Publicidad
Lisandro Duque Naranjo 13 Oct 2012 - 11:00 pm

Lo divino y lo humano

España

Lisandro Duque Naranjo

Me encontraba en Huelva, España, en el año de 1995, cuando desde el Festival de Cine de Bilbao me llamaron a ofrecerme que fuera jurado.

Por: Lisandro Duque Naranjo

Dije que bueno, y acto seguido escuché de la directora del evento las opciones de vuelo para viajar desde el sur hasta el norte de la península: “Hay un vuelo nocturno directo a Bilbao, desde Sevilla, de modo que puedes pasar el día en Sevilla y conocerla. También puedes tomar la ruta Sevilla-Barcelona, en la mañana, y por la noche tomar el vuelo a Bilbao”. Le contesté que prefería el trayecto por Barcelona, ya que nunca había estado en esa ciudad y podría aprovechar el día de estancia para caminarla. “Pero si Barcelona es una M… Sevilla, en cambio, es una ciudad preciosa”, me dijo la directora, a lo que le contesté que ya conocía Sevilla, y si podía escoger, pues me quedaba con Barcelona. “Pues nada. Te vendrás por ahí…”, aceptó sin insistir más.

Dos días después, en Barcelona, luego de caminar por Las Ramblas y echarme una patoneada por el barrio Gótico, iba de nuevo hacia el aeropuerto y el taxista me preguntó: “¿A dónde viaja el señor?”. A Bilbao, le dije. “Bilbao es una M…”, fue su respuesta. Luego agregó: “Aunque se come bien allí…”.

Me pregunté si sería que los vascos se detestaban con los catalanes, quizá por ser ambas las comunidades autónomas más radicales, pero una vez llegado al aeropuerto de Bilbao, y cuando me desplazaba al centro de la ciudad en compañía de mis anfitriones, vi un letrero en la carretera: “A San Sebastián 98 km”. Me interesó el dato y les dije que en vista de la cercanía de pronto me pegaba una volada, para conocer esa otra ciudad vasca. Su respuesta en coro fue: “Pero si San Sebastián es una M…”.

El secretario del jurado era un octogenario bonachón y severo, llamado Pío. Como había una película bilbaína muy meritoria, aunque no lo suficiente para ganarles a las películas de la sección vasca, los miembros del jurado la reservamos para darle una mención a la hora de premiar el cine español. No pudimos porque Pío, todo un guardián de los estatutos del evento, nos informó que el País Vasco no formaba parte de España. La reservamos entonces para otorgarle algo en el apartado del cine iberoamericano, y Pío, muy rotundo, nos hizo saber que tampoco se podía. Le argumentamos que de todas maneras el territorio vasco quedaba en la Península Ibérica, y nos dijo: “Cierto, pero es que nosotros no descendemos de los íberos, sino de los celtas”. Y punto.

En 2009, en Barcelona, le dicté una charla a un grupo catalán sobre historia de la imagen, y cuando me referí a “Las Meninas”, se me zafó que ese era “un cuadro que ustedes conocen bien, pues Velázquez es suyo”. Uno de los concurrentes me corrigió: “No, Velázquez es de España, el país que queda aquí al lado”.

En ese evento conocí a un cineasta que hizo en Ciudad Bolívar un documental excelente cuyo título no voy a revelar. El motivo: porque el autor, un madrileño otrora llamado José Luis, como muchos, para residenciarse en Barcelona se cambió oficialmente ese nombre por el de Josep Lluis, como tantos en esa ciudad, para no ser mirado feo. Dice él.

Son anécdotas sin la intención de hacer pronósticos sobre el desenlace del actual movimiento separatista de Cataluña y el que empieza a expresarse en el País Vasco. Difícil ese tema.

La escritora Rosa Montero tiene la hipótesis de que esa forma nacional de ser tajantes es producto de la transición, pues a los españoles los resentía que el franquismo los hubiera obligado a ser cordiales para atraer turistas. Me cuesta creer que esos rasgos sean tan recientes. Lo que sí es cierto es que Franco les prohibió hablar y escribir en sus lenguas locales. De modo que no es de extrañar, aunque sea un exabrupto, que en un congreso de regiones autonómicas, el delegado andaluz manifestara su envidia ante el resto de comunidades “por tener al menos idioma propio. Nosotros que ni eso”.

 

  • Lisandro Duque Naranjo | Elespectador.com

  • 0
  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Mariana Duque debuta en el cuadro principal del Abierto de Albuquerque
  • Imputan cargos a cinco personas por estampida en club nocturno del sur de Bogotá
  • Atlético de Madrid debutó en Champions con derrota

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
20
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

jaramo

Dom, 10/28/2012 - 10:47
Espero su columna todos los domingos. Sólo no me gustó la de Emma Reyes.
Opinión por:

NALENPIJAMA

Dom, 10/14/2012 - 18:10
Pensar que esas tribus fueron nuestras invasoras, con la espada en la mano y ña cruz en la otra dejaron esta America ensangrentada y lo peor catequizada.
Opinión por:

Pepe Godoy

Dom, 10/14/2012 - 12:43
Un punto de vista entretenido y... realista. PeGo.
Opinión por:

pensador

Dom, 10/14/2012 - 12:28
y entonces que??????
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 10/14/2012 - 11:39
Los Andaluces tenian idioma y cultura propia, el arabe, sin embargo si les pregunta hoy, su mayor logro historico es el haberse blanqueado con ayuda de la iglesia
Opinión por:

Gonzalvo

Dom, 10/14/2012 - 11:00
Eso para nosotros no es extraño don Lizandro aquí en Colombia y eso que todas las regiones hablamos el mismo idioma; cuando algún Antioqueño sobresale en las artes , deporte o cualquier otra actividad a nivel internacional dicen que es Colombiano y cuando es noticia por algún delito , dicen que es Antioqueño; será que la solución a las regiones será hacer lo mismo de Cataluña?
Opinión por:

Bayardo Ariza

Dom, 10/14/2012 - 10:17
Ni que decir del odio manifiesto que en Barcelona profesan por los madrileños: le oí a una barceloneña o barcelonesa decir de ellos ... esos meseteros de M...
Opinión por:

jaramo

Dom, 10/14/2012 - 10:10
Universalizando y hablando como los habitantes de la península ibérica todos ellos unos para otros, son una mierda. Se confirma lo que pènsamos por aquí de ellos.
Opinión por:

jaramo

Dom, 10/14/2012 - 10:07
Después de la descalificación a la Iglesia católica en cabeza de una monjas que mantuvieron doscientas huérfanas a punta de limosnas por los años veinte del siglo pasado y que una de esas huérfanas, después de haber estado allí y de haber tenido que colaborar en la llimpieza de la casa -esperaba seguramente que pagaran sirvientas para que barrieran la casa pagadas con el dinero de las limosnas que tenían para darles de comer a las huérfanas-, no me dan ganas de leerlo pero seguiré leyendo sus columnas a ver si de pronto se reivindica, de todas formas su estilo es muy bueno..
Opinión por:

navegante420

Dom, 10/14/2012 - 09:48
Hay 4 o 5 columnistas de el Espectador en la edición de hoy, que dedican sus columnas a evocar sus experiencia personales en Europa, o a referirse a temas europeos. Es muy singular que hace ocho dias todos se estaban refiriendo al mismo tema también, cuestionar la reelección del procurador....ja ja ja...este periódico se ha vuelto muy chistoso, tienen a sus columnistas alineaditos y afinanitos, como un coro de niños vestidos y peluqueados igual, y al que desafine, lo sacan...otra vez, los niños cantores de El Espectador
Opinión por:

marti05

Dom, 10/14/2012 - 11:17
De acuerdo, hace poco el tema era Chávez y no precisamente para alabarlo.
Opinión por:

Gonzalvo

Dom, 10/14/2012 - 10:04
Nvegante , no escriba eso que de pronto lo llaman enemigo de la paz.
Opinión por:

polista

Dom, 10/14/2012 - 08:36
Nosotrosno tenemos una lengua nativa , tenemos muchas que como no conocemos han pasado a ser lenguas murtas. Es increible el regionalismo y en Colombia también padecemos de dicha enfermedad.
Opinión por:

gente común

Dom, 10/14/2012 - 08:04
Que interesante artículo, muy ilustrativo y didáctico. Es una pena que un país tan hermoso y caracterizado por una riqueza abrumadora en sus manifestaciones artísticas y culturales se vea desmembrado por los ridículos espíritus segregacionistas y discriminatorios. Los regionalismos son interesantes diferenciaciones que destacan cualidades y destrezas particulares desarrolladas por generaciones, pero no deben constituírse en barreras que dividan y rompan la armonía de las comunidades. Se vuelven tan fanáticos de sus caracterizaciones que pierden el sentido de una acción rica en diversidades.
Opinión por:

El de la H

Dom, 10/14/2012 - 06:55
Le cuento un detalle, Andalucía y Canarias fueron dominadas por árabes 8 siglos pero no llevaban ni 30 años de dominio español cuando los empezaron a enviar a la América tropical donde los castellanos no podían vivir por el clima. Como la influencia africana y árabe era tanta, los andaluces y canarios hablaban un español con geminación ("goppea'o" se dice vulgarmente ahora), con seseo y eses aspiradas, que en el Caribe americano se volvió tan normal que el seseo desapareció de este lado del charco. En Madrid dicen que la andaluza no es la forma correcta de hablar español igual que los cachacos (paisas, santandereanos, boyacenses, etc. da igual) dicen del español costeño, no dándose cuenta de que este dialecto es el resultado de un proceso brusco de conquista.
Opinión por:

El de la H

Dom, 10/14/2012 - 07:01
Pero como el que no admite sus errores no aprende de ellos, Madrid le hizo lo mismo al catalán y al euskera, considerando que eran idiomas que debían ser eliminados y que el español era el que debía imponerse a toda la península. Resultado: los catalanes y vascos le cogieron todavía más odio al idioma español, no porque no les guste o no les sirva, sino porque trataron de imponerlo por las malas.
Opinión por:

MayuPankara

Dom, 10/14/2012 - 06:50
Estimado Lisandro. Barcelona e País Vasco ya tienen de hecho su autonomía: legislan sus leyes, no se entienden con Madrid sino con Bruxellas, etc. Yo creo que este re-impulso de la cosa regional en España es resultado de la tal crisis económica: SEGURO SE TRATA DE UN ASUNTO FISCAL. Como decía un profe mío: la cuestión federalismo-centralismo, es una cuestión 80% fiscal. Saludos!
Opinión por:

MayuPankara

Dom, 10/14/2012 - 06:48
Estimado Lisandro. Barcelona e País Vasco ya tienen de hecho su autonomía: legislan sus leyes, no se entienden con Madrid sino con Bruxellas, etc. Yo creo
Opinión por:

dariofrankiti

Dom, 10/14/2012 - 06:16
La verdad es que España en crisis tiene mas justicia social que Colombia en bonanza no de imitar pero si de aprender este modelo Democrático socialista. A si que no cantemos victoria por que nuestros números van mejorando, porque si no conjugamos nuestra economía con el desarrollo social en materia de educación vamos a subir como palmeras y caer como Cocos. No mas escusa educación y salud publicas de calidad ahora para realmente dar el paso a la modernidad.
Opinión por:

Condoricosas

Dom, 10/14/2012 - 03:14
En un país de tradición centralista, estamos acostumbrados a pensar que la autonomía de las regiones constituye una debilidad. Tal vez por eso la resistencia del gobierno a reconocer plenamente la autonomía de los territorios indígenas (amenazados por los actores armados y las multinacionales). Y eso puede decirse también de las otras lenguas, además del español, que se hablan en Colombia. Un patrimonio que ni se valora ni se protege adecuadamente.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio