Publicidad
Rodolfo Arango 20 Feb 2013 - 11:00 pm

Hambre cero en el campo

Rodolfo Arango

Las Farc-ep han presentado diez propuestas sobre seguridad alimentaria y buen vivir a la mesa de diálogo la semana pasada. Incluyen en la carta de derechos agrarios tres conjuntos de cosas: derechos, políticas y estrategias para satisfacer los primeros y cumplir las segundas.

Por: Rodolfo Arango
  • 137Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/hambre-cero-el-campo-columna-406045
    http://tinyurl.com/az483rl
  • 0

El 80% de pobreza en las zonas rurales del país hace legítimos sus reclamos. Colombia no saldó en 1991 la enorme deuda histórica que tiene con el campesinado, y lo hizo a medias, muy a medias, con las comunidades indígenas y afrocolombianas. Hacer justicia social para desterrar la pobreza y la iniquidad en el campo colombiano es algo que debería ocupar al país entero en la próxima década, para así sepultar en el pasado un conflicto que nos ha desangrado y empobrecido tanto cultural como materialmente.

Valga decir que el tono, las aspiraciones y las propuestas de los alzados en armas son mesurados y razonables, lo que llena de esperanza al proceso. Si bien en el decálogo se incluyen cantidad de demandas abigarradas, acompañadas de obligaciones propias de estados serios y desarrollados aun por construir en la anomia rural, existe en las propuestas un norte claro: resulta a todas luces inaceptable que viviendo en el paraíso natural que es Colombia tengamos compatriotas sufriendo de hambre, desnutrición y falta de oportunidades reales como consecuencia de la injusticia que impera en las amplias zonas rurales del país. “Hambre cero, desnutrición cero” en los campos, debiera ser un objetivo prioritario de la nación entera. El cómo y a qué ritmo serían preguntas complejas a ir resolviendo en la fase de consolidación de la paz, más cuando dependen de diversos factores asociados al desarrollo general de la economía del país. No obstante, la condición sine qua non de los subversivos también es perfectamente defendible: la combinación de incentivos y asistencialismo debe apuntar a mediano plazo a la autonomía personal y colectiva, a la autosuficiencia, independencia y soberanía (no sólo alimentaria) de los habitantes del campo, en particular respecto a su relación con poderes nacionales y extranjeros con intereses en las regiones.

La historia y la política comparada muestran que las demandas de revolucionarios del siglo XXI no divergen en mucho de las elevadas por el campesinado explotado o empobrecido de los siglos XVII y XVIII. Una gran reforma tributaria para los campos, que haga justicia a los pequeños propietarios y permita el aumento en el cubrimiento y la calidad educativa y el surgimiento de múltiples polos de desarrollo agrícola en torno a nuevos pueblos bien planificados en regiones autónomas con funcionarios comprometidos y competentes, es indispensable. Mientras ello se logra, una idea simple y concreta podría ser el inicio de la solución al problema de la distribución de la tierra y la producción de alimentos con estándares de calidad: “Hambre cero, desnutrición cero” podría exigir la entrega de unidades agrícolas familiares con apoyo estatal integral para la producción alimentaria suficiente para asegurar el objetivo. La responsabilidad en la ejecución del programa estaría en cabeza tanto del poder central como de las autoridades regionales que sean electas al aplicar el sistema de participación política pactado en la mesa de negociaciones. Ni la guerrilla se salvaría de sus responsabilidades con el programa “Hambre cero, desnutrición cero” cuando asuman funciones como protectores del campo, ya no con las armas sino con las leyes.

  • Rodolfo Arango | Elespectador.com

  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

14
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

manamuisca

Jue, 02/21/2013 - 20:36
CLARO LAS GUERRAS CAMPESINAS ALEMANAS TUVIERON QUE ESPERAR TRES SIGLOS PARA REALIZARSE EN COLOMBIA, PERO LA DIFERENCIA RADICA QUE UNA SE HIZO EN EL CAPITALISMO PREINCUSTRIAL Y EL OOTRO EN ELPOSTINDUSTRIAL; EL PRIMERO LAS ELITES DE PODER DE LOS PAISES MAS AVANZADOS DESPRECIABAN EL AGRO Y ABRAZBAN LA INDUSTRIA HOY LOS PODEROS TIENEN LA SUFICIENTE TECNOLOGIA INDUSTRIAL Y COMERCIAL COMO PARA ABRAZAR EL AGRO, HOY EL ROBLEMA ES QUE ASISTIMOS AL IMBRARL DE MAXIMIZACION
Opinión por:

opinadorbog

Jue, 02/21/2013 - 15:46
Hasta en un basurero, a veces, se encuentran cosas que son útiles y huelen bien... Con ello lo que quiero decir es que no es excusable lo que hicieron las FARC durante 50 años, pero eso no necesariamente significa que todas sus ideas o propuestas sean, en sí mismas, desechables o malignas... Si la propuesta de "hambre cero" rural es positiva, no veo el porqué no pueda ser estudiada y hasta promovida. Pero la verdad, yo opino que el asistencialismo es malo en sí mismo y que si alguien se está ahogando de nada sirve enseñarle a nadar y lo que hay que hacer es lanzarle un salvavidas, pero tampoco se puede pretender que se quede a vivir en el salvavidas.
Opinión por:

leftright

Jue, 02/21/2013 - 13:57
es propio que este lavaperros de colombian@os por las farc ,utilize su calumna para promocionar a su grupo narcoterroista FARC-HD (harley davnson)
Opinión por:

31337

Jue, 02/21/2013 - 12:22
Vestir de seda a gente que trafica con drogas, mata y tortura es toda una villanía que solo columnistas como este osan emprender. ¿Seguridad alimentaria? ¡A otro lado con esas frases de cajón vacías e inaplicables, porque ni en Noruega regalan la comida!
Opinión por:

caheji

Jue, 02/21/2013 - 12:08
Una columna muy acorde con la propuesta del paro cafetero, sin embargo, el periódico el Espectador invisiviliza completamente las peticiones de los campesinos caficultores. Cuando las primeras páginas de los medios de comunicación tengan en cuenta al país rural, tal vez, se piense realmente en el valor que tienen en distintos ámbitos de las sociedad colombiana.
Opinión por:

comearepas

Jue, 02/21/2013 - 11:39
Columna bien escrita, ponderada y juiciosa. Lo que plantea el Doctor Arango es una relidad de a puño. Si hay solución en el campo como el lo dice, habrá paz en nuestro país. Este gobierno está muy interesado en lograr la paz con la guerrilla pero debe estar muy atento con el campesinado colombiano. Allí confluyen los principales problemas de la nación. Buen artículo.
Opinión por:

JOSE RODRIGUEZ LOPEZ

Jue, 02/21/2013 - 09:45
No es suficiente darle un terreno al campesino colombiano para que lo cultive. Se debe encontrar la manera de enseñarle al campesino a trabajar su terreno y evitar que se alquile trabajando en tierra de otro por un miserable almuerzo y unos pesitos para la cerveza. Cultivar la tierrra requiere paciencia y arduo trabajo porque toca sembrar y esperar a veces un año o mas para ver el resultado. Los cultivos se tienen que proteger diariamente de los animales , de la hierba y del clima. Eso requiere mucha atencion. La tierra nunca produce comida si su dueño se la pasa en la cancha de tejo cerveza en mano O, si se la pasa, como es costumbre ahora, en la hacienda vecina mirando tele-bobelas !!!
Opinión por:

chococruz

Jue, 02/21/2013 - 07:09
Estoy de acuerdo con todo lo que represente darle importancia al campo, al campesino y a todos los recursos que poseemos naturalmente pero que jamas hemos considerado, tristemente o despilfarrandolos o regalandolos.
Opinión por:

chococruz

Jue, 02/21/2013 - 07:07
Aspirar al ostrasismo para como Butan y alguno que otro país alejarnos del mundanal ruido y convertirnos en una isla en este mundo globalizado realmente es poco practico e imposible de concretar teniendo tantos intereses creados o robados alrededor de nuestros recursos y economia. Los tratados no son los malos cuando estan bien hechos el problema radica en las personas que los firman en nuestra representación o a nuestro nombre sin que realmente nos representen, si tuvieramos un sistema mas justo y a la vez mas claros nuestros objetivos seguramente viviriamos todos mejor, pero es como "si mi tio tuviera tetas seria mi tia" viejo aforismo para describir la realidad, claro esta que hoy con los cambios de sexo y otros avances estas frases van en decadencia y en desuso y la realidad tambien.
Opinión por:

luispuyana

Jue, 02/21/2013 - 05:35
HOY BUENA NOTICIA, el senador Robledo acaba de anunciar una alianza entre las Centrales Obreras y sectores de la industria nacional CONTRA EL TLC COREANO, desde luego esa noticia será ignorada por la prensa 'libre', que está muy preocupada por el 6O% de aumento de la inconformidad del pueblo con la reelección del uribe III, y preocupa eso si que don Rodolfo le haya dedicado varias columnas a esa otra alianza gobierno-farc, que le sirve para reencauchar a gobierno y farc, enemigos números uno de los intereses nacionales. Son dos alianzas opuestas, una llena de más neoliberalismo y LA DE LAS CENTRALES OBRERAS Y EL SECTOR INDUSTRIAL CONTRA EL NEOLIBERALISMO Y SUS TLC
Opinión por:

luispuyana

Jue, 02/21/2013 - 05:12
Hoy titula este diario; 'UN SOCIO INQUIETANTE', sobre el nuevo tratado firmado por uribe III, EL TLC COREANO, en el que presentan los criterios del sector neoliberal y EL CRITERIO DE LAS VÍCTIMAS, LA PEQUEÑA INDUSTRIA AUTOPARTES, donde con pelos y señales y cifras robustecen como se nos arruina la industria nacional, para reinvindicarse el columnista, con respeto recomiendo dedicarle la próxima columna a dicho TLC COREANO, que es totalmente opuesto a la perisistencia de don Rofoldo de presentarnos como bueno lo que la farc y gobierno acuerdan, cuando en el fondo es más neoliberalismo impulsado paradójicamente por esos terroristas.
Opinión por:

luispuyana

Jue, 02/21/2013 - 04:53
'HAMBRE CERO' ES UN CONCEPTO DE LA FAO, que incluso va más allá, tal como lo enseña el titular Espectador: 'PULSO POR INVERSIÓN EXTRANJERA EN EL AGRO', 12nov2012, reza cita: 'Según la FAO, los gobiernos deben asegurar que LOS PROCESOS DE CONCENTRACIÓN Y EXTRANJERIZACIÓN DE TIERRAS NO tengan efectos negativos sobre la producción y el empleo agrícola', PUES COMO LO ADMITE HASTA LA ONU ES CRECIENTE LA COMPRA Y ARRIENDO DE TIERRAS POR PARTES DE LAS NACIONES DESARROLLADAS EN A. LATINA. Luego don Rodolfo olvida factores interno e internacionales que hacen nulo las coincidencias farc-gobierno, COMO LO SON, REITERO: LOS TLC Y LA CONCENTRACIÓN DE TIERRAS POR EXTRANJEROS Y EL LATIFUNDIO OCIOSO.
Opinión por:

luispuyana

Jue, 02/21/2013 - 04:39
FIRMANDO URIBE III MÁS TLC, HAMBRE CERO ES UN ENGAÑO, por lo menos asi lo enseñan los hechos que son los que demuestran la realidad del país, donde este mes de febrero ha sido el de las protestas de arroceros, cafeteros, avicultores, los de la leche, los pequeños y medianos ganaderos, donde el senador Robledo ha demostrado con cifras en la mano el ingreso de millones de toneladas de alimentos y AHORA CON EL TLC COREANO LA PEQUEÑA Y MEDIANA INDUSTRIA AUTOPARTES, ARRUINARÁ A POR LO MENOS 4OO MIL FAMÍLIAS MÁS DE ESE SECTOR. Ello lo admitió hasta Mauricio Ramirez, presidente ACOPI, en entrevista Portafolio 9enero2012, al sostener que 'en la práctica, las posibilidades de la microempresas de competir SON NULAS CON LOS TLC, luego esas únidades agrícolas farc-uribe III SON UNA ESTAFA.
Opinión por:

luispuyana

Jue, 02/21/2013 - 04:10
PROPUESTA FARC-GOBIERNO SON OPUESTAS A LAS PLANTEADAS EN ABIGARRADAS PROTESTAS POR LOS 6 MILLONES DE FAMILIAS DEL AGRO, LAS QUE RECLAMAN LIQUIDAR TLC, incluso por millones de campesinos a los que les robaron millones de hectáreas de tierras, en los primeros como lo admiten los terroristas farc hay coincidencias, pero en el segundo sector cada día estan mas lejos, pues el uribe III sigue firmando TLC, QUE ARRUINA MÁS A LOS UNOS Y A LOS OTROS. Ojalá algún día a don Rodolfo le de por examinar tales propuestas para que se de cuenta que CON MÁS TLC la propuesta cuando no es desconocimiento de la realidad del país, es un engaño, pues sin liquidar el latifundio ocioso y entrega de tierra al campesinado y seguir persistiendo para abolir los TLC RESTAURANDO ARANCELES, SEGUIREMOS EN LAS MISMAS.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio