Publicidad
Rodrigo Uprimny 23 Mar 2013 - 11:00 pm

¿Es importante el papa para los católicos?

Rodrigo Uprimny

La pregunta parece tonta pues la designación de un nuevo papa o su visita a cualquier lugar es siempre un gran acontecimiento, incluso si se trata de países con escasa población católica. ¿Cómo podría entonces ser secundario el papa para los católicos si es un personaje notable incluso para quienes no son católicos?

Por: Rodrigo Uprimny
  • 148Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/importante-el-papa-los-catolicos-columna-412183
    http://tinyurl.com/ccmclz6
  • 0

Sin embargo, la pregunta puede ser interesante si se tiene en cuenta que muchos católicos, aunque saben quién es el papa y pueden tenerle una devoción genuina, parecen no poner mucha atención a su doctrina en temas como la sexualidad, que para la Iglesia católica son trascendentales.

Por ejemplo, la doctrina de los papas condena el uso de anticonceptivos, como la píldora o el preservativo, pues para el control de la natalidad sólo admite la abstinencia y el incierto método del ritmo. Pero en Colombia, la gran mayoría de las parejas católicas (afortunadamente) no sigue esa doctrina papal y recurre a diversos métodos anticonceptivos. Igualmente, millones de parejas católicas conviven y tienen hijos sin haberse casado, a pesar de que esa situación es considerada pecaminosa por el catolicismo.

Un buen número de estos católicos no sigue las doctrinas papales no por falta de voluntad o de fe, pues su religiosidad es fuerte y genuina. Y por ello no sienten culpa sino que justifican su opción con palabras como las siguientes: “Yo soy católico, creo en Cristo y respeto al papa, pero en estos temas sexuales la doctrina eclesiástica es muy atrasada y no tengo por qué seguirla; una cosa es la interpretación que el papa y los obispos hagan de la Biblia y otra cosa es lo que yo creo, a partir de mi comprensión personal de las enseñanzas de Cristo”.

Este tipo de respuestas es respetable y representa un progreso democrático pues fortalece el pluralismo y la autonomía personal. Ninguna autoridad, ni política ni religiosa, debería imponernos su criterio en conductas tan íntimas como la moralidad sexual. Pero esta defensa de estos católicos de su posibilidad de discrepar frente al magisterio de la Iglesia y frente a las doctrinas papales no deja de ser paradójica, pues parece propia de un protestante. En efecto, una de las grandes tesis de la reforma protestante es que la interpretación de la Biblia es un asunto personal, mientras que el catolicismo considera que la interpretación verdadera de la Biblia es establecida por el papa y los obispos. Uno de los momentos decisivos de la Reforma fue entonces cuando Lutero tradujo al alemán la Biblia, a fin de que todos pudieran leerla e interpretarla directamente.

¿Será que un cierto espíritu de la Reforma protestante se está instalando en el catolicismo? Puede que no sea así y que sean otras las razones que explican la distancia entre las doctrinas papales y el comportamiento sexual de millones de católicos. Pero la pregunta parece relevante: ¿qué importancia espiritual tiene hoy el papa para ese número creciente de católicos, que defienden, y con razón, su autonomía moral y religiosa?

  • Rodrigo Uprimny | Elespectador.com

  • 19
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Se reactiva proyecto para interconexión eléctrica entre Colombia y Panamá
  • Taxistas de Medellín y Barranquilla protestan en rechazo a Uber

Lo más compartido

19
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Schopenhauer86

Jue, 03/28/2013 - 21:48
Profesor Uprymny lo mas importante no es la legitimidad del papado, es como se recepciona es un Estado confesional su fe , Kant penso el imperativo categorico, Focault en el sujeto , pero la persistencia humana es encontrar su sentido los temas como aborto , y la pildora anticonceptiva s un asunto de la libertad humana , pero creo que la moral juega un valor de vanidades y mas con la sociedad colombiana , un show mediatico no que se convierta sino hasta donde es posible que se juege con la salud mental de la sociedad por lo de moda.
Opinión por:

Enzo Mountain

Dom, 03/24/2013 - 23:45
Por qué no pensar en los puntos de vista de un amplio número de católicos que miran desde la época en la viven -la historia de la modernidad, el sentido de la racionalización social, de la tecnología, etc.- que es, también, por qué no, un punto de vista que abre un nuevo camino para dialogar con la tradición cristiana al cual estos católicos no han dejado de pertenecer -así como pertenecen al mundo moderno en el que viven. Aclaremos entonces aquí que la dicotomía presentada por el columnista se enmarca dentro un diálogo -pretensión de diálogo- torpeado por una tradición (cristiana) que empieza a desviar su sentido a causa de la rigidez metafísica, tanto de la mentalidad filosófica moderna como de la cerrazón dogmática disciplinaria de la jerarquía eclesial.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 03/25/2013 - 01:24
El fracaso de Don Quijote en el mundo revela que los signos no pueden sobrepasar a la realidad, no pueden erguirse frente al mundo exterior que vence a Don Quijote, que vence a los signos, como confirma el final de la novela cuando Don Quijote declara que el mundo verdadero es aquél en el que él no quería creer, al cual quería cubrir de cifras, y no el de los libros.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 03/25/2013 - 01:19
Mientras Don Quijote se lanza al mundo exterior/real en busca de signos que le permitan confirmar sus lecturas y su mundo libresco, Borges se retrae del mundo exterior/real y se dirige al mundo del pensamiento puro y de los signos puros. Don Quijote fracasa en su búsqueda, ya que él lee el mundo con signos falsos, marca los signos con denotados bizarros. Esto es, le impone al mundo exterior los signos de los libros, lee el mundo con los ojos de los libros, con la lengua de los libros que se ha transformado en su lengua. El autor implícito no le permite olvidar al mundo exterior como sustrato real.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 03/25/2013 - 01:17
Borges, por el contrario, postula que el mundo exterior no existe por sí mismo, ya que todo es producto de signos codificados por los hombres, que todo es producto de diferentes percepciones. Don Quijote tenía confianza y creía en los signos, que son revelados por el autor implícito como falsos; Borges no se confía de los signos, es un escéptico radical.
Opinión por:

Enzo Mountain

Dom, 03/24/2013 - 23:57
Porque es Cristo mismo quien ya había -en su momento- desenmascarado esta cerrazón; Jesús deja una lección clara que la Iglesia ladinamente traspapela: así como el nazareno liberó al Antiguo Testamento de las interpretaciones maniqueas de sus coetáneos, asimimso, hoy en día creer en el Evangelio no quiere decir aceptar literalmente todo lo que en él está escrito y en la enseñanza dogmática del Vaticano, sino en esforzarse por entender, ante todo, qué sentido tienen los textos evangélicos para esta categoría de católicos -aquí, ahora-; en otras palabras: leer los signos de los tiempos, sin más reserva que le mandamiento del amor.
Opinión por:

Enzo Mountain

Dom, 03/24/2013 - 23:55
Como el imperativo categórico kantiano: no se manda algo determinado y de una vez por todas, sino aplicaciones que se deben "inventar" en diálogo con las situaciones específicas, a la luz de lo que las Sagradas Escrituras han “revelado” .
Opinión por:

El de la H

Dom, 03/24/2013 - 14:40
La gente es católica porque nace católica, no porque elija serlo, lo es por defecto para no pelear con las tías y la abuela. Es un poder cada vez menos real el de los curas, una especie de emperadores a los que nadie les grita que están desnudos por evidente que sea que lo están. De pronto ese puede ser un buen eslogan contra la campaña presidencial del Puerco-Orador: "Nadie normal le obedece a la Iglesia en todo".
Opinión por:

ilustrador

Dom, 03/24/2013 - 11:37
El asunto me parece bastante sencillo: las doctrinas de la Iglesia son tan abiertamente anacrónicas y contrarias a la naturaleza humana (y ni hablar de los avances sociales, morales, científicos y demás...) que lo único medianamente razonable para un católico (y no lo soy, por fortuna, porque creo que hay mucho de hipocresía y comodidad en ello) es IGNORARLAS. Ante tal sartal de estupideces sólo queda hacer oídos sordos. Otra cosa es que muchos necesitan algún tipo de conexión espiritual con lo divino y una religión ofrece ese puente con cierta facilidad y por ello se mantienen dentro de una feligresía, así no compartan ciertos valores que podrían considerarse centrales. Es que asumir la propia espiritualidad de forma autónoma no es para todo el mundo.
Opinión por:

mariosuarez

Dom, 03/24/2013 - 11:23
Estamos llegando cada vez mas a la madurez en la fe, catolicos y cristianos sectarios mucho menos, pues las doctrinas deben interpretarse como propuestas que cada persona debe optar, en su intimidad, aceptar o rechazar...cosa distinta es la ley que es de obligatorio cumplimiento pues involucra acciones que afectan a otros...bien Sr Uprimmy siempre espero su columna dominical con voracidad...
Opinión por:

leftright

Dom, 03/24/2013 - 10:48
porque será que los comunistas se interesan tanto en temas que no les importa de instituciones a las que no pertenecen.???????
Opinión por:

DANIELALDANA

Dom, 03/24/2013 - 12:41
nos divertimos por la histeria ridicula de los catolicos...
Opinión por:

Cybex

Dom, 03/24/2013 - 09:39
De acuerdo en todo, pero es inevitable la condición de Estado de El Vaticano y la de Jefe de Estado de el Opispo de Roma. Por cuenta de ello, se le debe recibir con respeto a él y sus enviados en cualquier dónde se tengan relaciones internacionales. De igual forma, no es obligatorio seguir los dogmas de ninguna Iglesia. Al menos mientras el Procurador Torquemada no llegue a Jefe de Estado.
Opinión por:

MARTIN LORA

Dom, 03/24/2013 - 09:38
Cuando en los medios se habla de 1200 millones de católicos, me pregunto ¿qué clase de católicos? Soy católico: voy regularmente a misa y de vez en cuando me confieso y comulgo. Pero no creo, por ejemplo, en la existencia del diablo, a pesar de que el Catecismo de la Iglesia Católica (párrafos 391-395 y muchos más) dice que existe, y el prólogo del propio Catecismo afirma que este contiene "lo que cree la Iglesia Católica". También niegan su existencia muchos católicos (v.g. padre Llano Escobar). Mi explicación para todo esto es que la Iglesia Católica (o Universal) es más un fenómeno cultural que religioso, del cual cada quien toma los elementos que se ajusten a su gusto, sin complicarse con los dogmas. Me parece que ahí radican, paradójicamente, su mayor fortaleza y su mayor debilidad.
Opinión por:

MARTIN LORA

Dom, 03/24/2013 - 10:06
CONTINUACIÓN. Su mayor fortaleza pues resulta muy fácil ser católico. Conozco feligreses que jamás han dado limosna ni pagado el diezmo. No hay ninguna contradicción entre ser católico y creer ciegamente en la teoría evolutiva de Darwin, con el argumento de que el lenguaje del Génesis es simbólico; el horror para, digamos, un testigo de Jehová. Dentro del catolicismo se puede vivir la fe religiosa sin demasiadas exigencias. Pero al mismo tiempo la fe católica pela el cobre en aquellos católicos de nombre que de repente descubren que la vida espiritual es una una parte importante de la vida cotidiana. Son presa fácil de confesiones religiosas más comprometidas con el cumplimiento de sus dogmas. Este es su punto flaco y por ahí se presenta la sangría de fieles hacia otras iglesias.
Opinión por:

Víctor Raúl

Dom, 03/24/2013 - 08:47
La religión es la mampara de la hipocresía, es una verdadera farsa, allí se escudan para cometer toda clase de crímenes, ella prohibe todo lo que vaya contra la moral y las buenas costumbre, pero igual se violan todos esos preceptos, así lo diga la Biblia, El Papa, lo haya dicho Jesús, nadie lo cumple a cabalidad, entonces qué sentido tiene, ninguno, pura farsa.
Opinión por:

martaluribe

Dom, 03/24/2013 - 08:24
Tiene razón. Eso sucede. Si siguieramos al Papa al pie de laletra, no cabría la población mundial. ¨Pero en todo caso el Papa, representa para los que somo católicos, o para mí, una persona muy es especial, en la tierra, e iluminada especialmente por el Espíritu Santo. Por algo Papa sólo hay uno. Si no obedecemos las reglas que nos transmite,allá nosotros, y las razones que tendremos. Tampoco creo que por esarazón tengamos que empezar a decir, que nos parecemos a los Protestantes, ellos son muy distintos en otros temas fundamentales para los Católicos, como el tema de la Virgen María.
Opinión por:

Jotaria

Dom, 03/24/2013 - 07:31
No solo es  del Papa, es doctrina de la Iglesia que conserva los mandamientos de Dios, amarlo a Él y al prójimo, no matar, no fornicar y que desafortunadamente las personas, abusando de su libertad, también regalo divino, desobedecen. En lo demás, encuentra usted el relativismo moral que nos acosa como el enemigo principal del católico de hoy y contra el cual luchamos todos los interesados, con el Papa a la cabeza.
Opinión por:

mariosuarez

Dom, 03/24/2013 - 11:25
¿Y quien no cree en Dios ni conoce la Biblia por que debe seguir tales preceptos?
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio