Publicidad
José Fernando Isaza 3 Jul 2013 - 11:00 pm

Guerra contra el terrorismo

José Fernando Isaza

La perdió la sociedad. Hasta ahora, el triunfo ha sido para los gobiernos con tendencia autoritaria y para los terroristas.

Por: José Fernando Isaza
  • 61Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/guerra-contra-el-terrorismo-columna-431572
    http://tinyurl.com/mhrzq9p
  • 0
insertar

Las medidas de seguridad en los aeropuertos han reducido su productividad. Los controles para reducir el riesgo de ataques llegan rápidamente a los rendimientos decrecientes; al 100% de efectividad requiere suspender el transporte aéreo. Las medidas fastidiosas sólo mejoran marginalmente la seguridad. Mención especial merecen los escáneres; la información dice que la radiación es igual a la recibida en un vuelo comercial, no aclara si es similar a la radiación ultravioleta que se recibe a esa altura sin protección. El escáner emplea radiación de rayos X ionizantes, la duración del chequeo es mayor al de una radiografía. Estos dispositivos no son tan agresivos como tomografías computarizadas, pero sí lo son más que una radiografía. Además de vulnerar la privacidad, ¿Cómo evitar que un guardia no aumente el tiempo de observación de una viajera agraciada?

Si la respuesta de las autoridades a los ataques terroristas en los trenes y metros en Europa fuera similar a la paranoia de respuesta en U.S.A., estos modos de transporte colapsan y la economía se derrumba antes de que la crisis financiera hubiera hecho lo propio. La diferencia es que esta es temporal y cíclica y aquélla hubiera sido permanente.

Al menos en los aeropuertos colombianos, brillan por su ausencia los monitoreos de ionización cerca de los equipos de rayos X que controlan el contenido de los equipajes de mano. ¿No se pone en riesgo a los operadores y pasajeros? Algunos de los protocolos de seguridad parecen diseñados con el ánimo de mortificar; retiran la lima del cortaúñas de mano, pero sirven la comida en el vuelo con cubiertos metálicos. Nos vamos acostumbrando que entrar a cualquier edificio público, privado, o peor aún, a alguna universidad, es tan molesto como entrar a una cárcel de alta seguridad.

¿Cuál es el costo anímico y económico para el ciudadano saber que su conversación personal o de negocios está siendo “monitoreada”? ¿Cómo garantizar que algún “escucha” no la use para un chantaje o como información privilegiada?

En mi columna del 12 de julio de 2012 mencioné el proyecto de los Estados Unidos de crear un centro que almacene toda la información generada en cualquier lugar del mundo. Parece, de acuerdo con Snowden, que este proyecto avanza.

¿Cómo garantizar, en Colombia, que el centro de escucha de la Policía Nacional opere con estándares diferentes a las chuzadas del DAS? Estas últimas dirigidas a quienes no apoyaron al Gran Colombiano. El Gobierno solicitó a las empresas de telecomunicaciones “facilitar” las intercepciones, por un decreto expedido desde hace 10 meses y sólo hasta ahora conocido.

El miedo que inspira el terrorismo, es una excusa para que los gobiernos limiten los derechos del ciudadano, se aprueben legislaciones que vulneran la privacidad y la presunción de inocencia. El autoritarismo es otro de los beneficiados de la guerra contra el terrorismo.

En la película, basada en hechos reales, The Fourth State dirigida por D. Gansel, el mismo director de La ola, describe cómo algunos de los actos terroristas en Rusia atribuidos a las chechenos fueron ejecutados por oscuras fuerzas de los servicios secretos, utilizados para aprobar legislaciones “antiterroristas”

  • José Fernando Isaza | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Declaran Urgencia Manifiesta por fuerte erosión en El Peñón, Bolívar
  • Hija de Matthew McConaughey le 'roba el show' a su padre

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Atlas científico de relaciones sexuales
  • El llanerito que conquistó al país con su 'Como no voy a decir'
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio