Publicidad
J. William Pearl 13 Mayo 2013 - 11:00 pm

Empiyamada

J. William Pearl

Como dice el Quijote, “Ladran los perros Sancho, luego vamos cabalgando”.

Por: J. William Pearl

Mucha tinta ha rodado sobre la foto del presidente Santos en una casa que regaló el gobierno, en la que está, aparentemente en calzoncillos, leyendo el periódico del día. La imagen, que  pretendía mostrarlo como alguien “de carne y hueso”, desató un debate sobre su perfil y sobre la estrategia de comunicaciones del gobierno.

Hay quienes piensan que a los ciudadanos les gusta ver a los jefes de estado diferentes y de cierta manera distantes de la gente del común. Uno de ellos fue el ex presidente López Pumarejo quien siempre viajaba de corbata, y decía que las personas de los pueblos, querían ver a un presidente así. Seguramente para la época tenía razón, pero las costumbres, los atuendos y los medios de comunicación han cambiado desde entonces. 

Es obvio que el presidente está ambientando su campaña para el segundo período, pero necesita aparecer en piyama (o en calzoncillos) para aparecer cercano a la gente? ¿Le resta o le suma en credibilidad entre los votantes? 

La foto, pasa dos mensajes al mismo tiempo: un gobierno que ejecuta obras y entrega resultados y un presidente cercano, que duerme, como cualquiera, en una vivienda popular, lo cual es un hecho político. 

El tema de fondo es si hay inseguridad en el gobierno sobre el perfil del presidente, sobre lo que él es y representa. La foto de la piyama no es la primera en la cual Santos aparece haciendo cosas que parecen lejanas a su esencia y esto parecería indicar un interés en lograr que el presidente gane en cercanía y carisma.

Santos ya fué elegido por una mayoría abrumadora aun cuando algunos piensan que no tiene carisma. A hoy, no tiene contendor, aunque ya aparecerá. El carisma no es el único ni el principal atributo que cuenta entre los gobernantes. Hay otros como la credibilidad, el carácter y la capacidad de plasmar una visión compartida. Y en cualquier caso, sin autenticidad no hay carisma ni credibilidad.

La estrategia de comunicaciones del gobierno debe estar basada en la esencia de lo que es y representa el presidente. Los colombianos saben lo que él y lo que no es. No hay carisma sin autenticidad.   Aun así, muy probablemente la foto fue efectiva y le gusto a la mayoría de los colombianos. Una muestra de eso son los ataques que recibió en medio de la alineación de fuerzas políticas opuestas entre sí, como las de Pastrana y Uribe, en contra de Santos.  

Como dice el Quijote, “Ladran los perros Sancho, luego vamos cabalgando”.

  • J. William Pearl | Elespectador.com

  • 9
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio