Publicidad
Darío Acevedo Carmona 2 Dic 2012 - 11:00 pm

Estrategia fariana y sociedad civil

Darío Acevedo Carmona

Si hubiese lugar a hacer un balance de las conversaciones de La Habana, habría que reconocer que a las Farc les están saliendo muy bien las cosas.

Por: Darío Acevedo Carmona
  • 38Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/estrategia-fariana-y-sociedad-civil-columna-390303
    http://tinyurl.com/klq8hjp
  • 0

De lejos han capitalizado las expectativas de la prensa con anuncios y declaraciones que los ubican en primera línea de las noticias. Después de una prolongada sequía aprovechan toda ocasión para cobrar notoriedad, no importa si violan el protocolo que exige prudencia y mutismo. No hay quien ni que se los impida.

Por el momento lograron romper, de alguna manera, la idea que había dejado alias Iván Márquez con su destemplado discurso en Oslo. Con el anuncio de una tregua unilateral, dan a entender que están apostando en serio por la paz. Y aunque pocos creamos en su cumplimiento, hay que reconocer que con esa medida están jugando en el campo de la política. De otra parte, con el acuerdo obtenido para que se le de participación a la llamada sociedad civil, coronan un buen trecho de esta segunda fase de la negociación.

Ante el mutismo de los negociadores del gobierno, la guerrilla gana por punta y punta. Muestra nuevos jefes, promueve otros, saca a relucir a la holandesa, pone a un ciego a leer un comunicado, en fin, es eficaz en usar cualquier resquicio y ocasión para reconstruir su maltrecha imagen ganando más de lo esperado.

Existe una razonable desconfianza sobre las Farc por su habilidad para dilatar las conversaciones. Recordemos que en El Caguán se tomaron tres años y medio para medio esbozar una agenda que constaba de más de un centenar de temas. En esta oportunidad pasa desapercibido su alegato en favor de poner como un tema de la agenda, adicional a los cinco puntos acordados, el preámbulo del acuerdo, de tal forma que, de aceptarse su pretensión, llegaríamos a idéntica situación de la zona de despeje.

Parece pues, que los negociadores farianos están siguiendo un libreto bien pensado desde hace mucho rato y que en ese plan no hay lugar a la improvisación y que no hay división interna como han afirmado algunos analistas. En ese plan está el restablecimiento de contactos con el mundo exterior, de lazos con quienes habían perdido contacto en Colombia, hacer política a diario y alargar al máximo las negociaciones.

Es lógico, entonces, preguntarse qué es lo que buscan las Farc en esta ocasión. Debemos tomar en serio las declaraciones de varios de sus comandantes en el sentido de que no habrá desmovilización, ni reinserción ni reparación de víctimas ni dejación de armas y que van a luchar por la victoria hasta el final. Sin embargo, ellos saben que no se pueden quedar en esas palabras, que hay unos puntos sobre los cuales hay que construir algunos acuerdos para evitar la decepción en la tribuna. La dilación es clave enredar cada tema y evitar llegar a la parte final demasiado rápido. Ahí cobra sentido su desorbitada propuesta de elevar a rango de Bloque de Constitucionalidad todo el documento con el que se justificó este proceso. Si es claro que en sus planes no esta la desmovilización ni el desarme, ¿cómo develar entonces sus objetivos?

No son tontos como para no entender que viven su peor momento desde el punto de vista político y militar. Han llegado a la mesa, presionados por los malos resultados, pero, también por gobiernos vecinos que consideran que el proyecto armado se desgastó y que deben buscar nuevas vías para alcanzar sus ideales, como la vía electoral. Van a aprovechar que el gobierno los haya colocado en posición de igualdad con las leyes expedidas previamente. En tal dirección y luego de muchas tensiones y amagos de ruptura de parte y parte, solicitarán la creación de condiciones de seguridad, con presencia y veeduría internacional, para participar en elecciones argumentando que se precisa tal experiencia para ver que tanto los respetan y que no ocurra lo mismo que con la Unión Patriótica. Ofrecerán como contrapartida un cese indefinido de operaciones sin desarme ni desmovilización. Dirán que se requiere convivir por muchos años con este modelo, que no es otro, con pocas variaciones, que el que intentaron bajo el gobierno Betancur. En esencia se trata de darle vida a la vieja y preciada consigna del Comité Central del partido Comunista de Gilberto Vieira y Manuel Cepeda de la combinación de todas las formas de lucha.

A todas estas, avanzan los preparativos de la Marcha Patriótica para hacer política electoral y erigir una estructura organizativa, a manera de mascarón de proa del proyecto, en todas las regiones y ciudades. Y cabe también su más reciente trofeo. La participación de la sociedad civil. Una noción sobre la que no hay ningún consenso sobre su significado, quiénes la representan y a título de qué, una instancia de la que se han querido apropiar activistas de causas sociales, humanitarias y pacifistas, que sólo se representan a sí mismos. ¿Quiénes la conforman? ¿Partidos políticos, gremios empresariales, sindicatos, juntas de acción comunal, iglesias, etc.? ¿Pueden ponerse estas al mismo nivel de organizaciones civiles que, no obstante realizar tareas encomiables por su altruismo no representan ningún sector específico de la sociedad? Por ejemplo, ¿habría que incluir a las ONG, los “movimientos sociales” de los indígenas, de campesinos, todos los de carácter sindical? ¿Los colectivos de abogados? ¿Quiénes y cuántas de dichas organizaciones serían escuchadas, quién las escogería, con qué criterios?

¿No estamos, en esencia, ante algo así como una Asamblea Constituyente en la que dos delegaciones, en el papel de plenipotenciarios del país escuchan al “pueblo” para atender sus inquietudes?

Si en La Habana como dijo el presidente Santos “No estamos negociando el Estado. No estamos negociando el modelo de desarrollo. No estamos negociando las políticas públicas. Lo que queremos es llegar a unos acuerdos para poner fin al conflicto” (El Tiempo nov. 15/2012) ¿porqué razón se abre un espacio tan incierto y tan indefinible?

Las Farc redondean la faena, completan su estrategia obteniendo una baza crucial en sus pretensiones de validarse y legitimarse ante una sociedad que no los ha aceptado. Desafortunadamente los delegados gubernamentales cedieron en asunto tan delicado.

Coda: El congresista liberal Guillermo Rivera afirmó, sin rubor, que “Tiene razón Iván Márquez cuando sugiere que en Colombia no habrá paz mientras no se superen las profundas desigualdades que existen” (ET Nov. 14/2012). ¿Para eso lo eligieron los colombianos? ¡Defínase! De otra parte, el académico Marco Palacio (revista Semana) desempolva una vieja tesis marxista según la cual detrás del conflicto armado hay una causa estructural, “causas objetivas”, consistente en la alta concentración de la propiedad, y que hasta tanto no se realice una reforma agraria no habrá paz. De esa forma, ambos, al igual que muchos otros académicos y políticos liberales, otorgan representación y legitimidad al discurso fariano que exige “reformas estructurales” para firmar el fin del conflicto.

 

* Darío Acevedo Carmona

  • 0
  • 26
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Nueva especie de ave migratoria
  • Osuna Sep 21 - 10:57 pm

    No lo vuelva a hacer

    No lo vuelva a hacer
  • Nieves Sep 21 - 10:56 pm

    La mano de Dios

    La mano de Dios

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
26
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

pensador

Lun, 12/03/2012 - 20:46
colombia seguira siendo el caldo de cultivo para ene revoluciones mientras la inequidad social siga haciendo de las suyas, donde el nieto del monstruo laureano gomez pide revocatoria del mandato a petro por incluir 11 mil familias de basuriegos en el reciclaje
Opinión por:

elmonpa

Lun, 12/03/2012 - 18:55
El que no está interesado en lograr la paz es al gobierno pues la querrilla dió dos pasos muy importantes comom son la tregua unilateral y la participación de la sociedad civil o dea el pueblo que es la victima de las inequidades que se cometen a diario debido al madelo de desarrollo economico.La FARC busca la paz,pero dicha paz no le conviene al gobierno pues para que haya paz debe haber justicia social como lo pide la sociedad civil.La FARC DICE QUE HAYdesmovilización y desarme si se logra resultados concretos co9mo son salud,vivienda y medio ambiente y el gobierno no cumplir con esos resultados.
Opinión por:

mayoriaspensantes

Lun, 12/03/2012 - 18:49
Estas opiniones son sólo palos a la rueda de la paz
Opinión por:

Ar mareo

Lun, 12/03/2012 - 17:24
El colomnista defiende la teoria en la cual la paz solo sirve siempre y cuando las farc salgan perdiendo. O sea, firmar la Paz es derrotar a la guerrilla.
Opinión por:

jairo vanegas

Lun, 12/03/2012 - 15:23
De acuerdo con el columnista, las Farc van ganando en propaganda. Sobretodo en el tema de que la "sociedad civil" debe meterse a los diálogos, cuando ésta jamás le pidió a las Farc levantarse en armas. La sociedad colombiana hace rato que viene luchando por sus derechos sin necesidad de los crueles bandidos de las Farc y el Eln. Todo lo contrario, estas organizaciones armadas son enemigas del pueblo colombiano. Además paz no va haber, por que las Farc negocien, ahora las bacrim se tomaron la ciudades capitales donde extorsionan a todo el mundo, y sino pregunten en Medellín.
Opinión por:

31337

Lun, 12/03/2012 - 14:57
Por otro lado, nunca abandonarán las armas los del cartel del Caquetá, porque saben que en las urnas nunca ganarán, tal cuál sucedió con el MOIR y con el fracasado Polo Democrático Alternativo. Es mejor que nos vayamos haciendo a la idea de varias décadas más con las "FARC" (Nombre pomposo para un cartel del narcotráfico) así como debemos hacernos a la idea de que ellos no tienen proyecto político sino un proyecto oligárquico de enriquecimiento para los miembros del nefasto secretariado.
Opinión por:

ccdc

Lun, 12/03/2012 - 14:57
El columnista está a un punto de descubrir que hay quienes opinan diferente a el mismo. Pero se lo niega en redondo.
Opinión por:

31337

Lun, 12/03/2012 - 14:52
La "sociedad civil" de las FARC son simplemente el club de amigos de la marcha patriótica y de colombianos y colombianas por la paz. No incluye a nadie de la gente del común ni de los gremios ni de ningún otro lado. Menos mal.
Opinión por:

Ocossa

Lun, 12/03/2012 - 13:25
Hola CARV, ¿entonces la revolución, que no pidieron hacer en 50 años de terrorismo y crímenes de guerra, la harán en la mesa de negociaciones? La revolución por decreto, un mal chiste. Lo importante es que dejen las armas y se decidan a seguir luchando por lo que creen sin ejercicios violentos. Es sencillo para el que quiera entenderlo. La revolución la hará el pueblo, si es que quiere hacerla, y no dos o tres "iluminados".
Opinión por:

colomboprimate

Lun, 12/03/2012 - 13:13
Colombia está en el mismo caso del que cogió a la cocinera robando, a pesar de ser un delincuente confeso y que no merece ninguna confianza, la señora se come el cuento de todas las promesas de que "nunca más lo vuelve a hacer". Pero todo el mundo conoce el final de la historia, el delincuente nunca cambia, ahora se contradicen entre ellos mismos que "si tienen secuestrados, pero que no los tienen", que hacen tregua pero que no todos la cumplen, hablan de la sociedad civil ( el único verdaderamente afectado de toda la situación que los repudia con severidad) y unos cuantos payasos a nombre de los colombianos se prestan para el juego inútil de lanzarles el salvavidas que necesitan para rearmarse y nuevamente volver al narcoterrorismo y ahora protegido por los sátrapas vecinos!
Opinión por:

Tetricaloctus

Lun, 12/03/2012 - 12:44
Sofismas con informaciones chimbas o inventadas. Sea serio don Dario, porque es tema de mucha monta.
Opinión por:

CARV

Lun, 12/03/2012 - 11:19
Pues, aunque al señor Acevedo Carmona le duela escucharlo y leerlo, es completamente cierto que (excepto mediante una - muy hipotética- victoria militar aplastante y definitiva) la Paz y la desmovilización sólo pueden lograrse a través de conversaciones, negociaciones, concesiones, transacciones y decisiones que toquen y modifiquen medularmente muchos de los pilares políticos, sociales y económicos que han sustentado y sustentan el actual 'statu quo' de nuestro maltrecho país. El hecho de que la gran mayoría de los analistas serios e informados así lo reconozcan es un muy importante indicativo de que ése es el único camino 'civilizado' para pensar y hablar de Paz. Ahhh..., en El Caguán quien 'mamó gallo' a la lata, fue el Establecimiento, en cabeza del Gobierno.
Opinión por:

Nelsonk2

Lun, 12/03/2012 - 09:58
O vamos a esperar otro de los acostumbrados reversazos de "nuestro sin igual santos". Si las far tuvieran una intension clara y honesta de cambiar el actual estado de cosas (derruido imperio de las desigualdades), no se pondria con tantas vueltas y tal parece que aun despues de tantos años en el monte que tuvieron para afinar una buena propuesta, no les han servido sino para tramar sus fechorias. En conclusion : ninguna de las delegaciones esta a la altura. Y dbemos estar muy pendientes, no sea que nos salgan con alguno de esos acuerditos de Santos en que parece que todo funciona y realmente lo que pasa es que todo malfunciona... ojos abiertos, oidos despiertos....
Opinión por:

Nelsonk2

Lun, 12/03/2012 - 09:52
Uribe esta ayudando en algo a enredar este tema, pero santos esta dormido y de vez en cuando suelta una que otra fracesita de cajon dizque para tranquilizar (quien sabe a quien), Ojala los delegados del gobierno sepan que es lo que quieren (que es lo que mas le conviene al pais) y no salgan con las mismas babosadas de siempre. Y las far (como dice furibio) aprovechando cuanto espacio les dan para recobrar cada dia su maltrecha imagen. Y claro no falta el mamerto fantoche con su discurso comunistiode trasnochado... Pero en fin lo que si queremos saber es que opinan todos aquellos que despues de que se cometen las barrabasadas de siempre salen a decir, "pero x que no lo hicieron de tal o cual manera. " . De La Calle si lo tiene claro????
Opinión por:

Alejandro Vélez

Lun, 12/03/2012 - 09:51
Cuando el académico (qué académicos, por dios) Darío Acevedo exclama, pomposamente: "defínase", como un desafío a los que se atreven a relacionar el conflicto armado con la desigualdad, no se puede menos que pensar que el hombrecito, como buen uribista, cree que solo puede haber dos clases de colombianos: los partidarios de las Farc y los partidarios de los métodos armados del parauribismo. Y hay que definirse. El que está en contra de ambos no se ha definido. Estoy de acuerdo con el comentario anterior: El Espectador debería reconsiderar la inclusión de este tipo en su sección editorial. Es realmente un primitivo, una persona que ha simplificado lo más complejo hasta la caricatura. Un intelectual uribista, esto es, el revés de un pensador o, para no ir tan lejos, de un ser humano sensato
Opinión por:

Amonoi

Lun, 12/03/2012 - 15:38
Muy bueno y pertinente su comentario, Alejandro. Solamente quienes tienen ideas planas y burdas exigen definiciones. Las ideas siempre están en un constante proceso de construcción, y toda persona que vaya más allá de las letras impresas y las apariencias sabe que "las definiciones" solo existen provisionalmente, por una simple razón: Lo absoluto no existe.
Opinión por:

Adelfa_Pineda_Cespedes

Lun, 12/03/2012 - 09:45
.PRESIDENTE LE RECOMIENDO ENVIE NOTA DIPLOMATICA DE REPATRIACION DE ESTOS TRES INDIVIDUOAS A LOS REPECTIVOS GOBIERNOS. Presidente Juan Manuel Santos, su bajón en las encuesta es porque no se ve gestión, se ve un proceso de paz con las Farc, monótono, sin gran gestión, el mismo Gobierno Norte Americano con unos de su portavoz, dice que por parte de su gobierno no han solicitado por la repatriación de Simón Trinidad ni de Sonia, por ende ni por Juan David, a que estén en cuerpo presente en la mesa en cuba. Póngase las pilas presidente la paz es anhelo mas de muchos que de pocos. PRESIDENTE CESE AL FUEGO DELE OPORTUNIDAD A LA PAZ. ________________________________________________________________________________ En una entrevista que hizo la FM al jefe máximo del ELN grupo armado que tiene que ver con todo lo relacionado con el sector de hidrocarburos entre otros energéticos. Que bien por el señor Gabino que hace un llamado de paz de tratar de tener espacio en una mesa de diálogos, PRESIDENTE LE RECOMIENDO HAGA GESTIONN A QUE ESTO SE DE.
Opinión por:

Amonoi

Lun, 12/03/2012 - 09:43
Independiente de la carga emocional y política que existe detrás de estas negociaciones, lo verdaderamente cierto es que las guerrillas han demostrado una "inteligencia comunicacional" deslumbrante, ante la cual los funcionarios del gobierno parecen un grupo de "secretarios" gruñones, que no van más allá de leer comunicados.desabridos, con su conocido lenguaje, rebuscado y obsoleto.
Opinión por:

JDNA

Lun, 12/03/2012 - 08:14
Ultragrodo recalcitrante; todavía con las tesis de Laureano Gómez, según la cual todo aquél que mencione la desigualdad social como origen de la guerra, es un "Comunista"? En qué siglo vive este imbécil con títulos? Acaso alguien duda de la realidad de esa tesis? Protesto firmemente por la inclusión de este obtuso sujeto en la nómina de Columnistas de El Espectador, pues es una verdadera ofensa al pensamiento pluralista e incluyente que ha caracterizado a este prestigioso Diario.
Opinión por:

Gonzalvo

Lun, 12/03/2012 - 09:47
Otra cosa don ADN, Gilberto Vieira y Manuel Cepeda, no puede decir usted que el columnista los tache de comunistas, ellos eran orgullosamente del partido comunista y como tal actuaban en su estrategia de las diversas formas de lucha.
Opinión por:

Gonzalvo

Lun, 12/03/2012 - 09:40
Pues don ADN, el recalcitrante además de intolerante es usted, de donde deduce lo que usted afirma?, donde el columnista afirma que no este de acuerdo en que la desigualdad social no sea la causa del conflicto y que quien la esgrima es comunista?, más bien y lea bien el lo que afirma es que esa tésis la esgrimen los terroristas , para no avanzar en un proceso de paz, ya que cuanto tiempo cree usted que nos tomaríamos para ponerle fin al conflicto armado , si primero tenemos que solucionar todas las "causas objetivas?, ya lo dijo Delacalle , si quieren revolución dejen las armas y ganen las elecciones y usted si cree que un periódico sería pluralista e incluyente, teniendo solo columnistas de su misma línea ideológica?, bájele a la intolerancia.
Opinión por:

Nelsonk2

Lun, 12/03/2012 - 09:40
no puede opinar sin insultar?????. Aquel que no lo puede hacer revela algun tipo de incapacidad.......reflexione
Opinión por:

ali cates

Lun, 12/03/2012 - 07:27
Pues sería el columnista tan descarado de afirmar que, entonces la afirmación que hace Marco palacio, por ser una tesis marxista, es una mentira?. Vergüenza debería darle a este Dario Malparido. O que la paz va a llegar con solo detener la guerra pero manteniendo la estructura social que hoy ubica a Colombia como uno de los tres primeros países en injusticia redistributiva? Eso no es cierto, solo por que lo dijo Iván Márquez? Déjese de maricadas viejito hijueputa!
Opinión por:

Boyancio

Lun, 12/03/2012 - 03:23
Cuando la papurreta se hizo esencia de masticar como quinto elemento de fluido tragantar, cuando la mascada deje de funcionar en los altos y muy engordados heliotropos de la republiqueta, cesarán de una todos los males, incluyendo a estos fustaneros de la dulce godarria en olor a santidad,,,que digo: de la excreta. Porque según Santos, no van a dar na; y según las Farc, ellos tampoco fueron a pedir ripios ni caramelos, que así como la godarria quiere sacar a Plazas Vega, ellos quieren sacar a Simón Trinidad pues ya lograron salir ellos del cerco...¿Saben quien entiende todo esto? Mandrake. ¿Quien lo enreda más? Uribe.
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Lun, 12/03/2012 - 03:17
AVANZARÍAN con mucha mayor rapidez Y efectividad los diálogos de la paz en La Habana, si todos juiciositos se hubieran puesto a releer y estudiar La Constitución, para mirar a ver que es lo que le quieren cambiar. Hay que ser prácticos. Muchas veces tanta palabrería, engolosina; no conduce a ningun / Pereira /. Lo claro y fundamental es que los amigos de Marte y Vulcano deben ponerse la mano en el corazón y acabar con su aterradora y asustadora violencia.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio