Publicidad
Mauricio Botero Caicedo 14 Abr 2013 - 1:00 am

Hierbas polémicas y controvertidas

Mauricio Botero Caicedo

El título de esta columna hace referencia a dos hierbas, polémicas y controvertidas, que nada tiene que ver la una con la otra.

Por: Mauricio Botero Caicedo
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/hierbas-polemicas-y-controvertidas-columna-415884
    http://tinyurl.com/cuz3kza
  • 0

La primera que ha llamado la atención de este columnista es nada menos que la marihuana. En la carátula de la última edición de la principal revista de negocios de Estados Unidos, Fortune (abril 8/13), aparece como artículo de fondo: “Marijuana Inc.”, teniendo dicho artículo como subtítulo la frase: “Conozca a los emprendedores e inversionistas detrás de esta nueva industria”. En el extenso reportaje, el abogado penalista Roger Parloff, autor del artículo, explica la forma en que un número importante de emprendedores e inversionistas son los pioneros de una nueva industria que ha nacido a partir de la legalización de la marihuana en los estados de Washington y Colorado. Los emprendedores les presentaron a los inversionistas una serie de nuevos productos que van desde aparatos portátiles para hacer ‘porros’, pasando por inhaladores de agua que eliminan los químicos tóxicos, hasta máquinas dispensadoras del producto en los centros comerciales.

El gobierno del presidente Obama no lo tiene nada fácil. Para la investigadora Marcela Anzola (razonpublica.com/enero 13/13): “Las implicaciones que esta situación tiene en el ámbito internacional, sin embargo, son bastante graves, si se tiene en cuenta que Estados Unidos ha sido uno de los principales impulsadores del régimen internacional y que ha liderado desde 1971 una “guerra contra las drogas”. La incapacidad para aplicar las normas federales en el ámbito interno lo coloca no sólo en un incumplimiento de sus obligaciones internacionales, sino que adicionalmente le resta autoridad para implementar y exigir la implementación internacional de la política antidrogas”. Adicionalmente, Obama tiene un problema político dado que, según reciente encuesta del Centro Pew de Investigaciones, un 52% de los estadounidenses apoya la legalización de la marihuana.

La otra hierba se refiere a un suplemento nutricional, Herbalife, producto que tiene un enorme éxito comercial. No es el objetivo de este artículo discutir los méritos o deméritos de dicho suplemento, sino señalar algunos aspectos en torno al conflicto alrededor de Herbalife en que se encuentran enfrentados tres inversionistas. En un lado del cuadrilátero está Bill Ackman, quien sostiene que Herbalife es un fraude que opera un sofisticado esquema piramidal. Es decir, que esta firma es muy parecida a las pirámides de nuestro nunca bien alabado David Murcia Guzmán, o la de ‘don Maddoff’, aquel yanqui que arrasó con centenares de millones de dólares. Haciendo abstracción sobre la solidez o poca solidez de las acusaciones de Ackman, lo que parece poco ético es que con base en el escándalo, el inversionista procedió a hacer un “short-sell” por la no despreciable suma de mil millones de dólares. Es decir, Ackman vendió acciones de Herbalife con entrega en el futuro, acciones que presume va a comprar a menor precio. Y si bien esta práctica no es prohibida, ¿es ético armar un escándalo para lucrarse con las acusaciones? (Personalmente conozco a dos altos ejecutivos de Herbalife en Colombia, y me niego a creer que se presten a colaborar con una ‘pirámide’). Otra cosa, totalmente diferente, es que Herbalife utiliza un sistema de mercadeo multinivel o de redes, casi calcado de aquel que utilizan dos firmas de reconocido prestigio Amway y Avon.

Pero Ackman no contaba con que otros dos billonarios inversionistas, Carl Icahn y Daniel Loeb, entraran al cuadrilátero a hacer apuestas radicalmente diferentes: es decir, comprando acciones de Herbalife en el convencimiento de que dicha acción va a repuntar. La parte deplorable es que en este conflicto va a ocurrir lo que siempre ocurre en las peleas de los elefantes: los que sufren son las hormigas, o sea los pequeños inversionistas.

 

  • Mauricio Botero Caicedo | Elespectador.com

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio