Publicidad
Andrés Gómez 1 Nov 2012 - 11:00 pm

Confesiones de un hincha

Gracias, fundador

Andrés Gómez

El actor más importante del fútbol en Colombia nunca se visitó de cortos profesionalmente. Acaparó tantos titulares como las figuras de hoy. Fue reconocido internacionalmente y logró que nuestro balompié tuviera música de ballet y coreografía de talla mundial.

Por: Andrés Gómez
  • 51Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/gracias-fundador-columna-384746
    http://tinyurl.com/b4cshjz
  • 0
insertar

Don Alfonso Sénior Quevedo, con su saco y su corbata, fue un goleador detrás de un escritorio, un gambeteador de los problemas, un defensor de los principios, un talentoso para armar y construir la historia de nuestro fútbol.

Pocos han generado un impacto tan importante, y tan esencial, en nuestro deporte como él. Pocos se han metido de lleno a construir equipos y dirigencia, a luchar por un país, a sacarnos del anonimato.

Él gritó más que nadie campeón. Los que vieron a Di Stéfano, a Pedernera a Rossi y todo El Dorado, se lo deben en parte a él. Los que nos ilusionamos con el hecho de que Colombia fuera sede del mundial en 1986, se lo debemos a él. Los millones de hinchas azules le debemos el equipo y esta pasión, a él.

Hoy hace 100 años nació ese hombre. El fundador de Millonarios, el barranquillero de sangre azul, el dirigente nacional que siempre debimos tener y nunca perder. Don Alfonso Sénior es sinónimo de fútbol en Colombia. De una juego que no terminaba en las cinco con cincuenta sino que cubría toda la cancha. Un miembro del comité ejecutivo de la FIFA, que puso a Colombia en boca de todos.

No solo los hinchas de Millonarios le debemos en su centenario un sincero homenaje de agradecimiento, sino todo el fútbol en Colombia. Todos los equipos, todos los hinchas, todos los periodistas, todos los jugadores, los de ahora, los Falcao, los James, pero también los del comienzo, Cobo Zuluaga, Caimán Sánchez, Maravilla Gamboa, Brand y Willington, porque él tuvo la visión de entender que el fútbol bien manejado es un deporte que transforma a los pueblos, que su incidencia social y la importancia de figuras, construyen país.

Gracias al fundador. Porque aunque nunca marcó un gol, todos los que amamos el fútbol, todos los que somos de sangre azul, todos los que dormimos con una pelota en vez de almohada, le debemos el orgullo de haber puesto a bailar el Ballet Azul, de haber convertido en Colombia este deporte en lo que hoy es para los hinchas: “Lo más importante, de lo menos importante”, como decía el técnico Arrigo Sacchi.

  • Ándrés Gómez V. | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El día de todos los gallos
  • Santos viaja a Europa para explicar implementación del postconflicto

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Indoamericano

Mie, 11/07/2012 - 10:06
Tiene razón, pues dejó en claro que nos toca "untarnos " de mundo so pena de seguir pegados a los turbayes, lopez, pastranas, samper y demás "encantadores" de seprientes que nos obligan a admirar; buena nota,
Opinión por:

darojas53

Mie, 11/07/2012 - 09:39
¡Uff! Sangre azul, duerme con una pelota, cree que el fútbol transforma los pueblos... Pobre tipo.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio