, de paso, les mide la popularidad?

Por: Luis Carvajal Basto
  • 36Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-voto-de-gasolina-columna-332895
    http://www.elespectador.com/opinion/el-voto-de-gasolina-columna-332895
  • 0
insertar

Con el petróleo por encima de 100 dólares, consecuencia de la inestabilidad política mundial, la ausencia de alternativas energéticas  y un consumo creciente en China, resulta complicado que los gobiernos asuman el impacto de la trepada de precios. A menos que esos altos precios determinen el fin de esos mismos gobiernos por su peso en el voto, como podría suceder en Estados Unidos y en Francia en un año de elecciones. Pero, la situación de Colombia es diferente.

Con el galón por encima de 4 dólares, más barato que en Colombia, los electores  norteamericanos comienzan a olvidar los resultados que el Presidente  empieza a obtener en la recuperación de su economía. Una encuesta realizada la semana anterior muestra que el 65% de ellos desaprueba la gestión del gobierno en los precios de los combustibles, coincidiendo con la caída en la intención de voto por Obama y situándole por debajo de su eventual competidor. Culpa de la gasolina.

En Francia, donde el precio por litro ronda los dos euros, las cosas no son diferentes. En un año electoral le quedará difícil al presidente Sarkozy sustraerse del impacto que la gasolina tendrá en las elecciones en que aspira a su reelección.

En Colombia, el precio del combustible  comienza a colocarse adelante en la agenda pública, convirtiéndose en un factor para evaluar la gestión del gobierno. Por primera vez parece tomar fuerza la iniciativa de cambiar la fórmula para conseguir bajar el precio unos mil pesos. ¿Será esto suficiente?

La situación fiscal de nuestro país es decididamente mejor que la de muchas naciones desarrolladas. Los tributos subieron un 24% con relación a 2010, bastante por encima del crecimiento de la economía, lo cual habla bien de la gestión del gobierno que ha considerado oportuno  aprovechar este buen momento para proponer una reforma estructural del régimen de impuestos y no solo alcabalera. Bienvenida la reforma y el freno a los avivatos. Nadie quiere un estado quebrado  que no pueda cumplir sus funciones. Pero ¿No es también un buen momento para devolver algo a los consumidores cambiando el sistema de precios e impuestos de la gasolina?

Si tenemos en cuenta que los impuestos, incluida la sobretasa, representan más del 30% del precio en la calle,  y bastante de ellos va a las entidades territoriales,  podríamos  hacer más eficientes los recursos públicos allí. La incorporación de un sistema de indicadores de eficiencia y lucha anti corrupción, en alcaldías y departamentos, par y paso con la transferencia de recursos, ayudaría.

La gasolina es un importante precio de referencia que incide en la fijación de otros. Su  impacto económico y psicológico es determinante en el estado de ánimo de la gente pero también en la inflación. Con un parque automotor que supera las cinco millones de unidades, se espera que ese mercado continúe creciendo. Aún tenemos menos vehículos por habitante  que Bolivia y no podemos seguir pensando que reducir el precio de la gasolina se trata de beneficiar a una élite, acomodándole toda clase de  impuestos y considerando, como único factor, la evolución del precio internacional. La gente espera de sus gobiernos el uso de herramientas efectivas que amortigüen esos “golpes”.

Colombia no se encuentra en un año electoral y ello habilita, en lugar de descalificar, al ejecutivo para desmontar un precio  de los combustibles que no se acomoda a las expectativas ni a los ingresos de los ciudadanos y  es francamente antipático, en el sentido político, y no politiquero, de la palabra. Ningún momento más oportuno que este para usar el probado ingenio de nuestro recaudador de impuestos en la búsqueda de fórmulas para colocarlo en un nivel más equitativo y acorde a nuestra realidad.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 16
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

16
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 03/20/2012 - 07:07
Desde que expuse desde un comienzo mi opinión, o sea que abrí con min decir, hasta la mañana de hoy, ya se sabe de un paro camionero por hacerle bajar el precio del combustible que mueve la camionada, lo que significa que siempre queda la opción de la rebeldía bien entendida para que llegue la drástica reigeniería política y social, como lo dice CARV, mi compadre cachacales Carlos Alonso,
Opinión por:

dienapalm

Lun, 03/19/2012 - 13:47
Lo que me ofende en particular es que esos cañeros ladrones beneficiarios de AIS, aparte de recibir descuentos tributarios, reciban el precio del etanol como si fuera gasolina. RATAS.
Opinión por:

Javier Concha Eastman

Lun, 03/19/2012 - 13:31
El impacto sobre los precios tampoco se revela. Prestaría un servicio a la comunidad si alguna de las entidades gremiales o de econometría nos dijera, con la verdad por delante, cómo es que el aumento en los precios de los combustibles ocasiona alzas desorbitantes en los costos de la canasta familiar.
Opinión por:

Javier Concha Eastman

Lun, 03/19/2012 - 13:29
En relación con el precio que pagamos por combustibles ha existido un muy sospechoso misterio. Hasta ahora ninguno de los gobiernos recientes, hacia atrás no tengo memoria, ha querido revelar la enigmática fórmula, lo que me hace sospechar de algo, no sé si algo bueno o alguna movida. Creo que el precio de los combustibles no debe ser un secreto, pero que en lugar de bajarlo hay que subirlo. No podemos permitir que el parque automotor siga subiendo como espuma y con él la contaminación y los trancones en calles y carreteras. El plan de estímulo a la navegación fluvial y, muy tímidamente, a la rehabilitación y uso de los ferrocarriles es lo indicado. Los nuevos impuestos a los combustibles pueden dedicarse a la infraestrucura vial. Sería lo mejor, eso sí, aplicados con transparecia.
Opinión por:

CARV

Lun, 03/19/2012 - 13:47
Parece una ironía o una paradoja, pero está muy comprobado en todo el mundo que la 'mejora' -cuantitativa y cualitativa- de la malla vial no es solución (si acaso, apenas temporal) para el grave y creciente problema de los trancones, de los accidentes, de la neurosis, de la contaminación,... asociados con el tráfico y el parque automotor. Por el contrario, es casi axiomático que 'a mejores vías, más vehículos'. Así, sin negar la imperiosa necesidad de 'meterle el diente' a las vías, si de veras se quiere una 'solución' de largo plazo para los problemas 'de tránsito', hay que explorar, diseñar e implantar otras medidas, necesariamente muy relacionadas con la 'actitud' y la 'percepción' que la gente ha de tener y practicar en cuanto al uso del transporte.
Opinión por:

catarsis

Lun, 03/19/2012 - 11:59
" Y gozar de la renta en paz como debe ser"... que godofrenica postura... explique el porqué de los impuestos "global y la sobretasa"... que pasa con eso... para donde van... me sorprende el cinismo de unos cuantos criollitos arrodillados de las multinacionales y corporaciones que tranzan con coca, petroleo, armas y religion... Locombia pone los muertos y las putas y las ideas ilegales... en pais de ciego el tuerto es el rey... JUAN COMODORO, BUSCANDO AGUA ENCONTRÓ PETROLEO, PERO SE MURIO DE SED... MEDIOCRE EDITORIAL.... LEVANTATE AMERICA NATIVA LEVANTATE Y PELEA...
Opinión por:

viejo fer

Lun, 03/19/2012 - 10:57
Nunca he estado en contra de los impuestos, contra lo que si he estado siempre en contra, es de que se los roben. Un Estado se puede comparar con una familia, si el padre de familia es tramposo, deshonesto y ladron no puede esperar que sus hijos sean personas honestas y de buenas costumbres, lo mismo pasa con los ciudadanos de un pais en el cual sus derigentes son deshonestos, los ciudadanos seguiran ese ejemplo por que ven que esa es la manera facil de enrriquecimiento que es en ultimas lo que busca todo ser humano en este mundo sin un rumbo cierto.
Opinión por:

leftright

Lun, 03/19/2012 - 09:59
Al precio de la gasolina se le debe QUITAR EL IMPUESTO GLOBAL Y LA SOBRETASA;al quitar estos dos abusivos impuesto que recuerdo iban a ser por solo un año en tiempos del pusilanime de GAVIRIA ,lel precio bajaria $2.000 pesos ,no mil,ASI como bajare el precio d ela gasolina deben estar atentos los organismo de control DEBEN BAJAR TODOS LO PRECIOS que inciden en el tranportes de carga, alimentos etc etc ,etc etc etc etc, Un ejempolo patetico es que los alcaldes han utilizado losercurso que genera la SOBRETASA DE LA GASOLINA y los han utilizado para otras cosa menos,para REPARAR LAS VIAS ,para lo que fue dispuesto este impuesto,un ejemplo patetico es el saliente alcalde de Cali,utilizo los recursos de la sobretasa para hacer populismo con "obras sociales"y las calles de Cali TODAS ROTAS
Opinión por:

sincorruptos

Lun, 03/19/2012 - 12:58
Guerrillo. jajajajajajajajajajaja lo empezo a sentir?
Opinión por:

jmanuelserrat

Lun, 03/19/2012 - 09:54
adae donde sacarán , que este presidente incapaz, tiene mas del 60% de favorabilidad?
Opinión por:

jmanuelserrat

Lun, 03/19/2012 - 09:52
Con el precio de la gasolina, el gobierno de santos, ladrón y mentiroso, está abusando de los colombianos.
Opinión por:

CARV

Lun, 03/19/2012 - 09:40
Una componente muy influyente en la configuración del precio de los combustibles (no sólo de la gasolina) en Colombia, es el innegable (aunque intencionalmente soslayado) hecho de que los combustibles que usamos NO son 'nuestros', sino -en gran medida- 'comprados' a empresas extranjeras que nos los explotan, los refinan y los comercializan, con amplísimos márgenes de lucro. Otro sería el panorama si nos decidiéramos a posesionarnos de la extracción, el procesamiento y la comercialización de nuestros recursos naturales. Para acabar de envilecer este delicado asunto de seguridad (la verdadera), de soberanía y de economía, es muy visible (y criticable, claro) la 'locomotora' de hacer lo mismo con otro muy estratégico rubro, como es el de la electricidad. ¡Cosas del Neoliberalismo!
Opinión por:

sincorruptos

Lun, 03/19/2012 - 08:53
Le bajaran $1000 al galon de gasolina y paralelamente le bajaran un 17% a todos los salarios de los Colombianos para "salvar" a los grandes industriales de una quiebra jalonada por la revaluacion del peso y la devaluacion del dios dollarete. Estos corruptos son muy abejas.
Opinión por:

leandro felipe solarte

Lun, 03/19/2012 - 07:22
En Colombia, el precio del combustible comprado a Ecopetrol es igual que el pagado a las empresas multinacionales, basándose en el precio internacional. Lo que encarecen el costo son los impuestos nacionales y la sobretasa, departamental y local. Con tal que no le carguen al Iva, los ingresos que dejarían de recibir al bajar el costo de los combustibles, pues que lo hagan. Sino que destinen en su totalidad los impuestos a la gasolina y el Acpm, a construir autopistas y a mejorar las trochas actuales y las llenas de cráteres vías urbanas. Eso sería más económico para todos y mejoraría la velocidad y comunicación entre las ciudades, regiones y puertos.
Opinión por:

Boyancio

Lun, 03/19/2012 - 05:42
Santos lo sabe, y lo sabe, porque lee nuestros comentarios: si no le baja el precio al combustible carburantes, la vaina no será como antes...¡adios voto!, ¿sabe Ud. cuántas acciones compraron los hijitos de Uribe en Ecopetrol?, si lo sabe, favor contarle a los que no lo saben. Gracias, que el precio lo tienen que bajar a la medida justa de la republiqueta, sea: tres paquetes por garrafón.
Opinión por:

CARV

Lun, 03/19/2012 - 09:57
Tal como se perfila el panorama en este delicado asunto de los combustibles (y de otros rubros que tienen gran importancia y repercusión en la economía, la seguridad y la soberanía nacionales), no es con ingenuas y miopes amenazas de 'negar el voto' en eventuales procesos electorales. Eso es caer en cierta variante de 'politiquería'. En estos temas, 'al toro hay que tomarlo por los cuernos', es decir, hay que explorar, diseñar, evaluar, definir y APLICAR políticas de fondo y de largo plazo, en las que los grandes intereses de Colombia (no propiamente de una persona o partido) sean la brújula que nos guíe. En esto de la propiedad, el manejo y el beneficio de nuestros recursos, hace mucho rato que se evidencia la necesidad de una drástica reingeniería política y social.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio