Publicidad
Ana Milena Muñoz de Gaviria 26 Sep 2012 - 11:00 pm

En el mundo de la polarización

Ana Milena Muñoz de Gaviria

Los extremos son viciosos, decía un dicho popular.

Por: Ana Milena Muñoz de Gaviria
  • 13Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/elmundo-de-polarizacion-columna-377781
    http://tinyurl.com/k5e69jn
  • 0

Y es que cada vez más el mundo se va a los extremos, bien producto de la intolerancia, pero igualmente de los líderes que buscan ganar adeptos para sus causas. Y esta práctica cada vez más se generaliza y los ejemplos son cada vez mayores en temas políticos y religiosos.

La intolerancia de los fundamentalistas ante la crítica o cualquier expresión de disentimiento ha llevado en el Oriente Medio a una violencia exagerada no sólo ante aquellos que no comparten sus principios y costumbres, sino contra aquellos que manifiestan un pensamiento o una visión diferente.

Una película ha desatado ataques a las embajadas de países que la proyectan. Ya en Egipto la subida de los Hermanos Musulmanes ha cambiado la libertad, se empieza a cambiar de lo secular a lo religioso. Igualmente esta intolerancia a veces ha llegado a nuestros países cuando rechazamos en las mujeres el uso del shador.

Por supuesto que de la intolerancia religiosa se ha pasado a la política usándola como mecanismo de control, y esto no es totalmente nuevo; lo usó en el pasado el cristianismo y hoy con mayor intensidad el islamismo.

En la política, el divide y reinarás ha sido usado por muchos líderes en la historia y se continúa hoy en la actualidad. En Venezuela, la radicalización impuesta por Chávez entre ricos y pobres ha sido una forma de gobernar clara y de mantenerse en el poder. Si gana o pierde las próximas elecciones, ha manifestado que llamará al pueblo en su defensa. Y en el caso colombiano, Uribe lo hizo a tal punto que la gente se peleaba ante la crítica y Petro podríamos decir que ha tratado de ir por el mismo camino cuando dice que en vez de hacer las inversiones en los barrios del norte hay que hacerlas en el sur, cuando se debe gobernar para todos.

Y podemos hablar de otros mandatarios de la región. Argentina, por ejemplo, con Cristina Fernández de K, que dice si no estás conmigo estás contra mí, o hay que tenerle miedo a Dios y un poquito a mí. Divide y usa, contra aquellos que no están a su favor, instrumentos de acoso, fiscales principalmente.

Son muchos los casos en el mundo y preocupa el uso de los extremos, la radicalización y la intolerancia como medios de poder.

  • 5
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • En Atlántico judicializarán uniones fraudulentas al acueducto departamental

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio