Publicidad
Uriel Ortiz Soto 23 Jul 2013 - 11:38 pm

Comunidad y Desarrollo

La gran encrucijada agropecuaria

Uriel Ortiz Soto

Llegó hora para que el Gobierno se concentre en la Colombia Rural, pero, no con paños de aguas tibias, como siempre acostumbra hacerlo. Es solucionando definitivamente los graves problemas que lo aquejan, mediante el tan anunciado programa: Desarrollo Rural Integrado.

Por: Uriel Ortiz Soto
  • 76Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/gran-encrucijada-agropecuaria-columna-435620
    http://tinyurl.com/krmra7v
  • 0

Los subsidios que viene otorgando temporalmente para apaciguar los ánimos, seguirán teniendo efectos negativos. El Estado no puede continuar con sus políticas paternalistas, pensando que todo lo soluciona sobornado la conciencia de quienes promueven las reyertas, pero, sin aportarles soluciones definitivas

El paro nacional agropecuario, que se está anunciando para el 19 de agosto, no deja de ser preocupante, máxime, si se tiene en cuenta que sería una forma de presión de los negociadores de las Farc, en la Habana- Cuba, para exigir el señalamiento de las Zonas de Reserva Campesina, y los tantos condicionamientos que están haciendo como prioridad, para firmar la Paz, que ha decir verdad, con lo ocurrido en los últimos días, se encuentra herida de muerte. 

Con los paros recientes, nos estamos dando cuenta, que el campesino del siglo XXl, quiere pasar cuenta de cobro al Estado, por el abandono en que lo ha tenido a través de toda su historia. Como consecuencia, se ha venido generando en él, su propio liderazgo y lenguaje natural de protesta, acumulado a través de varias décadas de engaños, y mentiras. 

En épocas pasadas, al campesino, se le podía manejar, con discursos veintejulieros, promesas fantasiosas, palmaditas en el hombro, saludos de compadres, subsidios o cuotas temporales y los mercados para acallar la refriega.  

Tenemos que entender que el campesino de hoy, dado los avances de las comunicaciones, vive mejor informado que los citadinos. Son dueños de sus propios ideales  y proyectan su propio futuro. No admite ser manoseado por políticos, ni cachacos del alto gobierno, que van de pueblo en pueblo prometiendo lo que no les pueden cumplir, a no ser que deshonestamente convenzan a sus líderes, se sienten a negociar con ellos, el futuro de sus familias y regiones, por unas cuantas canonjías, que por lo general no satisfacen sus más elementales necesidades y el objetivo de la protesta. 

Sin ser alarmista, pero muy objetivos con la realidad, el Sector Agropecuario, está que arde,  en las condiciones de resistencia y exigencia en que se están adelantando los diálogos, sus líderes dan a entender que se cocina un paro Nacional Agropecuario, que muy seguramente será de nefastas consecuencias para el País, el cerebro de toda esta protesta y lo que se prevé en el inmediato futuro, está en el Catatumbo, que va a completar mes y medio, sin que se avizore solución alguna.   

Continuamos insistiendo, que para poner fin a toda esta problemática, se requiere que el Gobierno a través del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con sus Organismos adscritos, promueva con verdadero sentido de responsabilidad, en todas las áreas rurales, los programas que necesitan los Campesinos, para poder subsistir y que pueden resumirse en seis fases:   

1º- Identificar y definir mediante un marco jurídico, quienes son realmente campesinos en Colombia, cómo se adquiere el verdadero status de Campesino: vemos con notable preocupación que cuando el Gobierno a través de sus Políticas Conpes, traza programas de beneficio rural, ocurre la desbandada de citadinos hacia el campo, las Cámaras de Comercio se atiborran de empresas de papel, con el único objetivo, mediante argucias y componendas, apoderarse de ellos, tal cual ocurrió con Agro Ingreso Seguro, “AIS”. 

2º- Revisar las políticas paternalistas del Estado: el Gobierno debe revisarlas, de lo social, se ha pasado a un Estado Paternalista: los desplazados, reinsertados, familias guardabosques, madres cabeza de familia, entre muchos otros programas, no están cumpliendo con sus objetivos, razón por la cual, en las áreas urbanas hay millones de familias campesinas que viven de los subsidios del Gobierno. Lo más grave, es que se han constituido verdaderas empresas, en contubernio con funcionarios, que cobran la intermediación, por vincularlas a estos beneficios 

3º- Regreso del Campesino al Campo: regresarlos a sus parcelas de donde fueron desplazados por los grupos que operan al margen de la Ley, y por el abandono del mismo Estado, pero dotándolos de las garantías necesarias para el desarrollo normal de sus faenas.

4º- El Estado debe acercarse más al Campesino: es indispensable que se elimine tanta intermediación entre el Gobierno; el Pequeño y mediano productor: no se justifica que existan una cantidad de: fundaciones, asociaciones, cooperativas y corporaciones, con gerentes que devengan sueldos de hasta veinte y treinta millones del pesos, con un séquito de burócratas innecesarios, que se quedan con buena parte de los aportes que da el Estado para proyectos agropecuarios.

5º- Agroindustrialización de la Producción Agropecuaria: En los tiempos del TLC, y la apertura de mercados, se hace indispensable, dar valor agregado a los productos del campo, pero lo más importante, promoviendo la agricultura limpia y orgánica.   

6º- El Estado debe garantizar la comercialización de la producción campesina: es un cuello de botella, donde muchas veces, es el mismo Gobierno el causante de la no comercialización de los productos. Esto solo se logra si se reestructuran y fortalecen las Cadenas Productivas y las Alianzas estratégicas, continuo, insistiendo que tal cual están operando, no son más que nidos de burócratas arrogantes e incapaces, que viajan por todo el País, haciendo alarde de ser los redentores para solucionar la problemática Campesina, pero, de esta labor no entienden un carajo. Si se les pregunta, cuales son los coeficientes sociales de desarrollo de determinada región rural, factor fundamental para aplicar un diagnóstico equilibrado, no saben dar la respuesta adecuada.    

No olvidemos, que la Paz vendrá del Campo.

urielos@telmex.net.co  

  • Uriel Ortiz Soto (*) | Elespectador.com

  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

10
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Juan de J

Mie, 07/24/2013 - 18:27
Dr. Uriel, hacía mucho tiempo que no leía opiniones tan realistas como lo son las suyas. le faltaron tal vez por falta de espacio, los cambios que se le deben introducir a las CAR, que por lo menos en el caso de Cundinamarca es solo una entidad mas de policía, encargada de perseguir implacablemente al campesino "hasta por tumbar una guadua para utilizarla en remendar su casa", para convertirla en una entidad de fomento de la re-forestación inteligente y productiva para quienes pagan impuestos por el solo echo de poseer recursos naturales que no pueden tocar. También falta analizar el papel del Banco Agrario, que deberá regresar a ser una entidad de ayuda al campesino para desarrollar sus proyectos productivos y no un excelente negocio comercial para mostrar resultados financieros fabulosos
Opinión por:

uyparcero

Mie, 07/24/2013 - 15:54
A Pereira llegan mensualmente 200 toneladas de café desde Ecuador. A Nestlé en Buga, llegan cantidades mayores y en Manizales, la fábrica Luker, recibe cantidades altas. Pero, cuando los cafeteros de la región cierran las vías estos empresarios, magos del contrabando o magos de la legalización de café extranjero, salen a rasgarse las vestiduras. El sindicato antioqueño trae azúcar desde Brasil. La Luker, trae cacao desde Ecuador. Estos industriales hipócritas y de doble moral, merecen que la DIAN, los intervenga. Esto se arregla con un gobierno que intervenga y regule y no con paños de agua tibia.
Opinión por:

SAMUSANTI

Mie, 07/24/2013 - 12:00
Es un buen análisis y propuesta. Pero la política rural no existe en gobierno alguno porque es el arista donde pueden manipular politiqueramente el sector. El TLC desde donde se mire en Colombia solo ha generado la invasión de productos extranjeros de dudosa calidad y nuestra producción nacional deteriorándose en los pocos mercados que la pueden ofertar.
Opinión por:

Juan de J

Mie, 07/24/2013 - 19:23
Debemos aprender de la historia, ella nos demuestra que cada vez que se ha hecho una apertura económica de un país subdesarrollado, las consecuencias han sido las mismas, la ruina, el atraso y una mayor dependencia de los países desarrollados en su producción y en su industria. Veamos el ejemplo de como empezaron su desarrollo económico países como Japón, donde se inició con una economía cerrada, donde solo se exportaban excedentes de producción y mediante políticas de impulso y estímulo a una mayor productividad, tanto en cantidad como en calidad, pasaron a competir ventajosamente, para luego si proceder a abrir sus mercados. Cuando Carlos Lleras R. puso a un lado las recomendaciones de organismos internacionales aperturistas fue una de las épocas con mayor crecimiento económico Nacional
Opinión por:

Toffler

Mie, 07/24/2013 - 10:50
Uriel, le faltó una séptima: Mejorar el estado de las vías terciarias y construir todas las que sean necesarias para desembotellar la producción campesina. Le voy a colocar un ejemplo tomado de una situación real. La serranía del Perijá, por la riqueza de su suelo y la diversidad de sus pisos térmicos puede convertirse en la despensa agrícola de toda la costa atlántica y por su feracidad natural, ausente de químicos, puede convertirse en la despensa del mundo para alimentos orgánicos, aprovechando la cercanía al puerto de los TLC, Barranquilla. ¿Por qué, entonces, los mercados de la costa están llenos de productos traídos del interior? sencillo, porque el negocio del transporte de esos productos pertenece a familias poderosas de la costa, entre ellas la del gobernador del Cesar y áulicos.
Opinión por:

paperez50

Mie, 07/24/2013 - 07:41
Bueno... va quedando muy claro el modelo de "desarrollo" de la izmierda colombiana... Leyendo a estos articuliistas queda claro que Colombia debería ser, según ellos, un país de pequeños campesinos, con una política asistencialista para los "pobres" pobres, aislada del comercio y la economía internacional, excepto de los pequeñso reinos de los hampones chavistas, con una industria concentrada en producir zapatos, ropa y bienes de baja tecnología para un reducido mercado nacional y, eso sí,con una poderosa izmierda repartiéndose el país con la flor y nata nacional de la oligarquía
Opinión por:

Juan de J

Mie, 07/24/2013 - 19:05
Su ignorancia demuestra ser irracional, o usted es un terrateniente con deseos de seguir acaparando la tierra así vea a su alrededor a sus compatriotas muertos de hambre, negándoles el derecho a vivir de su trabajo en la tierra, porque usted cree que deben ser sus obreros y producirle ganancias con el sudor de sus frentes, a cambio de una ración de comida y un rincón donde dormir. Si de economía se trata, veamos el caso de Alemania, donde se ha producido un exitoso modelo económico basado en la micro-empresa. La clave está en promover la venta de valor agregado que se le de a las materias primas y no en la venta de ellas a intermediarios de la producción. ¿Que importa que sea economía de izquierda si soluciona el hambre a quienes trabajan la tierra y les permite vivir dignamente?.
Opinión por:

paperez50

Mie, 07/24/2013 - 08:57
El modelo de "desarrollo" de la izmierda se puede denominar el de los pequeños cerebros proponiendo pequeñas acciones que apuntan a pequeña producción agrícola, pequeñaindustri, pequeña minería, pequeño comercio nacional e internacional... Obviamente, los ingresos de la gente serán pequeños, pero qué importa, todos los imbéciles contentos ¡¡El reino de los pequeños... idiotas!!
Opinión por:

pebeco

Mie, 07/24/2013 - 07:00
NINGUN POLÍTICO SABE ALGO DEL SECTOR RURAL.......PONER EN MANOS DE ESTOS CAFRES LA ESTRUCTURACIÓN DEL AGRO ES UN DESPROPÓSITO..DBERÍAN ORGANIZAR UN CONSEJO AGARARIO Y RURAL CON PERSONAS QUE CONOZCAN LAS POSIBILIDADES DEL AGRO COLOMBIANO Y LAS SOLUCIONES DEBIDAS......EN UN MES SE SACARÍAN CONCLUSIONES IMPORTANTES.........EL CAFÉ QUE NOS DIÓ CON QUE COMER E IMPORTAR DURANTE CASI UN SIGLO NO LO IMPULSÓ NI EL MINISTERIO DE AGRICULTURA...NI EL CONGRESO........NI ALGUN ENTE OFICIAL......ESTA INDUSTRIA FUÉ PROMOVIDA Y DEARROLLADA POR GENTE CON SENTIDO COMÚN Y CONOCIMIENTO DE LO QUE HACÍAN......VEMOS EL RESULTADO DE LOS BUROCRATAS Y LA SITUACIÓN ACTUAL DEL CAFÉ
Opinión por:

luispuyana

Mie, 07/24/2013 - 04:32
CON ESOS 14TLC NO HABRÁ AGRO NACIONAL, 6 MILLONES FAMILIAS DEL AGRO DESAPARECERAN, nuestro trabajo nacional sera cambiado por el trabajo extranjero que viene incorporado en millones de toneladas de alimentos.
Opinión por:

luispuyana

Mie, 07/24/2013 - 04:28
Equivocado don uriel, lo que es nefasto son esos 14 TLC, que están arruinando a la bobadita de no menos de 6 millones de familias del agro, y es toda una mentira que ello este ayudando lo de la habana, que según ese Acuerdo de nada se habla de los letales TLC, pues los terroristas capitularon. SON LOS TLC QUE ENCENDIERON EL AGRO, EL DEL URIBE GRINGO Y LOS OTROS 13 DE SANTOS. ESAS SON LAS CAUSAS DE LAS JUSTAS PROTESTAS POR LA SOBERANIA NACIONAL, pues en últimas se cambia nuestro trabajo nacional de millones de campesinos por el trabajo extranjero que viene incorporado en millones de toneladas de alimentos, que sin arancel ó impuestos están ingresando al país.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio