Publicidad
Mauricio Botero Caicedo 10 Ago 2013 - 10:00 pm

Ladinas y bilingües

Mauricio Botero Caicedo

El país no se puede seguir prestando a a engaños: las Farc y sus consocios (Eln y Epl) son ladinos y bilingües.

Por: Mauricio Botero Caicedo
  • 41Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/ladinas-y-bilinguees-columna-439144
    http://tinyurl.com/k6klxen
  • 0

Son ladinos por muchos motivos: mientras que el discurso en La Habana se limita a ‘palomitas de paz’, en Colombia desde hace varios años, apoyados en un alto nivel de cobardía y astucia financiera, sellan alianzas con bandas delincuenciales para perpetrar extorsiones y atentados en las ciudades, pagando en especie dado que muchas de estas organizaciones criminales distribuyen droga en las múltiples ‘ollas’ urbanas.

Ser socios de las bandas delincuenciales para las Farc tiene enormes ventajas: Les permite adelantar actos de terrorismo, incluyendo extorsiones y secuestros, movilizando cuando mucho uno o dos milicianos sin que los terroristas tengan que dar un paso afuera de sus guaridas en la selva; ni abandonar sus confortables refugios en Venezuela. La segunda enorme ventaja es que al pagar en especie, los terroristas no tienen que hacer el menor esfuerzo de caja, lo que les permite utilizar el efectivo para compra de armas y munición, propaganda, y la manutención a cuerpo de rey de buena parte de sus filas en el exterior. Que la tercerización de los delitos sea de una manifiesta cobardía, y que demuestra más bien es flaqueza en vez de fortaleza, a las Farc las tiene sin cuidado.

 Por otra parte, como lo confirma el ministro de Trabajo, Rafael Pardo, en reciente entrevista con María Isabel Rueda (El Tiempo, agosto 5/13), las Farc están hablando dos idiomas: Uno en La Habana y otro a través de sus organizaciones sociales. Para el ministro, las Farc “…en La Habana negocian civilizadamente alrededor de una mesa, que es lo razonable en un proceso de paz, por fuera están presionando por vías que no propiamente convocan al diálogo”. Cuando a Pardo le preguntan si ve alguna relación entre el clima social y la negociación con la Farc en La Habana, contesta: “El proceso ha tenido un efecto ya evidente. Y es que se han activado y están muy empoderados los sindicatos más ligados al Partido Comunista, que ahora se llama Marcha Patriótica. En las elecciones de la CUT avanzaron, y en todos los temas sindicales los dirigentes de Marcha Patriótica están con el pecho inflado, activos, empoderados”.

Corriendo el riesgo de ser tildado como ‘enemigo de la paz’, considero que los colombianos y extranjeros legítimamente interesados en una paz duradera, nos despojemos de un par de mitos que con candidez rayana en la demencia que seguimos albergando: El primero es el que las Farc han abandonado temporalmente el terrorismo. La realidad es que jamás lo han dejado: lo han ‘tercerizado’ a través de las bandas criminales. El segundo mito es que la mal llamada ‘Marcha Patriótica’ es un movimiento de fuerzas democráticas cuyo único objetivo es la paz. La ‘Marcha Patriótica’ ha sido y es un apéndice del Partido Comunista, cimiento y baluarte ideológico de las Farc y sus consocios.

Apostilla 1: El comandante del Ejército afirma que las Farc “en cosa de dos o tres años podrían ser irrelevantes”. Mientras que exista demanda por cocaína, habrá oferta. Y mientras las Farc, directa o por interpuesta persona, sigan dispuestos a materializar esta oferta, van a seguir siendo relevantes.

Apostilla 2: Después de leer el artículo de Plinio Apuleyo Mendoza (El Tiempo, agosto 8/13) confirma este columnista que para las Farc, las Zonas de Reserva Campesina, ZRC, en realidad lo que son es Zonas de Reserva de Cocaína.

 

  • Mauricio Botero Caicedo | Elespectador.com

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio