Publicidad
Fernando Araújo Vélez 6 Abr 2013 - 11:00 pm

El Caminante

Había que esconderlo

Fernando Araújo Vélez

Aquellos casetes pasaban de mano en mano, cada vez más gastados, más usados. Las cintas se transparentaban y se revolvían hasta que no quedaba casi nada de grabación.

Por: Fernando Araújo Vélez
  • 50Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/habia-esconderlo-columna-414450
    http://tinyurl.com/czmk3ko
  • 0

Lo que alguna vez habían sido las voces de Silvio Rodríguez, de Pablo Milanés, Santiago Feliú o Noel Nicola, se transformaban en chiflidos con guitarras que parecían cítaras desafinadas o quejidos de pajaritos. Los 60 minutos originales disminuían a 40, a 20, a 5, hasta que acababan en un baúl olvidado, uno encima del otro, cada uno con sus miles de historias. Historias de amor, tal vez. Historias de represión, de euforia, de anhelada libertad, de sepultada libertad.

El primero llegó vía La Habana, o por lo menos el primero que Vicente escuchó. Ojalá, La canción del elegido, Óleo de mujer con sombrero, La familia, la propiedad privada y el amor. La voz aguda de Silvio Rodríguez, tan aguda que en las universidades y en los bares se discutía si era hombre o mujer. De cualquier forma, era distinto. Diferente a todo lo que sonaba por aquellos tiempos. Había fusiles, había disparos de nieve, había muchachas de casas decentes que no podían salir por lo que dijeran de ellas el domingo en la misa. Había cobardías que eran asunto de los hombres, no de los amantes, y había luces cegadoras.

Era distinto y había que esconderlo cuando la policía hacía sus requisas de rigor y arbitrariedad en la Colombia no tan vieja de Turbay y compañía, en la Colombia del estatuto de seguridad. Había que esconderlo porque cantaba de revoluciones, porque decía Cuba y pronunciaba Che. Sus discos no llegaban a los estantes románticos de las disqueras de aquellos años, y menos, a las emisoras de radio. Su imagen era una incógnita, una especie de mito. Para algunos era un mechudo de barba larga. Para otros, un lampiño con rostro de funcionario. Pocos sabían que se había ido a Angola con un fusil a hacer la guerra contra el imperialismo unos años antes, en el 76, y que durante dos años vivió en un barco para conocer a los pescadores en su mundo. Se decía que había hecho parte de la Revolución cubana. Se decía que viajaba por América a hacer más revoluciones. Se decían muchas cosas. Por eso había que esconderlo.

TAGS:
  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Hay 1.500 millones de personas con hambre
  • AS Mónaco vence 4-2 a Atlético Nacional en amistoso en Miami

Lo más compartido

4
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

mmcesar2005

Lun, 04/08/2013 - 15:15
Buena columna. Aprovechando su conocimiento en el tema tengo una duda que tal vez usted me ayude a solucionar: en esa época escuché una canción compuesta a La Habana por un autor, creo que uruguayo, la letra decia algo como "las suelas de mis zapatos-están llenas de tu encanto-pues te he caminado tanto-y paso en ti tantos ratos". La recordé porque la tenia grabada en un cassette que se perdió en un tasteo y no he encontrado referencia en ninguna parte, la grabé de radio rebelde cuando se podía coger en am, ya se imaginará hace cuanto. Había otra canción "requiem por una niña progre", si usted o alguno de sus lectores y amigos sabe algo por favor escribirme a mmcesar2005@yahoo.com. Muchas gracias.
Opinión por:

LADESPLAZADA

Dom, 04/07/2013 - 20:20
Linda, linda esa música...Hermosa! y no le peerdono que haya olvidado a Carlos Puebla....Hasta siempre Comandante!...Aprendimos a quererte desde la histórica altura, donde el sol de tu bravura le puso el cerco a la muerte...Aqui se queda la clara, la entrañable transparencia de tu querida presencia, Comandante Che Guevara....Linda canción! para la inmortalidad!
Opinión por:

leftright

Dom, 04/07/2013 - 13:05
los hoy reencauchados comunistas colombianos del siglo xxi,,´antiimperialistas´ todavía no se han dado cuenta, o se hacen los huevones que siempre hicieron parte y complot de un imperio, imperiocomunista ,imperio chino,imperio ruso,imperio castrovistas,imperio bolivariano.toda su mierda y codicia y reguero de victimas durante estos 50 años, ha sido por implantar la dictadura comunista,hoy están pletóricos de alegría porque creen estar cerca de acceder al poder sin disparar un tiro,ayudados por un escondido castrochavista , por el que han matado desde hace 60 años,10 como bandoleros liberales,20 como guerrilleros comunistas,y 30 como narcoterroristas comunistas.
Opinión por:

JDNA

Dom, 04/07/2013 - 08:04
Y además qué buen músico es Silvio Rodríguez. Excelente historia, la verdad no sabía que hasta esa excelente música fuera perseguida durante la dictadura del Ignaro Turbay Ayala. Cada época tiene sus propias formas de represión, hoy simplemente los grandes cacaos de los medios le cierran las puertas en la nariz a todo aquello que suene medianamente subeversivo.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio