Por: Iván Mejía Álvarez

Guardia pretoriana

La cuestión en este momento no es de puntaje. Ese pedazo ya está superado y el 99,99% indica que Colombia ya está en Brasil. El tema pasa por volumen de juego en lo colectivo y rendimientos individuales que han caído al mínimo.

Pékerman no moverá la nómina para los próximos partidos. La historia dice que es un técnico con una nómina base, con una guardia pretoriana, y a ella se encomendará para los lances ante Chile y Paraguay. Y también en el Mundial, pueden estar seguros.

Cualquiera recita de memoria los 25 nombres del técnico en todas las convocatorias. Difícilmente abrirá un espectro a otros nombres, aunque les dará “pruebitas” en los  amistosos. Será  complicado ingresar al grupo, pero no será difícil salir de ese listado. Si los jugadores se sienten  seguros, se agrandan o pierden el rumbo, como Cuadrado en los últimos  partidos, donde no hizo nada  y quiso hacerlo todo para su “ego”, el técnico tomará sus medidas.

El problema, entonces, será depurar esta nómina básica de 25 para terminar con los 20 que deja inscribir FIFA, sin incluir los tres porteros, que van por aparte. Es decir, 20 de campo y tres goleros. Los arqueros son los que están.

En el lateral derecho tiene a Zúñiga y Medina, jugador a quien le tiene mucha confianza y confía en su evolución. En la izquierda está Armero, pero falta otro zurdo neto para evitar ese experimento fallido de poner a Zúñiga con el perfil cambiado. Una cosa es jugar de marcador y otra de volante externo con el perfil invertido. Colombia debe encontrar un lateral zurdo-zurdo y así evitar improvisaciones.

Del grupo de Yepes, Zapata, Amaranto, Valdés y Aquivaldo sobra uno. Deben ser cuatro centrales para ir depurando la nómina. De los volantes Valencia, Sánchez, Mejía, Aldo, Aguilar, Soto, sobra uno, este último, a quien el técnico no tiene en cuenta. Tampoco hay duda sobre James y Cuadrado. En cambio Macnelly está en duda porque por allá en Arabia es difícil mantener un nivel para ir a un Mundial. Faltaría un volante, pero está muy difícil de encontrar.

También parece sobrar un delantero del grupo Jackson, Falcao, Teófilo, Muriel y Bacca, con dos parejas sería suficiente para tres partidos iniciales.

Será muy difícil llegar al grupo, pero será fácil salir. Pékerman tiene claro que la carrera de Brasil para su nómina se juega todos los partidos en sus equipos y todos los amistosos.

P.D. Motivos personales nos obligan a ausentarnos del contacto con ustedes. Si el de arriba lo permite, volveremos a principios de octubre. Gracias por su comprensión.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez