Por: Carolina Botero Cabrera

Haciendo ver a los ciegos

La internacionalmente conocida “hambruna de libros” aqueja mínimo a 1.3 millones de colombianos para quienes solo hay 1 accesible de cada 1000 disponibles, el 80% vive en la pobreza y el Estado tiene problemas para darles un trato preferencial con el fin de lograr igualdad.

El martes se aprobó en último debate en Cámara una ley que mejorará esa relación de acceso al conocimiento e información. Esta ley hará que inversión pública en tecnología sirva como herramienta de lectura. La ley incluye una excepción a tener que pedir permiso a cada titular de las obras que los ciegos quieran leer. Les cuento que gracias al lobby del sector editorial la plenaria aprobó que la excepción no sea para los ciegos sino para las entidades que el gobierno autorice. Es decir, los ciegos no tendrán autonomía lo que es verdaderamente mezquino (http://karisma.org.co/?p=3315). Admito que para mí el ideal sería que tanto ciegos como quienes los ayudan (ejemplo bibliotecas) tuvieran la excepción.

El lobby empresarial metió el gol en el último segundo evitando la discusión, impidiendo visibilizar los múltiples intereses. Es decir, no estoy de acuerdo con ellos pero lo incorrecto no es que las editoriales, y los congresistas que las apoyan, piensen diferente sino que usen "atajos" para evitar la opinión de los otros.

Para fortalecer los valores democráticos, como los del debate abierto y el respeto por la opinión de los demás, es necesario contar con una sociedad civil saludable sobre todo en poblaciones en desventaja. Es nuestra obligación empoderarla, especialmente es obligación del Estado. En el caso de los ciegos el país se raja, esperemos que sea otra la situación para cuando actualicemos esta ley al Tratado de Marrakesh, pues en materia de derechos de los ciegos esto es sólo el principio.

En países como España o Estados Unidos los ciegos tiene una fuerte presencia como sociedad civil y seguramente evitan mejor estos goles, no así acá. Aunque creo que con el tiempo cambiará por ahora otros grupos deben apoyarlos. Estaremos vigilantes de lo que suceda en la comisión de conciliación que definirá la versión final entre lo aprobado en Senado y Cámara, acompáñenos con #TICxaCiegos y exijamos responsabilidad política.

Buscar columnista