Publicidad
Ernesto Macías Tovar 30 Abr 2013 - 11:00 pm

La imagen en calzoncillos

Ernesto Macías Tovar

Parafraseando al presidente Juan Manuel Santos, su gobierno ha alcanzado "niveles históricos", pero no por los éxitos, sino por el retroceso y la crisis que enfrentan los más importantes sectores de la vida nacional.

Por: Ernesto Macías Tovar
  • 42Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/imagen-calzoncillos-columna-419366
    http://tinyurl.com/lgc3ptu
  • 0
insertar

Resulta irónico, para Santos, que siendo el presidente más preocupado por su imagen sea el más golpeado por las encuestas. Veamos: en noviembre de 2010, a tres meses de iniciado el período tenía el 73% de imagen favorable; un año después, en noviembre /2011, bajó al 64%; en septiembre de 2012 estaba en el 60%; y en abril de 2013 cayó al 47%. Igual ha ocurrido con su reelección: en septiembre de 2012 el 54% de los colombianos estaba en desacuerdo; en noviembre de 2012 llegó al 61%; y en abril de 2013 subió al 63% el desacuerdo.

Sin duda, la inseguridad creciente desde la llegada de Santos a la Presidencia ha sido un factor fundamental en la caída de la imagen del mandatario. Y a pesar de la insistencia del Gobierno en que el asunto es solo de percepción la realidad en el país es otra. Para corroborar que el Gobierno perdió el control de la seguridad y abandonó los avances que recibió, hace tres días el Centro de Monitoreo del Desplazamiento, divulgó en Ginebra un informe desalentador para los colombianos; según el documento en Colombia creció el desplazamiento desde el año 2011de forma alarmante; y para el 2012, nuestro país encabeza la deshonrosa lista con un estimado de 5.9 millones de desarraigados.

Desde luego, hay otros temas que han afectado la imagen de Santos, los cuales tienen que ver con ineficiencias de gobierno. Por ejemplo: el fracaso en las reformas a la Educación y a la Justicia; la parálisis en sectores de infraestructura y transporte; la ausencia de políticas que tiene en grave crisis al sector agropecuario; el difícil momento que pasa el sector de la pequeña industria, etc. Sumado esto a la falta de diálogo del Gobierno con sectores sociales y la displicencia con autoridades locales y regionales.

Por eso, Santos pasará a la historia como el presidente más abucheado. Lo rechiflaron en el Campus Party, celebrado en Bogotá; junto con su ministro de Hacienda el gremio cafetero lo abucheó en Chinchiná (Caldas); en Cartagena fueron rechiflados sus ministros de Vivienda y del Interior; y, el sábado pasado, recibieron al Presidente con rechifla al ingresar al Parque de la Leyenda Vallenata, en Valledupar.

Y para colmo de males, sus asesores han sido muy erráticos en estrategias para subir la imagen de un mandatario que carece por completo de carisma. Salidas en falso como el anuncio de alargar su período por dos años, sólo para tapar el viaje a Caracas a legitimar un gobierno espurio y calmar el desbordante inconformismo de los alcaldes. O cuando lo montaron a caballo, con pantalón rosado y mocasines italianos; o ponerlo a manejar un yipao y un bus de retrovisor gigante, etc. Pero, últimamente, tal vez, el peor oso de su mandato, lo disfrazaron de plebeyo para dormir en un apartamento estrato uno y posar para las cámaras en calzoncillos. Por todo lo anterior, la imagen del Presidente está en paños menores.

@emaciastovar

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 39
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio