Publicidad
Cartas de los lectores 19 Jun 2013 - 11:00 pm

La falla de Molano

Cartas de los lectores

El fin de semana pasado Alfredo Molano publicó dos artículos sobre la situación del departamento archipiélago San Andrés, Providencia y Santa Catalina, relatando datos históricos y dando un perfil sociológico de la isla.

Por: Cartas de los lectores

El primer error en el análisis es desconocer las ya tres generaciones de isleños 50/50, o sea, la composición étnica de la población resultante de parejas raizal y paña, con una frase bonita pero falsa: “entre estos dos mundos no hay tercero”, refiriéndose a la dicotomía paña/raizal. Y aún más: “Los pañas son comerciantes, negociantes turísticos o empleados oficiales; los raizales son pescadores, pequeños agricultores y unos pocos empleados menores de las empresas de turismo”. Lo cual dejó por fuera a los raizales de la Gobernación (sería para no mencionar la corrupción de gobernadores nativos anteriores), así como a los empresarios y profesionales nativos e isleños. De hecho, son muchas las familias nativas que han vendido su tierra para pagar la universidad de sus hijos en el continente. Los nativos que trabajan en los sectores de comercio y servicio son, según él, una minoría mal paga y peor tratada por sus patronos. Algo que no es absoluto ni cierto de manera generalizada, como él lo plantea.

La sociedad isleña es multicultural y es una sociedad de clases y no una sociedad de colonos y colonizados, pues esta última división ya no se aplica ante la realidad actual de su población en cuanto a número, composición y distribución política, socioeconómica y geográfica.

En cuanto a la exposición histórica y desde el punto de vista de los defensores de la política de autodeterminación, el grupo AMEN, narra con análisis políticos el curso de los acontecimientos que han llevado a que existan deseos separatistas, pero deja sin explicación y sin mención la década del 2002 hasta días previos al fallo de la CIJ y no cuenta hechos contundentes que marquen la radicalización que sostienen en el lapso de tiempo anterior los actores raizales y el gobierno central.

Desafortunadamente, en esta isla de tantos intereses diversos hay una realidad que supera los deseos de ser o no colombianos y es el deterioro medioambiental por la ausencia de un desarrollo sostenible. En un ecosistema frágil como este, reserva de biosfera, lo que importa es si se vive y se produce de acuerdo a criterios de sostenibilidad y donde el grado de pertenencia de sus habitantes debe primar para hacer acuerdos que generen acciones de bienestar para toda la población, consecuente con ideas de convivencia pacífica y armoniosa con los demás y el entorno.

Eso sí es cultura y su creación, transformación y desarrollo es la verdadera política que aplica.

En cuanto a apartes del artículo, hay que reconocerle la mención de verdades innegables como la superpoblación y el desconocimiento del ente regulador llamado gobierno central de la realidad integral de este territorio insular.

María Cristina Cuevas-Mohr. Antropóloga. San Andrés I.

  • Cartas de los lectores | Elespectador.com

  • 0
  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Otro colombiano se declara culpable por asesinato de agente de la DEA

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio