Publicidad
Rafael Orduz 9 Sep 2013 - 11:00 pm

Gobierno y Fecode: sin calidad

Rafael Orduz

A menos que haya negociaciones de última hora, hoy comenzará el paro de los maestros agrupados alrededor de Fecode.

Por: Rafael Orduz
  • 83Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/gobierno-y-fecode-sin-calidad-columna-445405
    http://tinyurl.com/pbzkrzy
  • 0
insertar

Por el momento en que se produce, lo más probable será que el Gobierno acepte las peticiones del gremio en las que un tema crucial, la calidad, está ausente.

En un grado de debilidad sin precedentes del Gobierno Nacional, Fecode está, sin duda, mejor organizada que los paperos de Aquitania e Ipiales que, con campesinos de muchas partes del país, sorprendieron con sus justas aspiraciones en las vías de Boyacá y Nariño.

Ningún gremio de empresarios ha colocado el número de congresistas que Fecode ha elegido después de la Constitución del 91. Diez millones de estudiantes, cuya educación está a cargo de más de 300 mil maestros que, sumados a padres de familia, representan al menos el 30% de la población colombiana, son cifras mayores.

Por su parte, así como el Gobierno ha prometido a los campesinos que revisará los tratados de libre comercio con tal de frenar la movilización que le derribó casi 30 puntos de favorabilidad al presidente en cuestión de días, así lidiará con la movilización de maestros. No puede darse el lujo de paros largos y menos de corte nacional.

Lo malo del paro de maestros no radica en las peticiones principales de Fecode, sino en lo que no tiene peso en la agenda. Sin duda, el tema de la salud de los maestros, punto clave del pliego, es, literalmente, vital para quienes tienen a cargo la educación básica y sus familias. La financiación del fondo del magisterio, el pago de cesantías represadas y de otros pasivos distan de ser solicitudes insensatas, alrededor de las cuales la discusión está en la disponibilidad fiscal.

Lo realmente ausente y costoso para el país es la discusión seria acerca de la calidad en la educación. En ello le cabe responsabilidad al Ministerio y a Fecode.

Al primero, por la dramática ausencia de liderazgo y narrativa acerca de la necesidad de contar con maestros y estudiantes que impartan y reciban educación de la mejor calidad, y de su impacto en el bienestar social y la productividad de la sociedad en su conjunto. Competencias ya demostradas durante el intento de reforma a la educación superior hace más de dos años.

Al segundo, porque sigue anclado en los argumentos del neoliberalismo y la privatización cuando de calidad y evaluación de maestros se trata. Los resultados actuales de las distintas pruebas a estudiantes guardan íntima relación con la forma de inserción al mundo global que de hecho hoy tenemos: la de un país que exporta un puñado de materias primas, que pareciera no requerir niños y jóvenes que se destaquen por su pensamiento crítico y sus resultados en ciencias y lecto-escritura.

Los maestros mismos deben dar la batalla por la permanente actualización y por convertir su carrera en la mejor evaluada y la más prestigiosa, y ser los primeros en prender las alarmas ante los resultados de las pruebas internacionales de los chicos que educan.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Oscar Pistorius deberá pagar cinco años de prisión por el asesinato de su novia
  • Derechos pensionales para parejas homosexuales siguen siendo una lucha
  • El hombre de la voz elegante

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
14
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

paramuno

Mar, 09/10/2013 - 20:46
Este es un tema muy complejo para que se defina en pocas líneas no obstante el columnista o está desinformado o tergiversa la cuestión. Por ejemplo uno de los temas en discusión es el estatuto docente, de central importancia una propuesta de escalafón; en esta propuesta los títulos de postgrado constituyen en sí mismos factor de ascenso, es decir una especialización, una maestría o un doctorado dan un ascenso en la categoría y por ende en el sueldo; pero ¿qué tiene que ver esto con la calidad? Pues resulta apenas obvio que una mayor formación consiga mejores maestros, pero con los decretos actuales ascender es casi imposible y esto significa que los profesores mejor preparados abandonen el sistema. es una obligación del Estado atraer los mejores profesionales del sector esa es (sigue)
Opinión por:

paramuno

Mar, 09/10/2013 - 20:52
Una estrategia para mejorar la calidad. El problema del servicio de salud desde luego también tiene que ver con la calidad educativa, o ¿qué trabajador con problemas de salud es bueno? La discusión con respecto a los colegios en concesión también son un asunto que tiene que ver con la calidad, FECODE se opone a estos porque son un negocio, que como cualquier otro es mejor si tiene pocos gastos y buenos ingresos; es sólo que bajar los gastos es pagar menos a los profesores, contratar menos profesores por número de estudiantes o aumentar el cupo de estudiantes por salón. El problema de fondo con respecto a este último tema es que la verdadera calidad en educación esta mediada por considerarla un derecho y no un negocio.
Opinión por:

manamuisca

Mar, 09/10/2013 - 20:31
la calidad educativa se ha acreditado tanto a los dispositivos didacticos como a los resultados de examenes donde los estudiantes de familias acomodadas rienen ventajas; los colegios privados que se dan el gusto de contratad PHD y magisteres estilo buenas universidades , donde los padres generalmente crecieron en ambuientes intelectuales como no reclamarles calidad, sin embargo dejan que desear que estos mismos centros no haya sido capaz de crear una clase dirigente con sentido de ética ciudadana , con capacidad investigativa e innovadora y con apreciación estética y politica democratica.Los colegios oficiales efectivamente perdieron posicionamiento en primer lugar por el deterioro del ambiente familiar y desvalorización de la escuela tradicional, los cursos mas amplios y el aislamiento.
Opinión por:

Fantomas

Mar, 09/10/2013 - 19:10
Mire usted, doctor Orduz: soy egresado de un colegio oficial (nacional, para más señas). En esa época, el castigo por no terminar en un colegio público debido a desaplicación o indisciplina, era salir graduado del Colegio del Hermano Teto o del Parroquial del barrio o del Comercial de la esquina. ¿Sabe por qué? Porque había EXIGENCIA. Usted no podía repetir el año en una institución oficial. No había cabida para los repitentes ni para los indisciplinados ni para los patanes ni para los drogadictos. Con la puesta en ejecución de la Constitución del 91, la acción de tutela, los sesudos fallos que involucraban a instituciones y estudiantes, proyectados por el señor Carlos Gaviria Díaz, en los que siempre dio la razón al estudiante crápula, todo se fue al traste. (sigue)
Opinión por:

Fantomas

Mar, 09/10/2013 - 19:17
Comenzó a campear la indisciplina, la desaplicación, la repitencia de dos, tres y hasta cuatro veces del mismo grado, por física desidia y pereza del estudiante, patrocinada por su familia y por los burócratas que manejan todo desde sus cómodas poltronas y acondicionadas oficinas. Los maestros, viendo menoscabada su autoridad, también entraron en la misma dinámica, que más se asimila a una inercia en el sentido de acomodarse a la nueva realidad: si nadie puede reprobar la materia, pues que pasen todos, así no sepan lo más mínimo. Debe usted saber, doctor Orduz, que los jóvenes drogadictos, pandilleros, expendedores de droga, matones de oficio, dessaplicados y demás, con total ausencia del núcleo familiar, están todos en la educación pública... y es imposible prescindir de ellos.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Mar, 09/10/2013 - 10:03
Me pregunto por qué los seguidores de Linterna Verde generalizan y desprecian a los maestros de los colegios y a los profesores de las universidades públicas.
Opinión por:

Jirafa el

Mar, 09/10/2013 - 09:35
Como a los políticos, a estos "maestros" solo les interesa mejorar su tajada en el presupuesto. Están perfectamente acomodados a una educación publica que principalmente produce analfabetas funcionales. Como lo menciona el columnista, un país que dedicado a exportar productos básicos, no necesita mas. Los gerentes salen de la educación privada. Y que viva FECODE !!
Opinión por:

Amonoi

Mar, 09/10/2013 - 08:49
Mi opinión al respecto es que al gobierno nacional no le interesa para nada la calidad de la educación popular. Es cierto, se requiere personal altamente calificado, pero es suficiente con el que "tiran al mercado" las universidades de élite, ¿para qué más?, para pegar cables, pegar ladrillos, vender baratijas o hacer trabajo manual, es más conveniente el personal semi-alfabeto, pues todos sus pataleos carecen de profundidad, y es posible venderles infinidad de fantasías estilo: casa-carro-y-beca. Y de los sindicatos ni hablar, son un completo desastre. La única posibilidadd e salir adelante en este país está en construir organizaciones ciudadanas (preferiblemente transversales) que tengan criterios claros y definidos, y suficiente masa crítica.
Opinión por:

leftright

Mar, 09/10/2013 - 07:03
MIENTRAS FECODE ESTE EN MANOS DE LOS COMUNISTAS ,Y ESTE SEA UN FORTIN POLITICO,LA EDUCACION Y SU CALIDAD Y PERMANENTE ACTUALIZACION ,,,,,,VALE MIERDA, QUE SE PUEDE ESPERAR DE LOS NUEVOS EDUCADORES)U.pedagogica) SI ES UN FORTIN DE VANDALOS TERRORISTAS DE PAPASBOMBA Y BOMBAS MOLOTOV???????????????????????????????????????????????????????????
Opinión por:

Boyancio

Mar, 09/10/2013 - 04:55
Si se gastaran el billete en las rurales escuelas como se lo despifian en el SENA, te digo, compadre del alma, quen seríamos una población llena de gente ilustrada pidiendo vía a sangre y fuego del bueno, el que no permite más badulaques presidentes, ni guerrilleros a la bisconversa.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 09/10/2013 - 04:50
Pueda que la educación no sea de calidad, pero yo les digo una cosa que no me la van a creer: se acabaron los tableros, las pizarras, los ábacos, las reglas de cálculo, la almuhadilla, la campana, y el jabón de bola; ahora lo que se viene es más de lo mismo, sea, el magisterio no solo lo mal preparado, sino lo pobre y arrutanado. Pero tranquilos, si su mercé ve la nómina, nunca verá los apellidos de alta resonancia que manejan la republiqueta, ni cucharon de sancocho. La alta aristocracia cirro estrato, no sabe de tiza, sino de joder al que calza cotisa y come yuca o papa, nama.
Opinión por:

suesse

Mar, 09/10/2013 - 02:57
Cuando uno ve la realidad del mundo de la educación primaria y secundaria en un país tan peculiar como el nuestro, no deja de sonar raro saber que lo público protege los relativamente altos sueldos y prestaciones laborales y pensionales de quienes se ocupan de la población cuyos resultados son, por lo menos, en términos nacionales,los menos positivos (sin olvidar los entornos sociales y culturales de los alumnos que asisten, en su mayoria, a un colegio público). Sin que sean, en todo caso, muy superiores, ve uno la total desprotección (general) de quienes trabajan, en colegios privados de todo tipo, donde supuestamente salen los "mejores estudiantes" del pais, sin que esos profesores tengan un vocero que les asegure siquiera vacaciones pagas. Si hablamos de PISA, etc, todo obligaria a
Opinión por:

suesse

Mar, 09/10/2013 - 03:04
(cont) repensar el tipo de educación formal que se está dando en un pais donde supuestamente, se reconoce el valor del conocimiento como motor social, económico, cultural, pero que aplica tambien frente a los ninos y adolescentes la ley del embudo en todo sentido: los que pueden pagar (los padres, abuelos, tios), reciben algo que solo es marginalmente menos malo que lo que reciben quienes "no pagan", pero cuyos profesores son sostenidos y en mucho mejores condiciones, por dineros públicos, que en todo caso, no se ven bien invertidos. De ahi que no falta quien diga que Fecode solo quiere el bien propio, de paso. Y con algo o mucho de razón, sobre todo, si se mira en relación con el otro tipo de educación que se paga. Calidad, por favor! En todo sentido.
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Mar, 09/10/2013 - 00:22
Y LA CALIDAD E LA EDUCACIÓN Y LOS PROGRAMAS DE EDUCACIÓN OBSOLETOS.......
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio