Publicidad
Cristina de la Torre 25 Feb 2013 - 11:00 pm

Fuerzas políticas del catolicismo

Cristina de la Torre

Pedofilia, corrupción, complots palaciegos son apenas el detonador de la crisis; su carga de profundidad, el destape de un conflicto latente entre fuerzas políticas que se baten en el seno de la Iglesia desde hace medio siglo y le atribuyen papeles opuestos al cuerpo de Cristo en la tierra.

Por: Cristina de la Torre
  • 119Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/fuerzas-politicas-del-catolicismo-columna-406849
    http://tinyurl.com/afhxcu7
  • 0

Una busca sintonizarlo con el mundo de hoy encarando el problema social; otra lo escamotea huyendo hacia la premodernidad. La fuerza más conservadora, que ha gobernado bajo la mitra de Wojtyla y Ratzinger, acusa crisis de autoridad y de credibilidad, por abandono del rebaño. Acallada su contraparte (la doctrina social de la Iglesia que Juan XXIII depuró en los 60), quedó el pueblo católico librado a la fatalidad de la pobreza, y convertida en delito de lesa divinidad su vida sexual y reproductiva. La renuncia de Benedicto empieza a desembozar este choque de corrientes políticas en la Iglesia, largamente silenciada con guante de hierro y armadura medieval. Dos lecturas del Evangelio, dos teologías que cristalizan en procesos políticos antagónicos.

Por un lado, la Teología de la Liberación desprendida del Concilio Vaticano II accede al poder en Brasil, al lado del Partido de los Trabajadores de Lula da Silva. Del otro, la prepotente imposición de su poder por estos papas y su apasionada protección a sectas de extrema derecha como los Legionarios de Cristo, el Opus Dei y el Lefebvrismo. No ha mucho invitaba Ratzinger a los fieles a organizarse en partidos para hacer política “sin complejos de inferioridad”. Y convocaba el Vaticano a “una nueva generación de políticos dispuestos a combatir en favor de Cristo, contra el mundo y su príncipe diabólico”, el liberalismo. Discípulo amantísimo del lefebvrismo, nuestro Alejandro Ordóñez pinta como líder espiritual del partido que en Colombia se denomina Voto Católico y va por la “reconquista del Occidente descristianizado”.

En su Carta del 84 contra la Teología de la Liberación, atacaba Ratzinger la politización de la fe en clave de lucha de clases. La juzgó intolerable y herética porque negaba la estructura sacramental y jerárquica de la Iglesia y escindía su cuerpo en una vertiente “oficial” enemiga de otra “popular”. Acertaba. El teólogo brasileño Leonardo Boff reconoce orgulloso que aquella teología era interpretación libertaria y revolucionaria del Evangelio y había derivado en fuerza político-social. También en fuerza política convirtió Ratzinger su credo: guerreó a brazo partido contra quienes militaban con el Vaticano II que, vaya paradoja, había promovido él en su hora.

Avanza decidido el proyecto político de la ultraderecha católica. El padre José María Iraburu reivindica representación parlamentaria de los partidos católicos contra la “bestia liberal”: la del aborto, el divorcio, la eutanasia, la educación laicista. Propone resistencia armada contra los gobiernos sin Dios (así fueran elegidos por el pueblo), a la manera de las órdenes militares del medioevo. Su divisa, derrocar el Estado laico y restaurar el confesional. Pero vuelven a sonar las palabras de Juan XXIII: el lujo desenfrenado de unos pocos contrasta insolente con la extrema pobreza de la mayoría, y clama al cielo. Óscar Rodríguez, cardenal de Honduras, rescata sin miedo la doctrina social de la Iglesia: “Tenemos el deber de anunciar la justicia y de denunciar la injusticia”. Cómo pregonar un dios de amor en un mundo plagado de miserables, pregunta. Cambio de tono para redefinir la acción evangelizadora y erradicar la hipocresía del Vaticano. La Iglesia es, de suyo, institución política, pues todos los días se juega el poder. Lo malo es no reconocerlo y perseguir a los contradictores que también hacen política.

  • 0
  • 28
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
28
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Boyancio

Sab, 03/02/2013 - 05:18
Bien narrado y de esquisites lectura; pero pasado tanto tiempo, entrados en el siglo XXI, con tanto interné, doña Cristina....¿eso pa'qué?
Opinión por:

elmonpa

Mar, 02/26/2013 - 20:53
ELcatolicismo es una fuerza política, asi como pio xii apoyo a los alemanes y la iglesia colombiana apoyó a los conservadores asi también el pueblo pensante o sea el que tiene los pies sobre la tierra apoyamos a jesus y a la teología de la liberación que aboga por nosotros los pobres o sea los de alpargatas.
Opinión por:

AQUILEO PARRA

Mar, 02/26/2013 - 20:37
Las dos tendencias, doña Cristina, que usted precisa son muy visibles. Unos vuelven al Evangelio de los pobres apóstoles y otros vuelven por la estructura de poder dotada de dogmas. El viraje del aggiordamento de Juan XXIII cuando el escándalo del subdesarrollo estremecía al mundo, ha sido desbordado cuando el neoliberalismo y la política de globalización de las multinacionales. Los dos últimos papas lo celebraron y luego se quedaron perplejos y mudos ante las crisis financieras internacionales. Gracias por su lucidez.
Opinión por:

Isidoro Bacharach

Mar, 02/26/2013 - 20:00
Esta es una muy juiciosa descripcion de lo que es y ha sido por siglos el manejo del poder por parte de la Iglesi Catolica.Quien conozca la Historia no puede llamarse a engaño,pobre Evangelio tan utilizado para someter a las gentes a las interpretaciones amañadas de quienes se han erigido como dueños de la verdad.Pobre doctrina tan cerca del poder politico y tan lejos lejos de Jesus .Pobre Iglesia tan llena de fasto y tan vacia de respuestas para el hombre actual .Ante este panorama podriamos decir ,acogiendo el titulo de una reciente novela colombiana," Libranos del bien ". Mientras tanto ,seguire amando el Evangelio de Jesus ,el de verdad ,no la version bizarra que nos quieren vender unos pobres seres ,que como monseñor Ordoñez , son dignos de compasion .
Opinión por:

Estrella de la mañana

Mar, 02/26/2013 - 19:21
No señora Cristina su visión demasiado subjetiva, no permite discernir, la verdadera misión de nuestra Iglesia, de transmitir la verdad, el kerigma, la buena nueva que Jesús confio a sus sucesores, y a la Iglesia, esa es la verdadera misión, defender y hacer valer la santa doctrina de Cristo, en un mundo olvidado de Dios, y de sus promesas, la Iglesia, es la conciencia del mundo, y sin ella este mundo sucumbe en el abismo, porque ella a pesar de sus problemas es la única luz de esperanza que nos queda, así muchos no lo crean, es la lampara que alumbra en medio de la oscuridad, y aunque muchos esten esperando su destrucción, esta nunca vendra porque ella es sostenida por la mano poderosa de Dios, y todos los hombres veran su gloria, aqui en la tierra, todas las profesias lo anuncian.
Opinión por:

Jorge Enrique Angel Delgado

Mar, 02/26/2013 - 15:21
El mal esta hecho, comenzó en 1492 y desde el momento del desembarco de los primeros "conquistadores", la colonización a sangre y espada, trajo al continente y sus gentes esa forma grotezca de religión q ha sido continuada por los "blancos" q simplemente continúan con sus tradiciones de poder, brutalidad, corrupción y como aquí encontraron el mundo muelle q les dió esclavos, desde ese tiempo estos "blanquitos" han hecho sus vidas en el mejor de los mundos, sin tener q utilizar sus cerebros y mucho menos sus músculos. Ya tienen musculos q no les cuetan, los de los siervos y esclavos!!! Roma es un centro mayor de corrupción y se le da el nombre de "iglésia católica", pero toda religión llevada a extremos, es igual de estupidizadora y dañina, todo análisis es juego de la pequeña burguesía...
Opinión por:

azacor

Mar, 02/26/2013 - 14:15
la idiotes humana convertida en religion. adios a dios. no mas basura cristiana en el mundo,
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Mar, 02/26/2013 - 11:57
Brillante y hermoso texto Cristina. Sólo una cosa: Ordoñez no es católico ni nada que se le parezca, es un politiquero que utiliza un discurso con arreglo a sus intereses. Por tanto no tiene principios, entendidos como máximas de aplicación universal, en todo tiempo y lugar. Simplemente manipula creencias para sus propios fines políticos.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Mar, 02/26/2013 - 22:41
Vuelve la burra al trigo. Todo lo que intentaba decir es que la "comprobación" depende de un contexto, de unos acuerdos intersubjetivos, lo mismo que la forma como interpretamos los hechos que nos llegan vía percepción sensorial. Todo conocimiento pasa por esa interpretación, por ese dar significado a los hechos, luego no existe "comprobación" como algo mecánico incorporado en nuestra conciencia o algo así. Nunca dije nada acerca de la evolución, pero sé que el más vulgar de los zoólogos no osaría comparar el cerebro del coturnix coturnix con el del homo sapiens. El que uno sea mejor que el otro, para el zoólogo, no depende de la teoría de la evolución. En cuanto a que la ciencia haya comprobado que no existen seres humanos superiores, me alegro por ella y por Usted.
Opinión por:

leinadsajor

Mar, 02/26/2013 - 20:11
¿Puede uno demostrar que la verdad no existe? hasta donde sabía este tipo de paradojas se habían abordado por Gödel, dejando claro que ese tipo de afirmaciones no se podían determinar si eran ciertas o no (indecidibles). Pregúntese p.ej. si la afirmación “la verdad no existe” es verdadera y ahí tendrá a un lógico persiguiéndose la cola. La percepción sensorial es la forma más pura de conocimiento, y por sensorial no digo que sea lo que captan los sentidos, sino la parte de la realidad que experimentamos. La ciencia no es más sino un conjunto de hipótesis que intentan explicar cómo funciona ese aspecto de la realidad. En ese sentido cualquier hipótesis que se haga acerca de la realidad y que sea contrastable por medio de la experiencia, es ciencia. El problema de la ciencia, o el objetivo de la ciencia, es hacer predicciones del comportamiento de la naturaleza a partir de lo que ya sabemos, de lo que tenemos por cierto. Se interroga fieramente a la naturaleza por medio de un experimento que intente probar que las hipótesis no son ciertas. Cada eslabón en la cadena de acontecimientos debe ser fuerte para que así sepamos las limitaciones de nuestro conocimiento. Con respecto a “como nos ha demostrado que supuestamente somos superiores a los demás miembros del reino animal”, demuestra ud una completa ignorancia acerca de lo que dice la teoría de la evolución. Si los chimpancés existen no es porque sean inferiores a nosotros, de hecho según la evolución son tan exitosos como nosotros porque se adaptaron a su medio y sobrevivieron. Es una gran mentira que la ciencia pueda decir que una especie es superior a otra, la existencia de las bacterias es tan “superior” como la existencia del homo sapiens. Si esto es cierto con respecto a las especies, ni que decir de los seres humanos. Puede revisar el libro de Stephen Jay Gould llamado “La falsa medida del hombre”, en la que habla del IQ y otro tipo de medidas falaces acerca del ser humano, que lo reducen. Lo que es cierto es que hay personas que piensan mejor que otras, y otras que se desempeñan mejor que otras. Por eso es bueno tener una educación que nos complemente.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Mar, 02/26/2013 - 19:15
1. El asunto no es creer o no creer. Usted está sugiriendo que como no creo del todo en la ciencia, entonces no creo en nada, o sólo creo en Nietszche y Foucault. El asunto es que lo que yo creo es relativo. Y por eso les creo a ellos. Porque se encargaron de demostrar que la verdad no existe, algo a lo que nunca nos habíamos aproximado de ese modo. A mí eso en términos epistemológicos me tiene sin cuidado. Me importan más sus consecuencias éticas y políticas. Y esa es la otra razón por la que les creo: porque relativizar mis propias creencias me puede llevar a respetar las de los otros. Así, mi relación con el conocimiento está determinada por el ánimo de relativizar mi propio “yo”, mi propio “ser” –por llamarlo de alguna manera, antes que por afirmarlo. Algo contrario sucedería si fuera un creyente a rajatabla en la ciencia o en la “razón”: entonces andaría pensando, por ejemplo, que los musulmanes no tienen derecho a protestar porque alguien en EEUU haga una película que se burla de ellos y que como no tienen “razón” son “bárbaros” y deben ser exterminados o algo así. Mejor dicho, la lógica pura del Choque de civilizaciones. Ese es mi problema, evitar que eso pase. Por eso, mi “imperativo categórico” en ese caso es: no existen formas de conocimiento superiores a otras. 2. La percepción sensorial no es conocimiento, al menos no el conocimiento que convencionalmente se concibe como ciencia. Eso es una discusión epistemológica muy amplia para abordarla aquí. Simplemente decir que los hechos en sí mismos no tienen significado. Su significado depende de un proceso social, de un contexto cultural y de un proceso histórico intersubjetivo: si existiera sólo un ser humano en el mundo, no existiría conocimiento y no existiría ciencia. De ahí que, por ejemplo, el antropólogo Roger Bartra, haya afirmado que más que por mecanismos fisiológicos cerebrales, el conocimiento se produce por intercambios culturales. Hoy sabemos que llueve porque se evapora el agua y se aloja en algún lugar de la atmósfera. Nuestros antepasados explicaban el mismo fenómeno por causas distintas. ¿Cuál explicación es más legítima o cuál tiene “razón”? Decir que la nuestra no sólo es ensimismarnos, sino abstraernos de nuestro propio tiempo, de los sesgos culturales que nos impiden comprender esas otras prácticas, pero además, incurrir en un anacronismo y en un abuso juzgando culturas del pasado con criterios del presente o juzgando culturas del presente con nuestros criterios de forma unilateral. Naturalmente, el concepto de ciencia también está sujeto a discusión. Por ejemplo, ¿quién dice que los taitas yajeseros del Putumayo son menos científicos que Glaxo? En el fondo es una cuestión de poder el decir qué es o qué no es ciencia. 3. La ciencia no es culpable de nada. Los culpables son los seres humanos que creen que sus propias creencias los legitiman para abusar de otros. Cuando ponía el ejemplo de la esclavitud no me refería tanto a la ciencia como a ese apego que Usted tiene con las “evidencias empíricas”. 4. Si Usted fuera racista primero escucharía sus argumentos y luego trataría por todos los medios de persuadirlo y convencerlo de que está en un error. Y tal vez Usted me diga: “y ¿cómo me convencería del error, si Usted [yo] supone que la verdad es relativa?, ¿cómo me haría entender que no existen razas superiores ni inferiores?”. Ante lo cual me anticipo a responder: Existe hoy una forma de racismo distinta a la del siglo XIX que se basa en creer que hay seres humanos más inteligentes que otros. Eso son las pruebas de cociente o coeficiente intelectual. Pues bien, estas pruebas hacen miles de abstracciones hasta centrarse en una situación particular, pero creen que a partir de allí pueden sacar consecuencias universales o casi naturales. Por ejemplo, hacen abstracción de los tipos de pensamiento que tenemos dándole prelación al lógico matemático, que es muy propio de nuestra cultura ilustrada y moderna. Entonces se supone que los genios son las personas que mejor desempeño tienen en esas áreas o en áreas afines y, al hacer las pruebas, sacan la conclusión de que ellos son más inteligentes que el resto. Jamás se preguntan cuál sería el desempeño de los genios en otras áreas, por ejemplo, relacionándose con otros, con la naturaleza o con ellos mismos, etc. Resulta que en una sociedad cazadora y recolectora el genio es el que aprende a cazar o el que aprende a conquistar las mujeres. O en una sociedad matrilineal o matrilocal la genia es alguien que puede sacar su familia adelante. En fin, esa superioridad depende de los criterios que escojamos y siempre, siempre, va a estar sesgada. Ahora bien, si a Usted este argumento no le parece suficiente, recurro a uno de otra naturaleza: Puede que objetivamente la ciencia nos demuestre que existen seres humanos superiores o inferiores, como nos ha demostrado que supuestamente somos superiores a los demás miembros del reino animal. Sin embargo, de ello no se tiene por qué inferir que podamos tomar decisiones por ellos, ni mucho menos exterminarlos o algo por el estilo. El primero entonces era un argumento basado en el conocimiento, el segundo es ético. En la época de Aristóteles, la esclavitud le parecía algo natural. Hace un poco más de medio siglo nos parecía obvio que las mujeres no participaran en la vida pública. Con seguridad, en 100 años nos parecerá un crimen muchas de las cosas que hoy le hacemos a los animales. La cuestión es muy relativa a nuestra cultura.
Opinión por:

leinadsajor

Mar, 02/26/2013 - 18:25
preguntas: ¿Por qué le cree a Nietzche y a Foucault, qué hace que ellos tengan razón? ¿No cree ud que los aspectos más básicos que se perciben a través de los sentidos forman una ciencia "básica", un "hago algo entonces otra cosa pasa,pero no otras cosas"? ¿Cree ud qué fue la ciencia la culpable de la esclavitud de los millones de personas, a las que ud alude (recuerde que esclavitud hubo incluso en eras pre-científicas)? Digamos que yo fuera racista ¿Qué haría ud para demostrar que me equivoco?
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Mar, 02/26/2013 - 18:04
Yo no dije que “el creyente fervoroso es esquizofrénico”. Lo que traté de decir es que puede ser todo lo fervoroso que quiera, pero jamás va a ser totalmente consecuente con su creencia, llámese como se llame, porque eso sólo es posible si es esquizofrénico. En otras palabras, para que no me siga malinterpretando, yo no dije que todo creyente fervoroso fuese esquizofrénico, pero sí aquél que además de fervoroso es consecuente en un 100% con lo que cree. Nietzsche en eso era muy claro, cuando hablaba de la “moralina”: toda moral, todo canon o idea norma para regular conductas, es una doble moral. Ello implica que los seres humanos siempre tenemos un argumento para excusar las excepciones a esa norma: los vegetarianos para comer un bocado de carne, los católicos para fornicar o desear la mujer del prójimo, los científicos para pedirle a dios que no pase nada cuando están presenciando un sismo de 7 grados, etc. En cuanto a porqué la ciencia es una creencia: los métodos de la ciencia, como ya varias veces lo he dicho, están al mismo nivel que cualquier otra forma de conocimiento, incluyendo por supuesto la teología. La ciencia es un saber situado propio de una época, que responde a unas matrices de pensamiento o epistemes de esa época y a unas relaciones de poder específicas, como bien lo demostró Foucault en Las palabras y las cosas y La arqueología del saber. A menos que uno “crea” porque sigue siendo eso, una cuestión de creer, en los métodos de la ciencia, como lo hace Usted, lo cual es respetable aunque no lo comparta, uno debe admitir el carácter relativo de ese tipo de conocimiento. No quisiera volver al punto de la “evidencia empírica”: si me pego un martillazo en la rodilla es obvio que siento dolor y si aplico un truco para meter más caracteres aquí es lógico que cuando vea más caracteres piense que eso es consecuencia del truco. Pero esa forma de conocimiento la posee hasta un animal, pues un perro si acaso se muerde una vez la cola. Si eso es “ciencia” para Usted, déjeme decirle que tiene un concepto muy reducido de ciencia. Claro que las personas normales pueden asesinar, en nombre de Dios, pero también en creencias como la evidencia empírica y la ciencia. Un ejemplo: los europeos durante siglos pensaron que existían razas inferiores y superiores, porque así lo indicaba la “evidencia empírica” (estatura, peso, “inteligencia”, etc.), con esa excusa esclavizaron millones de seres humanos y exterminaron otros tantos. Y ni para qué citar casos de gente que ha asesinado a otros creyendo en evidencias empíricas y en la ciencia. Mire, el problema no es el que un saber sea o no superior al otro. El problema es cómo concebimos al otro. Y su problema es que basado en la creencia de que la ciencia es un saber superior se niega a abrirse al otro. Mejor dicho, Usted no es capaz de comprender al otro, a Usted le gusta el yo con yo. Es una posición totalmente colonial.
Opinión por:

leinadsajor

Mar, 02/26/2013 - 17:20
Es un grave error pensar que el creyente fervoroso es esquizofrénico. Por supuesto que puede haber personas completamente cuerdas que creen en tonterías, e incluso gente inteligente que cree en tonterías. La evolución hizo que los seres humanos tuvieran una tendencia a creer, más que en dudar, el ejemplo típico es imaginarse a un par de antepasados que escucha un ruido en un matorral, el que sale corriendo siempre, creyendo que es un depredador tiene más chances de salvarse que aquél que es escéptico y pone a prueba sus creencias. Gente completamente normal es capaz de asesinar a otra persona en nombre de Dios (caso estadounidense de bombas en clínicas de aborto). El experimento de Millgram demostró que la gente que tiende a seguir a la autoridad no tiene ningún límite para hacer daño a otras, por eso es posible que la humanidad siga cometiendo genocidios en nombre de cualquier autoridad, en especial Dios (aunque bien puede ser el comunismo, nazismo, etc.). Por otra parte, quiero comprender ¿ud que entiende por creer en la ciencia?
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Mar, 02/26/2013 - 16:22
Creo que se confunden dos cosas: ser totalmente consecuente con una doctrina moral, ética, religiosa o política, es imposible para personas cuerdas. Quienes lo pueden hacer padecen ciertos tipos de esquizofrenia. Pero ser inconsecuente no implica abandonar la idea norma que regula la acción. Ahora bien, una cosa es ser católico inconsecuente, como todos los católicos y todos los que dicen creer en algo -hasta en la ciencia- y otra, bastante distinta, es usar la retórica católica para manipular y conseguir fines incluso contrarios a la idea norma. En cuanto al hijo de Churchill, creo que se perdió del segundo testamento: quizás su mentalidad liberal o antisemita, qué sé yo, lo predispuso a abandonar y quedarse con sus prejuicios. En fin, no leyó. Leer es otra cosa.
Opinión por:

leinadsajor

Mar, 02/26/2013 - 14:27
Para que los católicos no sean "malos", deben manipular sus creencias y reinterpretar la biblia: "Si un hombre está peleándose con su hermano, y la mujer de uno de ellos se acerca y, para librar a su marido de los golpes del otro, alarga la mano y agarra a éste por sus partes, tú le cortarás a ella la mano sin piedad" Deuteronomio 25:11-12. En el libro "The God Delusion" Dawkins cuenta la anécdota del hijo de Churchill, el cuál conoció la biblia ya al final de su adolescencia. Cuando terminó de leer el antiguo testamento, Churchill jr. Dijo: Dios es una mierda! Pronto uno se da cuenta que la biblia debe ser tomada metaforicamente, y que realmente la fe defendida a ultranza hace que la gente buena haga cosas malas (dicho por Steven Weinberg).
Opinión por:

luis eduardo garces orozco

Mar, 02/26/2013 - 11:06
Para mi, ver a esa gente es como verle la cara a la inquisicion, aunque el Ratzi ya parece es una momia.
Opinión por:

luis eduardo garces orozco

Mar, 02/26/2013 - 11:02
Ratzinger ayudo a promover la teologia de la liberacion para ubicar a los sacerdotes y estudiantes de avanzada y luego proceder a eliminarlos. Sabe ud. cuantos asesinatos lleva ese senhor en su cuenta? tanta sangre derramada es la que lo tiene jodido.
Opinión por:

Piedraleiva

Mar, 02/26/2013 - 10:45
El monoteismo nos tiene jodidos: Judíos, musulmanes y cristianos, son el problema de la humanidad. Los católicos juegan a dividirse para, gane quién ganare, ellos ganan. La teología de la liberación y el tenebroso lefevrismo, solo son dos caras de la misma moneda. En resumen, a cualquiera de los dos bandos adoradores de invisibilidades, les recuerdo lo que Gonzalo Arango dijo de la conversión de los pueblos amerígenas: "Eramos como dioses, y nos pusieron a adorar palos". NO LES CLERO!
Opinión por:

comentandoj

Mar, 02/26/2013 - 07:36
La iglesia católica, que pregona el perdón, la austeridad, la igualdad, etc. es la primera en desconocer estos mandatos de Jesús y son sus altos jerarcas quienes componen una de las mafias más sectarias del planeta, La gran ramera está en el ojo del huracán...
Opinión por:

dalilo

Mar, 02/26/2013 - 07:29
"Dejad que los cargos burocraticos vengan a mi", " aquellos que no escuchen la palabra del Sr seran destituidos".
Opinión por:

pebeco

Mar, 02/26/2013 - 07:24
AL NO DFENDER EL CATOLISIMO NO ENTRO EN EL JUEGO DE QUE SI O QUE NO. LA IDEA MÍA ES QUE EN EL MUNDO SE IMPUSO UN VISIÓN ANGLOSAJONA Y GERMANICA PRODUCTO DE SOCIEDADES PURITANAS NORDICAS QUE TIENEN UNA RAZON APARENTE QUE SE BASA EN LA DOBLE MORAL. MIENRTRAS OTROS PUEBLOS FORNICAN FUERA DE LAS COBIJAS LOS NORDICOS LO HACEN, ES MAS LO HICERON BAJO LAS COBIJAS. EL DETAPE NORDICO, QUE HA LLEGADO AEXTREMOS INSOXPECHADOS. ESA ES GUIA MORAL DE LA HUMANIDAD, AHORA TODO ES PERMITIDO SE HA IMPLANTADO UNA MORALIDAD DE TIPOS SUPERFICIAL Y DE OPINION QUE ES LA QUE RIGE EL MUNDO. ¿CREEN QUE USA SE ESTERMECE CON EL SIDA O EL HAMBRE EN AFRICA? PARA ESTE PROBLEMA NO RIGE LA MORAL TODO ES PARTE DEL JUEGO DEL PODER MUNDIAL Y NOSOTROS LATINOS Y ADEMAS PENDEJOS LES HACEMOS EL JUEGO A LOS NÓRDICOS. ES TODO
Opinión por:

luis eduardo garces orozco

Mar, 02/26/2013 - 10:59
Sociedades puritas, entiendase doblemoralistas.
Opinión por:

pebeco

Mar, 02/26/2013 - 07:43
EL MUNDO ES DOMINADO POR ESE LIGERO SENTIDO DE QUE LADY GAGA SE PUEDE VESTIR DE CARNE MIENTRAS EN AFRICA Y COLOMBIA SE MUERE LA GENTE DE HAMBRE. LA SITUACION MUNDIAL ES UN DESASTRE POR LOS PARADIGMAS FIJADOS POR ADAM SMITH, DARWIN, FRANCIS GALTON Y EL BOATO DE LA ERA VICTORIANA EMPERATRIZ DE LA INDIA.. EL IMPONENTE RACISMO GRINGO Y EL SELLO DE ORO DE LA ALEMANIA NAZI. ESA FILOSOFÍA DE LA VIDA NOS HA IMPUETSO UN SUPERFICIAL MODELO MORAL QUE RIGE EL MUNDO, AHORA TENEMOS POR UNA PARTE LOS DRONES PARA QUE NOS DEFIENDAN Y POR EL OTRO LO LADRONES DE LAS CALIFICADORAS DE RISGO Y LA RESERVA FEDERAL EN MANOS PRIVADAS PARA ESCLAVIZAR A LA HUMANIDAD. COMO LE PARECE LA ANI CON SEDE EN UTHA QUE NOS SEGUIRA HASTA EN LAS COMPRAS DEL MERCADO. ESE ES EL PARADIGMA DE LAS SOCIEDADES GERMANO SAJONAS
Opinión por:

estepao

Mar, 02/26/2013 - 07:03
Desde Jesucritos el Dios hecho hombre han existido los falsos profetas, los escribas, fariceos (llamese Darios Castrilon, Pedro Rubiano, uribe, alejandro ordoñez, pastrana, santos etc), o porque creen que mataron a Jesus. Lo importante no son los miembros de la Iglesias ni los templos, lo importante es el evangelio que donde aplicaramos el 1% este mundo no estaria con podrido.
Opinión por:

Jotaria

Mar, 02/26/2013 - 06:50
De sus reiterados y apresurados conceptos, lo único que saco en claro en su obsesión de ataque a la Iglesia.  Lo que hace una semana fue el tema de su diatriba, hoy lo pone como epígrafe.  Si de verdad quisiera enterarse de la materia e ilustrar a sus lectores, además de temas livianos debería consultar, al menos las partes pertinentes, de los Documentos del Concilio Vaticano Ii y el volumen sobre la Doctrina Social de la Iglesia.
Opinión por:

coriolis

Mar, 02/26/2013 - 04:19
El procuradios, monseñor ordoñez, es la antítesis de lo que pregona la doctrina social del catolicismo, al mejor estilo de los borgia de ayer y los fritanga de hoy hace alarde de poder y derroche económico en un espectáculo donde su hija no fue más que otra ficha en su ajedrez político
Opinión por:

luispuyana

Mar, 02/26/2013 - 04:13
MIENTRAS EL 1% SIGA AMASANDO FORTUNAS ABARATANDO SALARIOS COMO LO ORDENA FMI seguirá incrementándose el descontento del 99% de la población dentro de la religión católica, tal como sucedió con la gran revuelta de la revolución francesa que abolió el régimen feudal. HOY ES LO MISMO, HEMOS REGRESADO AL FEUDALISMO BAJO LA BATURA DEL FMI, es por eso que la derechista Merkel en Alemanía fue derrotada, igual que sarkosi en Francia, y en España con Grecia se levantan nuevamente ese 99% contra las políticas de los banqueros. IGUAL SUCEDE CON URIBE III Y SUS TLC, SIGUE BAJANDO SU POPULARIDAD, LAS ELECCIONES 2014 CONTRA LOS TLC Y CONTRA SU LOCOMOTORA MINERA TRAERA SORPRESAS. EN DEFINITIVA LA POLÍTICA NEOLIBERAL ESTA UNIENDO LAS RELIGIONES Y LAS POLÍTICA POR UN NUEVO MODELO OPUESTO AL NEOLIBERALISMO.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio