Publicidad
Aldo Cívico 9 Abr 2013 - 9:16 pm

Enterrar el hacha de guerra

Aldo Cívico

Escribo esta columna desde Nueva York mientras sigo por internet el río de gente que ha salido a marchar por la paz en Colombia. Miro esta manifestación y se me viene a la mente la letra de una canción de Juanes: “Es tiempo de cambiar el odio por amor”.

Por: Aldo Cívico
  • 45Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/enterrar-el-hacha-de-guerra-columna-415028
    http://tinyurl.com/l5te8qp
  • 0

Quizás es más fácil cantarlo que vivirlo. El espectáculo que políticos han ofrecido al país en las últimas semanas ha sido penoso. Frente a la posibilidad concreta de ponerle fin al conflicto armado, hay quien se rasga la vestiduras escandalizado y se proclama defensor de las víctimas y se declara un luchador contra la impunidad. Otros se dejan arrastrar por antiguos rencores o se cobijan en sus ideologías rancias. En todos los casos, uno siente hasta compasión (lo escribo sin ironía) al ver a estos líderes prisioneros de la historia violenta de Colombia, de imaginarios que no logran vislumbrar a su propio país en paz, de identidades construidas en medio de la violencia fratricida y en donde la paz, en el transcurso de la historia, muchas veces se entendió como la aniquilación del otro.

Con la posibilidad de poner fin al conflicto armado, Colombia tiene la oportunidad de voltear página. Y quizás esta perspectiva despierta ansias y miedos inconscientes frente a una posibilidad que se presenta como inédita, nueva, desconocida, y con la cual uno no sabe cómo relacionarse, qué lenguaje utilizar y qué actitud tener. Lo conocido y lo familiar, que son la guerra y la intolerancia, parecen ofrecer a unos más certezas y los empuja hacia el autosabotaje.

Pero hay que voltear la página, porque la violencia, sin importar de qué lado haya sido promovida, no le ha traído a Colombia desarrollo y progreso, sino decadencia, desorden y destrucción. Para Colombia, y esa parece ser la voz que se levantó de entre la marcha, ha llegado el tiempo de enterrar el hacha de guerra.

Enterrar el hacha de guerra significa abrir el espacio a la reconciliación, que no es olvido sino la conjugación de verdad, justicia y reparación. Pero una cosa es la justicia imaginada desde las trincheras de la guerra, y otra cosa es la justicia aplicada desde el espacio de la reconciliación. Una cosa es buscar la justicia en retribución del daño hecho por un enemigo, otra cosa es la justicia para reconciliarse con el otro que ya no es enemigo sino el otro descubierto nuevamente como un reflejo de mí mismo con el cual reconciliarme.

Enterrar el hacha de guerra quizás requiere dejar espacio a una nueva generación de líderes políticos y sociales que, por edad y mentalidad, están menos atrapados por la historia y por rencores profundos. Quizás para algunos es imposible enterrar los odios, y hay que respetarlos porque los dolores pueden ser muy profundos, pero por el bien del país y su camino hacia el futuro, sería bueno que den un paso atrás, cediendo el puesto a líderes que pueden encarnar la idea de un país reconciliado. Estos jóvenes y líderes no faltan en Colombia: que den un paso adelante para cambiar el odio por amor.

 

  • 0
  • 12
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Zara retira unas camisetas que recuerdan a los uniformes judíos del nazismo
  • Mujer en la India luchó media hora contra un leopardo
  • Migrantes africanos y su travesía mortal

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

12
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

luigi rodini

Mie, 04/24/2013 - 12:21
que la violencia sea rechasado x todos todos, x empezar, seria querer verdaderamente a colombia
Opinión por:

Estrellaerrante

Mie, 04/10/2013 - 16:28
AUNQUE SE FIRMARA LA PRETENDIDA «PAZ» CON LOS NARCOGUERRILLEROS, NO LA ALZANZARÍAMOS REALMENTE, PORQUE, SI USTED SIGUE VERDADERAMENTE EL DIA A DIA DE COLOMBIA, SU VIOLENCIA COTIDIANA, EL ODIO GRATUITO POR FULANO O SUTANO, LA INTOLERANCIA DE LA GENTE, (LEA LOS FOROS DE CUALQUIER PERIÓDICO), O MEJOR, LEA NOTICIAS, COMO LA DE HOY SOBRE LA MUJER TIRADA DE UN BUS EN MARCHA POR «HINCHAS» DE UN EQUIPO DE FUTBOL QUE LA CONFUNDIÓ CON UNA SEGUIDORA DEL CONTRARIO, O NUESTRO DESPRECIO POR LA NATURALEZA Y LOS ANIMALES, O NUESTRO OSCURANTISMO RELIGIOSO, ETC, ENTONCES VEMOS QUE LA PAZ NO SE LOGRA PONIENDO A LOS ASESINOS DE LAS FARC EN EL CONGRESO, EN LA INDIGNA MANIOBRA DE SANTOS, PORQUE ELLOS SI DEBEN SER JUZGADOS, NO COMO VENGANZA POR LAS VICTIMAS, SINO POR UN PRINCIPIO DE HONOR Y DE JUSTICIA SOCIAL.
Opinión por:

Leo

Mie, 04/10/2013 - 14:50
Excelente columna, le cae a Alvaro Uribe no más....estamos cansados de verlo vociferando en la radio, en tv mostrando unas caras de odio que dan temor, los medios son culpables , pues abre su bocota y ya lo estàn entrevistando, dejènos descansar de ese señor.... que con sus últimos trinos puso en peligro la seguridad del estado, él que tanto habla de patriotismo pues se esta convirtiendo en un apátrida....porque no te callas.
Opinión por:

Leo

Mie, 04/10/2013 - 14:50
Excelente columna, le cae a Alvaro Uribe no más....estamos cansados de verlo vociferando en la radio, en tv mostrando unas caras de odio que dan temor, los medios son culpables , pues abre su bocota y ya lo estàn entrevistando, dejènos descansar de ese señor.... que con sus últimos trinos puso en peligro la seguridad del estado, él que tanto habla de patriotismo pues se esta convirtiendo en un apátrida....porque no te callas.
Opinión por:

EL INTOCABLE JAVIER

Mie, 04/10/2013 - 13:04
Aproveche al procuragodo, el intocable Alejandro que anda paseando por allá, o tal vez huyendo de sus responsabilidades de apoyar lo que al pueblo le conviene, no estar tirando sabrosura de su poder y de sus ganacias.
Opinión por:

Contradictor

Mie, 04/10/2013 - 10:58
Lo que hay que enterrar son las motosierras.
Opinión por:

Boyancio

Mie, 04/10/2013 - 08:52
La motosierra, compañero, es una herramienta que se remplaza por el hacha pendenciera, pues la muerte al por mayor, sea lo que llaman crímencidio...sea que se usa la tecnología como cuando la bomba atómica, es muy diferente a las muertes selectivas de a uno en uno, máximo dos, que se reclutan las víctimas en los pueblos y se hacen pasar los cadáveres como dados de baja en fieros combates para que la majá crea que se está ganando la guerra y así, justificar el billete que se gasta cual metralla ligera. ¡ Hombe! Republiqueta, se me hace que te llegó la hora, o juzgan a Uribe, o lo mandamos a comer mierda.
Opinión por:

Amonoi

Mie, 04/10/2013 - 08:31
Toda guerra le proporciona inmensos dividendos a quienes se encuentran en lugares privilegiados. La guerra es una extensión de la política y también una extensión de los negocios. Cuando una guerra parece terminarse, un coro de plañideras maldice su mala pata, pues se anuncia el fin de sus jugosas ganancias. Para ellos la paz es una maldición, para salirse con la suya acudirán en primer lugar a los argumentos "más contundentes", una vez agotados estos pasarán a las ridiculeces, y al final, quizá se jueguen el todo por el todo como lo hace el adicto en el casino. Quizá sea su última oportunidad. Para ellos enterrar el hacha de la guerra es enterrar la mina de oro. ¡Un imposible vital!
Opinión por:

dalilo

Mie, 04/10/2013 - 06:42
Uribe tiene miedo de perder sus "Paraisos fiscales" .
Opinión por:

morenoelesceptico

Mie, 04/10/2013 - 04:32
Difícil enterrar el hacha de la guerra legitimando el secuestro y el terror como armas políticas, y premiando a los terroristas con impunidad, dinero lavado, curules sin votos, Zonas de reserva Guerrillerinas y toda clase de privilegios. Los jóvenes encapuchados desde hace tiempo conocen el camino mas corto y fácil hacia la riqueza, el poder, el prestigio y aceptación sociales.
Opinión por:

Contradictor

Mie, 04/10/2013 - 10:57
Un Comandante paramilitar hablando de encapuchados.
Opinión por:

Dalpin

Mie, 04/10/2013 - 04:27
El MIEDO a lo nuevo, a lo desconocido es lo que motiva muchas veces el asesinato. Recordemos las fronteras INVISIBLES que trazan las pandillas de barrio entre cuadra y cuadra.
Opinión por:

Dalpin

Mie, 04/10/2013 - 04:28
Pero no sólo las PANDILLAS. Hay personas que llegan a la vida adulta sin superar tales MIEDOS : caso Álvaro Uribe Vélez.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio