Por: Felipe Zuleta Lleras

Homofóbico

Sin ruborizarse, el presidente de la Difútbol, Álvaro González, arremetió en contra de los homosexuales con frases discriminatorias. Claro está que este varón homofóbico no sólo demostró su barbarie, sino que por contera violó flagrantemente el Código Penal.

Por eso el abogado Felipe Montoya Castro presentó una denuncia penal en su contra, que esperamos no vaya a dormir el sueño de los justos.

Dicen los apartes del documento:

“Los motivos que me llevan a formular la denuncia son los siguientes:

Históricamente las personas homosexuales, en sus vidas personales o en sus relaciones de pareja, han sido víctimas de todo tipo de discriminación. Dicho grupo social, en forma reiterada, se ha visto vulnerado en sus más básicos derechos fundamentales a la vida digna, a la igualdad, a la libre asociación, a la prohibición de tratos crueles e inhumanos, a la coartación de su libre desarrollo de la personalidad.

“…De esta manera, el artículo 4 de la Ley 1482 de 2011 establece que el Código Penal tendrá un artículo 134B del siguiente tenor:

“Artículo 134B. Hostigamiento por motivos de raza, religión, ideología, política u origen nacional, étnico o cultural. El que promueva o instigue actos, conductas o comportamientos constitutivos de hostigamiento, orientados a causarle daño físico o moral a una persona, grupo de personas, comunidad o pueblo, por razón de su raza, etnia, religión, nacionalidad, ideología política o filosófica, sexo u orientación sexual, incurrirá en prisión de doce (12) a treinta y seis (36) meses y multa de diez (10) a quince (15) salarios mínimos legales mensuales vigentes, salvo que la conducta constituya delito sancionable con pena mayor” (negrillas por fuera de texto).

En el mismo sentido, el artículo 5 de la citada ley establece que: “El Código Penal tendrá un artículo 134C del siguiente tenor:

“Artículo 134C. Circunstancias de agravación punitiva. Las penas previstas en los artículos anteriores se aumentarán de una tercera parte a la mitad cuando: (…)

2. La conducta se ejecute a través de la utilización de medios de comunicación de difusión masiva. (…)” (negrillas por fuera de texto).

La afirmación que hace el señor ÁLVARO GONZÁLEZ ALZATE ante los medios de comunicación es particularmente grave por dos razones: 1) La altísima popularidad de la que goza el fútbol en Colombia, y 2) Que no estamos ante la opinión de un ciudadano cualquiera, sino de un dirigente nacional tal como lo es el vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, cuyas declaraciones tienen una amplia repercusión en los medios de comunicación” y llegan a una gran parte de la población nacional, reforzando el estereotipo social negativo y erróneo que yace en el imaginario colectivo de que la homosexualidad es una enfermedad contagiosa que se sufre”.

Así las cosas, resulta urgente que la justicia siente un precedente frente a esta clase de afirmaciones que podrían poner a Álvaro González tras las rejas.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras