Por: Columnista DATAiFX

Infraestructura petrolera global

El petróleo no es sólo “pinchar” en la tierra y extraerlo. Toda su cadena influye en la dinámica global del precio, el abastecimiento y el consumo. Durante la semana, algunas noticias sobre este frente confirmaron esta afirmación.

Son noticias que no salen regularmente en los medios masivos, pero que tienen serias implicaciones para los que trabajan en el sector o en los mercados financieros.

Cushing es uno de los principales centros de almacenamiento de petróleo y sus productos derivados en los Estados Unidos. Está ubicado en Oklahoma y mucho del crudo que se produce en Norteamérica tiene que pasar por allí; recibe y distribuye petróleo a lo largo del país.

Pero su capacidad empieza a desbordarse, por eso es necesario encontrar soluciones. Una de ellas empieza a surgir con la expansión de la línea Seaway, que lleva petróleo ligero de Oklahoma a Texas, la cual amplió su capacidad de transporte de 100.000 barriles a 400.000 barriles por día. Sin embargo, una disyuntiva más grande está inquietando a la industria: la producción de petróleo pesado de Canadá no se puede llevar en su totalidad a Cushing.

¿Esto es bueno o malo? En realidad, cambia el panorama. Ahora Houston recibirá el crudo ligero, pero a su vez tiene que enviarlo a las refinerías del este, específicamente a Luisiana, por una línea cuya expansión todavía no termina, por lo cual es muy probable, según los analistas más expertos, que este centro termine ahora con un exceso de crudo.

 *Manuel Felipe García / Skandia

Buscar columnista