Publicidad
Columnista invitado 24 Mar 2013 - 8:32 pm

Opinión

Elecciones en Venezuela

Columnista invitado

Cada vez que llego a Caracas a cubrir una elección en Venezuela, la dinámica es la misma: un agente de inmigración molesto me pregunta si prefiero al candidato opositor o si me inclino por el gobierno, y luego, una conversación con el conductor de nuestro auto desde Maiquetía hasta la ciudad, en la que él me da razones por las cuales esta vez sí perderá Chávez.

Por: Columnista invitado
  • 45Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/elecciones-venezuela-columna-412340
    http://tinyurl.com/mervkxu
  • 0

Pero la realidad es que el líder bolivariano ha sido el campeón mundial de las elecciones y muy probablemente esta no será la excepción. En vida, Chávez, logró cuatro victorias presidenciales y ahora la gran pregunta es si después de muerto tendrá la suficiente influencia para que su sucesor Nicolás Maduro le gane a Henrique Capriles.

A menos de un mes de que se realicen los comicios y a tres semanas de la muerte del exmandatario, poco ha cambiado desde que en octubre la mancha roja rojita barriera con un 54% de los votos en las presidenciales. En esa oportunidad, como muchas otras veces, el conductor de nuestro auto me dijo que el pueblo estaba cansado del presidente y de su revolución, que la corrupción había hecho que unos pocos se volvieran millonarios y que los cubanos se estaban tomando el país.

La muerte de Hugo Chávez mostró que son millones los venezolanos que quieren y lloran a su expresidente. En esos días recorrí el barrio Petare, el bastión chavista de la capital, y a diferencia de los días tradicionales de elecciones no había buses pagados por el gobierno para movilizar personal, por el contrario, encontré gente transportándose desde diferentes puntos del país, con sus propios medios y desafiando el sol, para mostrar su fidelidad y respeto hacia el ahora difunto jefe de Estado.

El gobierno encargado de Nicolás Maduro ha manejado la muerte de Chávez con precisión militar cubana. Ha hecho todo lo posible para alargar su presencia hasta las votaciones. Su discurso y nombre están presentes más que nunca, no sólo por convicción, también por necesidad. Entre menos muerto esté el recuerdo de Chávez, más segura será la victoria. Entre tanto, la oposición ha radicalizado su mensaje. Henrique Capriles ha desafiado a debate a Maduro, sin recibir respuesta. Su estrategia es deslegitimarlo y mostrarlo como un hombre de poco argumento e influenciado por el pensamiento de los hermanos Castro.

Pero muy probablemente la estrategia de la revolución funcionará. Los mercados que reparte el gobierno en los mercales, la gasolina regalada y las misiones de salud cubanas aún tienen fuerza y dinero para asegurar los votos en esta oportunidad. Finalmente las estadísticas dicen que el chavismo logró reducir la pobreza de cerca del 50% en 2002 a menos del 30% en 2011. Pero en el futuro cercano tal vez esto no sea suficiente. Los ingresos petroleros del país retroceden y la deuda se hace cada vez más grande. Las cifras macroeconómicas no cuadran y la economía da muestras de ser una bomba de tiempo.

Una bomba que seguramente le explotará a quien sea elegido y que será muy difícil de manejar. Por eso, si lo que se viene para Venezuela es muy negativo y el nuevo mandatario no saldrá bien librado, ¿para qué ser elegido? Al final del día, no sería tan malo para la oposición que Maduro gane, porque si Capriles sale elegido, el país se le explotará en las manos y se quemará para siempre.

 

*Luis Carlos Vélez / Director de Caracol Noticias

  • Luis Carlos Velez | Elespectador.com

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • José Pékerman es el plan A, B y C de la Colfútbol
  • Usuarios de TransMilenio cometen más de 2.500 infracciones diarias
  • Petro salió al paso a las críticas por prórrogas de contratos

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio