Publicidad
Manuel Drezner 19 Jun 2013 - 11:00 pm

El arte y la cultura

La Filarmónica en las escuelas

Manuel Drezner

Una de las buenas noticias culturales de los últimos tiempos es que la idea del director administrativo de la Filarmónica de Bogotá, David García, de llevar la orquesta a las escuelas y dedicar el tiempo de algunos de los instrumentistas a dar clases, está dando un fruto no inesperado pero sí placentero: ya son muchos los niños que han mostrado interés en seguir oyendo música y, mejor aún, en seguir una posible carrera musical.

Por: Manuel Drezner
  • 91Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/filarmonica-escuelas-columna-428984
    http://tinyurl.com/l5g79zk
  • 0

Esta labor fecunda de crear nuevos amantes de la música es laudable y es, en cierta forma, un contrapeso a la absurda medida de algún ministro de Educación de suprimir de los programas educativos todo lo que oliera a música y a bellas artes.

La verdad es que la educación debe incluir, además de las materias básicas, como matemáticas y ciencias sociales, temas culturales, ya que si bien las primeras forman personas con conocimientos, las segundas son las que permiten gozar de las cosas bellas de la vida. Una existencia sin música, sin obras maestras de la pintura o sin teatro y literatura tiene algo de estéril, y es por eso que hay que dar la bienvenida a iniciativas como las de la Filarmónica para crear personalidades capaces de apreciar el lado espiritual de nuestra existencia. Mientras se corrige ese absurdo de haber eliminado la cultura de la educación, pasos como los de la Filarmónica y las organizaciones de Batuta deben aplaudirse.

Para poner un ejemplo personal, mi amor a la música nació cuando muy niño me llevaban a los conciertos de la Orquesta Sinfónica Nacional que dirigía Guillermo Espinosa, con programas especiales para los jóvenes y que forman parte de los recuerdos inolvidables de mi primera infancia. Si a los niños se les pone en contacto con esas grandes creaciones del pasado que son universales e inmortales, ellos tendrán una vida más acabada y placentera. Es por eso que se aplaude con entusiasmo eso de llevar la Filarmónica a los colegios y permitir que se complemente la educación con música y las demás artes que fueron suprimidas hace años de lo que un ministro de Educación dizque consideraba que los colombianos deben conocer.

Ojalá esa excelente iniciativa sea entonces preludio a que los programas escolares reinstalen esas materias de la cultura, con lo cual se hará un servicio, no sólo a los estudiantes, sino al mismo país. Pero mientras tanto, es bueno saber que hay quienes se interesan por llevar a los niños a la música y por eso la propuesta de la Filarmónica debe ser aplaudida con entusiasmo por quienes consideramos que una vida sin música y sin artes es casi que un desierto.

  • 3
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Abuelito tiene prohibida la entrada a 30 locales en Bogotá por robar
  • Curiosa práctica de bateo de Radamel Falcao

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio