César Rodríguez Garavito 12 Dic 2011 - 11:00 pm

La foto del año (afro)

César Rodríguez Garavito

Con irónico sentido de la oportunidad, la revista Hola cierra el año mundial de los afrodescendientes con la foto de dos sirvientas negras (porque eso son en la imagen), apostadas como adornos en los márgenes de la escena donde sus blancas patronas —las "mujeres más poderosas del Valle del Cauca", según Hola— posan frente a la piscina de su “formidable mansión hollywoodense”.

Por: César Rodríguez Garavito
  • 117Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/foto-del-ano-afro-columna-316273
    http://www.elespectador.com/opinion/foto-del-ano-afro-columna-316273
  • 0
insertar

Por si los impecables delantales y la vajilla de plata que llevan las empleadas dejaran alguna duda sobre su lugar en la foto y en el mundo, los genios de la revista española se aseguraron de que no miraran a la cámara, sino que posaran al fondo y de perfil, mirándose la una a la otra.

Ya se ha dicho mucho sobre el retrato, que se regó como pólvora por las redes sociales. Para no repetir las justificadas críticas a la imagen, prefiero referirme a lo que enseña el debate sobre ella.

Lo primero que llama la atención es la misma existencia de la reacción colectiva contra la foto. Para quienes trabajamos en estos temas, sorprende gratamente ver cómo el negacionismo sobre la discriminación racial va cediendo, por lo menos en fogonazos de indignación como los de la última semana. Como lo saben los sociólogos desde Durkheim, los prejuicios y los consensos sociales cambian a medida que se transforman las emociones colectivas, y éstas se activan con símbolos e imágenes como el retrato de marras. De ahí la importancia del debate reciente, que ejercita la dormida indignación contra la discriminación. Si la conmemoración del año afro tuvo al menos una mínima influencia en este cambio, cumplió su cometido.

Tampoco es como para cantar victoria: según los datos de la encuesta LAPOP, más de la tercera parte de los colombianos niegan que haya racismo, y son muchos los analistas y hacedores de políticas públicas que siguen sosteniendo lo mismo. Pocos han expresado esta posición con tanta candidez como Rosa Jaluf, la mayor de las damas vallunas de la foto: “todo el mundo sabe que aquí en Colombia hay una cantidad de personas de color que hacen su vida y nosotros la respetamos”.

Y agregó al colgarles el teléfono a los de la W: “aquí en el Valle hacemos las cosas bien… Yo doy por terminada esta entrevista porque yo no necesito decirles a ustedes cómo vivimos nosotros aquí”. Imagino que con ello la presidenta de Fenalco Cali no se estaba refiriendo al constante acoso policial que viven los jóvenes negros de Aguablanca, que ha documentado el Observatorio de Discriminación Racial; o a los patrones de segregación racial de los barrios de la ciudad que ha estudiado el CIDSE de la Universidad del Valle; ni a la sospechosa escasez de empleos para gente negra en los bancos y supermercados caleños.

Pero no creo que el problema sean sólo las prestantes señoras. Curiosamente, los críticos se han ensañado con ellas y pocos han reparado en que la revista es responsable de la escena y la publicación de la foto. El autor de la imagen, el fotógrafo Andrea Savini, no sólo justifica lo injustificable sino que saca de la manga el contraargumento clásico de los negadores de la discriminación. “El que hace polémica por el reportaje lo que está haciendo es discriminando a los negros”, sostuvo. Así pensará también la revista, que ha guardado silencio en medio de la lluvia de críticas. Al fin y al cabo, según Savini, “Hola no es una revista que trate temas controvertidos”.

Afortunadamente, el episodio sugiere que son muchos los que piensan que el clasismo, el sexismo, el racismo, la homofobia y otras formas de discriminación son temas para controvertir públicamente. Una buena forma de terminar el año.

Pésame: Si Álvaro Camacho, sociólogo agudísimo de la realidad vallecaucana y colombiana, no se hubiera ido a destiempo, quizás en su próxima columna nos habría ayudado a entender todo esto a los que venimos detrás. Lo extrañaremos y lo recordaremos.

*Miembro fundador de Dejusticia (www.dejusticia.org).

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 24
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Cómo hacer (o no hacer) el Metro
  • Claudia López destapa relaciones de congresistas con 'Marquitos Figueroa'
  • “Los policías me van a entregar a los Guerreros”, afirmó Manuel antes de morir

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
24
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

extermin

Mar, 12/20/2011 - 09:41
En esto del racismo en colombia hay algo paradojico. Primero como bien señala uno de los foristas, se nos "olvida" que en materia racial salvo contadas excepciones (la de los pocos zapatoqueños descendientes todos de un solo alemán) somos triétnicos. Segundo para exorcizar nuestro ancestro tendemos a "blanquearnos" ya sea instando a los mas oscuros a que enrazen con "blancos" dizque para "mejorar" la raza o si no negando de plano los prejuicios racistas que de a bulto existen en esta sociedad y tercero las elites sin ser caucasicos, se consideran como tal para mantener a demás del poder politico-económico, la supremcia racial. El ejemplo claro es el de las "señoras" ilustres de la foto, que son de origen palestino pero gracias a la explotación de mano de obra hoy día son "blancas" ilustres
Opinión por:

jakemate

Mie, 12/14/2011 - 12:10
La foto fue tomada en la India, antes de 1947, cuando las ladies británicas tomaban el té de las 5pm en los porches de sus mansiones, ante los campos de crícket y polo donde jugaban sus maridos. Esta vez, por un raro fenómeno, las damas se han reencarnado en las antañonas hijas de pobretones palestinos (Jaluf, Zarzur, etc.) que llegaron al país huyendo de la miseria ancestral y, vendiendo telas, hicieron su capitalito. Ellas, en los ratos libres que les deja la tertulia vespertina, siguen vendiendo cosas, zapatos, etc. Pobrecitas, sólo tienen dinero...
Opinión por:

Juan carlos Goicochea de Alba

Mar, 12/13/2011 - 21:03
Apreciado columnista, el forista es asi, deja ya en tèrminos finales toda esta tontopolèmica que armò la ^revista^ Hola, en esta foto faltò la persona màs poderosa del Valle, El ^negro Martinez^, habrìa salido divino en la foto, y con su poder y el de Varito Corleonni, se habrìa puesto èl de primero en el sofa y detràs a estas viejas arribistas de telenovela mexicana vestidas de delantal blanco y con ligueros, y claro, cargando las putas bandejitas, que pa eso el que manda manda aunque mal mande, jajajaja.
Opinión por:

Oliveria

Mar, 12/13/2011 - 18:59
rOsa jaluf es una avivata. siendo alcalde mauricio guzman la saco de la quiebra con los recursos publicos de los caleños comprandole el embargado edificio san marino. pelecho a la sombra de uribe, de la camara de comercio y de los comerciantes. ah, y no es mona ni ojiazul, es trigueña, fea. repelente y abusadora con los empleados. de que poder hablan. cuanto habran pagado. QUE OSO.
Opinión por:

tuata

Mar, 12/13/2011 - 16:56
La polèmica es valida y justificada pero ¿Y las modelos negras que posaron para esta foto? ¿Por que se prestan para este tipo de trabajos? ¿La comunidad afro tambièn deberìa cuestionar a sus miembros que se prestan para este tipo de afrentas discriminatorias.
Opinión por:

Sky_Voyager

Mar, 12/13/2011 - 20:14
La respuesta es obvia, si las modelos negras que forman parte del Servicio de la Mansión Hollywoodense de Cali se hubiesen negado a posar como su ama les ordeno, simplemente estarian sin empleo en este momento , por rebeldia frente a sus supuestos Superiores ... asi de fácil ...
Opinión por:

mono

Mar, 12/13/2011 - 19:59
TIENE UD TODA LA RAZON, MUY SABIA SU OPINION, ES QUE LAS CULPABLES SON LAS NEGRAS QUE SE DEJAN RETRATAR ASI, INCLUSO , HASTA ESCOGIERON ESOS UNIFORMES PARA DEGRADARSE MAS, ES QUE NI SE LE OCURRIO MIRAR LA CAMARA PARA HACERSE LAS INDIFERENTES CON LOS PATRONES.....ES QUE DEFINITIVAMENTE SON LAS MINORIAS LAS QUE SE HACEN DISCRIMINAR....MUY SABIA ESTA "TUATAª
Opinión por:

es así

Mar, 12/13/2011 - 16:23
Cuando hay plata de por medio, no hay delito o cosa que no haga un ricachón por un peso más, cosas que ni un pobretón muerto de hambre haría.
Opinión por:

es así

Mar, 12/13/2011 - 16:19
Hola e equivocó, de "poderoso" hubiera puesto a juan carlos martínez, jajajajajajajajajaja Ya me imagino a esas viejas lamiéndole los pies (y quien sabe que más) por un peso.
Opinión por:

Juan carlos Goicochea de Alba

Mar, 12/13/2011 - 21:00
JAJAJAJJAJAA ¡¡¡
Opinión por:

es así

Mar, 12/13/2011 - 16:16
Ja, Ya me imagino a esas viejas tan "poderosas" peleando por un centavo.
Opinión por:

gaviotaluza

Mar, 12/13/2011 - 12:13
Pues hablando de sociologia, ud notara que los colombianos, estamos viviendo de un tiempo para aca.....encima de un volcan de inconformismo, ....quizas producto de las politicas equivocadas de los ultimos dias como la seguridad democratica.....las politicas de chuzar, de infundir miedo, de vestir a los humildes como guerrilleros..... existe un deseo inmenso de levantarse y decir no mas......este pueblo se manifiesta todos los dias, frente a cualquier papayaso.......en un partido de futbol, ante una foto, frente a los politicos corruptos, frente a los despojadores de tierras....frente a los apellidos que representan años y años de discriminacion.....el asunto, es que si el estado no entiende este sentimiento, como hasta ahora parece no entender.......viviremos otros cien años de soledad
Opinión por:

Artorios

Mar, 12/13/2011 - 12:11
Periodista estás mal informado. en la llamada Aguablanca (al decirle así se nota que no conoces porque en Cali nadie la llama de esa manera) no se persigue al delincuente por su color como lo insinúas, sino por delincuente. El hecho que sea del color que sea no le quita lo que es. En esas comunas del oriente caleño existe una violencia permanente que el resto de caleños y las mismas autoridades pretenden ignorar y disfrazan de racismo para solapar su responsabilidad. Visita Cali para que la conozcas.
Opinión por:

rodrigoh

Mar, 12/13/2011 - 11:23
Hace unos meses hubo una reunion de partidarios de hitler y admiradores de su teoria de supremacia racial en Bogota y no se le dio ni la cuarta parte de interes que desperto esta foto.Lo mas curioso fue ver en esa reunion a unos neonazis rapados mas mestizos que el columnista.Esto, para recalcar que no hay peor discriminacion que la que uno mismo se hace.No me importa ser judio, ni negro, ni blanco,etc, etc, soy un terrícola que no me dejo engañar por los sentidos y mi dignidad no me la otorga una ley muerta y escrita, me la otorga una ley espiritual invisible pero suprema.
Opinión por:

feristohijo

Mar, 12/13/2011 - 09:46
Esta negacion sobre la inexistencia del racismo, no es solamente en Colombia, se da en toda latinoamerica y gracias a la colonizacion por los Ibericos.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Mar, 12/13/2011 - 09:26
Más que rabia, lo que da es lástima. Y no precisamente de las mujeres que salieron a espaldas de las "señoras" con jarrones, sino de estas últimas, y de todos los colombianos que piensan y sienten como ellas. En realidad, como lo demostró el Maestro Zapata Olivella en La rebelión de los genes, no existe un sólo colombiano que no tenga en sus genes o en su consciencia de sí elementos de lo indígena y de lo afro. La incapacidad para reconocerlo es una muestra más de la alienación colonial en la que aún vivimos y que nos impide reconocer nuestra identidad triétnica. Los más alienados son personas como estas "señoras", que seguramente se sentirán orgullosas de que Cali sea una capital de la salsa, así como los costeños blancos se sienten orgullosos del vallenato, sin saber sus procedencias.
Opinión por:

karissa

Mar, 12/13/2011 - 06:08
Después de los poderosos en su tiempo Rodríguez Orejuela, los sustituyeron éstas "nobles" señoras... La revista es española, lo mismo que el fotógrafo, así que para ellos, los colombianos siguen siendo unos miserables esclavos, y para colmos, muchos colombianos como las mujeres de la foto se creen descendientes de la realeza europea... ¿Y qué habrá dicho al respecto la noble estirpe cartagenera que le impide la entrada a los negros a sus sitios de diversión? En la costa, donde más negros existen, es la parte más racista de Colombia. Mero complejo de inferioridad
Opinión por:

durandal

Mar, 12/13/2011 - 03:02
Los colombianos somos raros...un país de "mestizos" que se creen "blancos" europeos...jajaja
Opinión por:

doloresthomas

Mar, 12/13/2011 - 02:39
Un altísimo porcentaje de la población de Cali es negra, o mestiza con ascendencia directa de raza negra. Aún así, hay mucho racismo en la ciudad. Creo que es un problema de educación.
Opinión por:

es así

Mar, 12/13/2011 - 01:56
O si no mire esa explotación a los corteros, practicamente de esclavos.
Opinión por:

Casta Paria

Mar, 12/13/2011 - 01:28
cuando las colonias americanas, fueran españolas, portuguesas, inglesas o francesas firmaron el contrato social con ellos mismos para autodeterminarse, los negros no fueron firmantes, esa idiosincrasia ha quedado incrustada en la sique popular, q 200 años despues hay gente q dice "personas DE COLOR(WTF?!?!?!)" y q el racismo no existe ya q los negros, q son demostrablemente un grupo muy marginado, estan donde deben estar, "no es culpa mia q sean pobres"
Opinión por:

Juaco G. Hoyos

Mar, 12/13/2011 - 00:44
¿Cuántas familias colombianas se pueden dar el lujo, hoy en día, de tener sirvienta en su casa, ya sea negra, india o de cualquier color o raza?
Opinión por:

Sarcher

Mar, 12/13/2011 - 00:35
Me imagino a los "colombianos indignados por la foto", gritándole a la muchacha del servicio desde el computador: "Mariaaaaa, tráigame un vaso de aguaaaaaaaaa". Porque para HIPÓCRITAS, los colombianos!!!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio