Por: J. William Pearl

Homenaje

Visionario, intelectual, educador, académico, político, empresario, políglota, ciudadano del mundo y hombre de su región. Aun cuando es difícil pensar que todos estos atributos correspondan a una misma persona, Mario Laserna Pinzón, tal vez el colombiano mas polifacético de todos los tiempos, los tuvo.

A muchas personas, la vida les pasa, se les va sin dejar un legado importante para la sociedad.

Mario Laserna fue el arquitecto y constructor de su propia vida, llena de generosidad para con la sociedad y de legados significativos y duraderos.

En su momento, la fundación de Los Andes fue revolucionaria. Introdujo el concepto anglosajón de universidad, promoviendo la pluralidad, la profesionalización de la planta de profesores y la capacidad de mezclar disciplinas para darle a los estudiantes una educación integral. La libertad de los alumnos para decidir parcialmente el contenido de su carrera, fue un concepto nuevo en Colombia, que exigió un cambio de mentalidad y requiere madure por parte de los estudiantes. Esa universidad ha graduado mas de 67.000 estudiantes y hoy educa 17.000. Laserna fue capaza de hacer algo de lo cual necesitamos más hoy en Colombia: convocar y comprometer talento excepcional, internacional y local, en torno a un proyecto mas grande que él, que se ha fortalecido y ha perdurado en el tiempo. Hoy en día y luego de mucho esfuerzo se logró lo que el soñaba: mas y mejores estudiantes, más becas, mas pluralidad, mas mundo y mas humanidades para los mejores estudiantes en un entorno no elitista de excelencia académica.

Laserna fue Senador por el M-19, lo cual dice mucho  de su personalidad, era un libre pensador.

Es bien probable que se hubiera anticipado al tiempo y concibiera la paz negociada como única salida al conflicto que vivimos los colombianos. Casi toda su vida militó en el partido Conservador y cuando le llegó la hora de cambiar, lo hizo. 

Mario Laserna Pinzón puso su talento, con la mejor disposición y compromiso al servicio de la sociedad.

Lo sobrevive su hijo Juan Mario Laserna, quien es estudioso, inteligente, trabajador y agudo.

Es Senador y hace buena política, pues busca servir y ayudar. Como su padre emprende causas difíciles, persevera y lucha por una Colombia mejor en la cual cree. Hereda uno de los legados mas valiosos de la historia de Colombia.  Tiene sobre sus hombros una responsabilidad muy grande y ahora que su padre falleció, los ojos están puestos sobre su nombre. 

Invito a los lectores a compartir este escrito en las redes sociales como un homenaje a Mario Laserna Pinzón, un colombiano bueno y excepcional.

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl