Publicidad
Pascual Gaviria 22 Ene 2013 - 11:00 pm

Insurgencia electoral

Pascual Gaviria

Desde la década del ochenta las Farc han aprendido que los calendarios electorales marcan los tiempos de la guerra y la paz. Entiéndase de la guerra y la expectativa de la paz.

Por: Pascual Gaviria
  • 95Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/insurgencia-electoral-columna-398238
    http://tinyurl.com/bkoklwb
  • 0
insertar

Sin necesidad de votar y reiterando su desprecio por la democracia, el grupo guerrillero se ha convertido en una especie de fórmula presidencial, bien sea por atracción y negociaciones o por repulsión. Pasó con el salto de las picanas de Turbay a las palomas de Belisario, dramáticamente con la foto de Marulanda y Pastrana, e inevitablemente en la indignación temerosa que llevó a la elección de Uribe. Ahora, una buena porción de la reelección de Santos se juega en La Habana y Marcos Calarcá, negociador parsimonioso, ha comenzado a adornar el escenario conocido: “No podemos permitir que los afanes electorales del gobernante de turno primen sobre el interés de todos los colombianos; poner plazos perentorios no sólo no es realista, es una actitud criminal”.

La paradoja de todo esto es que según algunos indicadores sobre seguridad en 2012, las Farc tendrían más influencia en la política que en la guerra. Y aquí es necesario entender guerra no como conflicto entre el Estado y la guerrilla, sino como la violencia producida por el crimen organizado. La Corporación Arco Iris calculó en cerca de 800 las muertes que se produjeron el año anterior en medio del conflicto con las Farc. La Policía, por su parte, ha hablado de casi 2.500 asesinatos relacionados con las bandas criminales en 2012. Pero no son sólo los homicidios, cerca del 40% de las alertas tempranas de la Defensoría el año pasado tuvieron como amenaza a las franquicias de Urabeños, Rastrojos, La Oficina, La Empresa y demás. Hace seis meses el ministro de Defensa dijo que el 70% de las acciones guerrilleras se concentran en 37 municipios donde vive el 4,6% de la población. Han pasado dos días del rompimiento de la tregua y las Farc muestran su poder contra estaciones de policía en Cauca, Nariño y Norte de Santander, los rieles del tren carbonero en La Guajira, las torres de energía en el Putumayo, los soldados en Ituango y el oleoducto Transandino cerca a Orito.

Las cifras nos muestran que de algún modo la guerra está en otra parte. Mientras las bandas criminales libran las luchas regionales que desangran municipios en el Valle del Cauca, incendian la costa Pacífica, desplazan en el Chocó y desatan las batallas barriales en Medellín, las Farc se dedican a pelear contra un tubo, las torres de energía, lanzar pipetas contra estaciones de policía y fortalecer sus alianzas con los traficantes en sus viejos refugios cocaleros. La Fundación Ideas para la Paz ha dicho que en las zonas de cultivo hay relativa tranquilidad por el acuerdo entre bandas y guerrilla, mientras en las ciudades se pelea por las “plazas”. Todo esto hace pensar en que una desmovilización parcial de la guerrilla traería un refuerzo en hombres para muchas de las bandas criminales. Tendríamos un nutrido grupo de mercenarios con experiencia, exparas y exguerrillos, peleando por la plata del narcotráfico, la minería ilegal y las extorsiones. Don Berna sería el modelo de ese combatiente untado de política, tres bandos y coca.

De modo que las Farc pueden decidir quién gana las elecciones, pero han perdido mucho a la hora de ofrecer la paz. Una cosa es el cese de comunicados y otra nuestras posibilidades de tranquilidad.

  • Pascual Gaviria | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 12
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

12
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Mie, 01/23/2013 - 21:46
¡Hombre, Pascualícese, qué buena onda la tuya...! Por lo menos, sos de los poquitos opinadores que con dos balcones a su disposición -rascaracol radio y EE- hace la tarea que manda la línea editorial de los Cano: no hacer "malas lecturas". Anoche, en Hora20, el único fue el cachifo JC Florez el que les llamaba la atención a las otras tres momias panelistas (y a la ahora fletada por Chucky ¡qué horror, qué dolor, qué pena! la corroncha cachaquizada Dianita Calderete); les decía que el diagnóstico de la "mesa de trabajo" estaba saturada de la centralizada, distante y fría intelligentsia santafereña. Hoy no más, a tu vera, a la verita tuya, el señor exmalpensante, monsieur Holes, incurre en esos mismos reduccionismos no sólo cachaquizados sino negligentes. Para el estrato 19 del periodismo
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Mie, 01/23/2013 - 22:06
first class anclao en la 'nevera', los eternos lugares comunes: "ó Chucky o el Hacendado"; que la paz (entelequiosa, apolillada palabreja) depende de la cháchara ventiada que están echando en la patria del son; que la seguridá y la confianza inversora (o invasora) dependerá de la regia gestión -carachas- del estadista de la CEET en narinhohouse, y púm y captaplum púm púm. Vos, care cachetón, tenés al menos la sindérisis mínima para verle (leerle) las patas al lobo debajo de la mesa de Horita20. Claro que en la provincia, en tu beyabiya, hoy, en la radio AM, el exministro ese que tiene cara de tía, el óscarcito, dizque promocionando la resurrección de la security democratic; haciéndole el mandado al Hacendado y mercadeándose él como promesa fresca para 2014-2018 Malas -¡perversas!- lecturas
Opinión por:

Margarito Cedeño

Mie, 01/23/2013 - 17:02
Que diferencia de enfoque el tuyo Pascual, la historia criminal que se le indilga a los antiuribistas, dizque porque somos comunistas. Diferente al que en esta misma semana publico el señor Darío Acevedo, acusando a Santos, de traidor más o menos, y olvidandose de lo que está pasando en el país en materia criminal. "Nadie que se respete en este país está con las Farc, eso está clarito para las nuevas generaciones". Gustavo Crespo M.
Opinión por:

elquetieneojosve

Mie, 01/23/2013 - 13:57
Estas afirmaciones lo dicen todo: "La Corporación Arco Iris calculó en cerca de 800 las muertes que se produjeron el año anterior en medio del conflicto con las Farc. La Policía, por su parte, ha hablado de casi 2.500 asesinatos relacionados con las bandas criminales en 2012". Es patente la falacia uribista de que las FARC son fuente de todos los problemas del país. Durante 2012 hubo tres veces más muertes como responsabilidad de las bacrim (léase paramilitares) que por la guerrilla y ese ha sido el promedio histórico. Uribe montó un tinglado de persecución, desplazamiento, desaparición y muerte a lideres comunitarios, campesinos que defendían sus tierras, líderes demócratas de opinión, basado en una mentira infame. Ahora quiere repetir y los ciegos negacionistas lo respaldan
Opinión por:

Ar mareo

Mie, 01/23/2013 - 13:41
Se firmara la paz pero seguiremos en guerra, esta vez con un congreso uribista, unas guerrillas olvidadas (como lo es el m19 hoy dia) y con una violencia igual de grande pero esta vez enterrada en las paginas de atras de los diarios
Opinión por:

Lalo Cura

Mie, 01/23/2013 - 11:00
Pese al panorama que pinta, prefiero una guerrilla desmovilizada en su mayor parte (y sí, con una porción no despreciable de combatientes reciclados en bacrim, farcrim, o como se les apode) que una guerrilla permanentemente en pie de guerra. Y lo cierto es que a juzgar por lo que se oye de las conversaciones en la Habana, el precio de dejar las armas se va a negociar por lo bajo (nada de cambiar el "modelo económico) y la guerrilla se tendrá que conformar con eso. Tampoco estoy muy seguro que una eventual ruptura de las negociaciones le vaya a costar la reelección a Santos, optar por la "mano dura" siempre será en Colombia electoralmente rentable (a decir verdad, creo que una paz mal negociada puede resultar electoralmente más costosa, más todavía si le anhade la gasolina del uribismo)
Opinión por:

VELASQUEZU

Mie, 01/23/2013 - 10:22
Columna de opinión o resumen de noticias ?......
Opinión por:

elespectado

Mie, 01/23/2013 - 07:56
Las Farc siempre han jugado a favor de la derecha y esta ocasión no será la excepción. Son narcos amigos de las "bacrim" y de los amigos de éstas. Ya sabemos quién saldrá favorecido (las "far" propiciaron sus dos elecciones como presidente).
Opinión por:

leftright

Mie, 01/23/2013 - 07:51
CONTUNDENTE,ya lo habiamos dicho hacer la ''paz(legalizar narcotetrroristas sus fortunas y sus tesoros y de nipa darles casa,carro y beca en el congreso)) es una entelequia y una locura estupida ,pues la ''guerra'' continuaria
Opinión por:

Contradictor

Mie, 01/23/2013 - 13:40
Miren a este paraco pontificando sobre la paz y la guerra.-
Opinión por:

AltoMagdalena

Mie, 01/23/2013 - 07:26
Excelente columna. Es aterradora la perspectiva de que criminales avezados, curtidos por dècadas de ejercicio sangriento, salgan a las ciudades, no a aprender las maneras civilizadas de la convivencia, si no a imponer a sangre y fuego sus intereses. Eso serà lo màximo que se obtenga mediante el entreguismo melifluo de este gobierno.
Opinión por:

Contradictor

Mie, 01/23/2013 - 13:38
De acuerdo, se teme que las farc se conviertan en mercenarios al mejor postor como lo han hecho los desmovilizados narco-paramilitares.-- Bando al cual pertenece usted señor A. Magdalena.-
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio