Publicidad
Armando Montenegro 27 Oct 2012 - 11:00 pm

La guerra no es como antes

Armando Montenegro

En el pasado debate presidencial de Estados Unidos, para ridiculizar una cierta nostalgia de Romney por los caballos y las bayonetas de 1917, Obama le recordó que ahora se peleaba con portaaviones y submarinos.

Por: Armando Montenegro
insertar

La realidad es que el presidente se quedó corto. El Washington Post acaba de publicar un informe sobre las nuevas formas de la guerra, que muestra que en la actualidad los mismos portaaviones y submarinos también son obsoletos.

Dado que las guerras convencionales prácticamente se han acabado, ahora se trata de destruir personas, células terroristas, dispersas en varios países, ocultas en sitios remotos, con capacidad de mimetizarse entre la población nativa.

El Washington Post muestra que las luchas recientes de Estados Unidos ya no están bajo el mando del ejército, la marina o la aviación sino, directamente, de la Casa Blanca, bajo la coordinación general del Comando de Operaciones Conjuntas, el mismo organismo que dirigió la exitosa operación contra Bin Laden.

Los instrumentos de lucha son grupos de comandos élite, la tecnología sofisticada de comunicaciones y, por excelencia, el arma de espionaje y ataque son los aviones no tripulados, los drones, bajo la dirección de la CIA, una entidad involucrada en la destrucción de objetivos enemigos.

La llamada Matriz de Eliminación es una lista que contiene a las personas que deben ser destruidas, junto con los recursos asignados, su localización en distintos países y los permisos legales para actuar contra ellas. La Matriz, a medida que mueren unos y aparecen otros objetivos, se actualiza en forma permanente.

Con este modo de operar, dice el diario de Washington, se han dado de baja más de 3.000 personas localizadas en países tan diversos como Yemen, Pakistán y Somalia, una cifra semejante a la que murió en las Torres Gemelas en 2001.

Por la naturaleza de sus problemas internos, aunque limitado por la tecnología disponible, este tipo de guerra comenzó en Colombia hace años. En la muerte de Pablo Escobar, Raúl Reyes, Alfonso Cano y el Mono Jojoy convergieron la utilización de altas tecnologías de comunicaciones e inteligencia, grupos élite y capacidad efectiva de golpear a los objetivos escogidos.

El país ha seguido dando pasos en esa dirección. La prensa informó hace algunos meses que Colombia había adquirido por lo menos un sofisticado drone de tecnología israelí para apoyar sus actividades antiguerrilleras. Y la semana pasada, El Tiempo reportó que ya había una capacidad de fabricación local de algún tipo de drones.

Si, infortunadamente, fracasa el proceso de paz que está comenzando, el país se verá forzado a continuar la guerra contra las Farc. En ese momento, las nuevas inversiones militares tendrán que orientarse en profundizar la capacidad de ataque con las nuevas tecnologías, desarrolladas y probadas con éxito en otras latitudes.

Como en otras guerras contemporáneas, los objetivos pueden estar localizados en otros países y, en esas condiciones, puede ser aconsejable golpearlos en sus guaridas. Para actuar contra ellos y evitar conflictos internacionales, se deben utilizar a fondo los mecanismos de la diplomacia, la negociación y los incentivos a los gobiernos de los países receptores para que permitan los ataques contra quienes se esconden en su territorio. En las nuevas formas de guerra, éste es un elemento fundamental del éxito.

  • Armando Montenegro | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • James Rodríguez, elogiado por Carlo Ancelotti
  • Serie "Downton Abbey" sigue conquistando espectadores

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
6
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

baffles

Vie, 11/02/2012 - 22:13
lo berraco de la nueva tecnologia en la que colombia esta ala vanguardia solo se pueda utilizar en nuestro territorio, por que chavez y sus parces que rodean nuestra frontera asi lo ordenan, por lo anterior necesitamos a romney en la presidencia pues para obama chavez no representa ningun peligro.
Opinión por:

opinadorbog

Dom, 10/28/2012 - 23:17
Mal artículo, empezando porque no supo traducir lo dicho en el debate... No fue una "nostalgia" de Romney por los caballos y las bayonetas, sino que el señor salió con que "la armada está pidiendo 305 barcos y actualmente tenemos 240, lo menos que hemos tenido desde 1916". La respuesta de Obama fue: "Al Gobernador Romney le cuento que tenemos menos barcos que hace veinte años, así como tenemos menos caballos y menos bayonetas. Existen actualmente unas plataformas marinas en las que aterrizan aeronaves, se llaman porta-aviones, y unos tubos metálicos que se hunden en el mar, se llaman submarinos nucleares"... Lo que quería decir, ni más ni menos, es que los barcos ya son básicamente obsoletos, y ese estudio ya estaba hecho. Si va a hacer un artículo sobre esto, por lo menos traduzca bien.
Opinión por:

emachado

Dom, 10/28/2012 - 21:52
Pero es que hay que meterle muela a Siria, ya no pueden seguir haciéndose los de la vista gorda.
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 10/28/2012 - 15:30
Hoy q la tarea esta hecha como megafono de la reforma fiscal, se puede dedicar a escribir d otras materias... de la guerra.. otro negocio nacional con beneficios en efectivo
Opinión por:

sincorruptos

Dom, 10/28/2012 - 11:19
Le falto falto mencionar las muertes selectivas de Luis Carlos Galan, El alcalde de El Roble, Jaime Garzon, etc., etc.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 10/28/2012 - 09:06
Colombia, ¿drones o ladrones? Desde el carterista y el apartamentero vulgar (Colombia los exporta desde los años 60 a Miami, hoy en día pululan en Madrid y Buenos Aires) hasta los bollos perfumados que utilizan la Ley 100 para saquear salud y pensiones.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio