Publicidad
Julio César Londoño 15 Feb 2013 - 11:00 pm

Líneas nítidas

Julio César Londoño

A estas alturas, debo haber leído varios centenares de libros. Leído u hojeado... y olvidado. Pero hay unas líneas que permanecen frescas siempre, como si las hubiera leído ayer.

Por: Julio César Londoño
insertar

Por ejemplo esta: “¿Quién habla de victorias? ¡Sobreponerse es todo!”, que podría servir de divisa a una escuela estoica. En un mundo que ha hecho del éxito un credo, Rilke nos recuerda que nuestro sino es tropezar y caer, y que nuestro deber consiste en levantarnos una y otra vez.

Cuando el fantasma de la muerte me acosa, lo espanto con este verso de William Ospina: “Hasta el más cobarde cruzará esa puerta”. Basta repetirlo, y el fantasma se esfuma. Al menos por unos días...

Hay un haikú de Borges (“¿Es un imperio / esa luz que se apaga / o una luciérnaga?”) que nos sorprende porque fue construido aplicando las leyes de la perspectiva al tiempo, no al espacio: si vista desde Plutón la Tierra es un punto, a cierta escala, en “cámara rápida”, un siglo es un instante.

Este verso opera por una mezcla de gracia y bondad en partes exactas: “Dios hizo al hombre para que el hombre pudiera acariciar al tigre”.

François Jacob, un médico con mejor pulso que Proust, descubrió que “el brujo y el científico se parecen: ambos tratan de explicar fenómenos visibles por medio de fuerzas invisibles”. Cuando uno piensa en el estrecho parentesco que une al alquimista con el químico, al astrólogo con el astrónomo, al geomántico con el geólogo y al cabalista con el matemático, entiende, quizá heréticamente, que Jacob tenía razón.

Millor Fernandes, uno de los pocos filósofos que ha reflexionado con humor, hizo otro descubrimiento notable: “El autor del alfabeto era analfabeto”. Lo leo y lo releo y no consigo entender cómo no se me ocurrió antes.

Esta dura línea vale por tres tratados de poética: “Toda la poesía mala es sincera”. No es de Wilde, es de W.H. Auden, pero tiene el espíritu de Wilde.

También me gusta esta ecuación de Paul Valéry: “Un edificio social es más sólido cuando menos fuerza necesita para sostenerse”. Deberían conocerla esos buenos hombres que viven clamando por un aumento del pie de fuerza.

El proverbio 30:18 reza: “Hay tres cosas que me son maravillosas, y una cuarta que no consigo entender: el rastro del águila en la nube, el rastro de la nave en el mar, el rastro de la serpiente en la roca y el rastro del hombre en la mujer”. Su potencia reside en que se apoya en la más poética clasificación de la ciencia, los cuatro elementos. El aire, el agua, la tierra, el fuego. Lo notable es que, al momento de ilustrar el fuego, el Autor no acude al rayo ni al sol ni a la ira sino a la forma más obsesiva del fuego, el sexo (uno puede blasfemar contra Jehová, pero negar su pulso como escritor es una necedad).

Para cerrar, este párrafo: “En el siglo VII un hombre montado en un camello y acurrucado entre dos sacos, uno de higos y otro de trigo, entró en Alejandría. Estos dos sacos, y por añadidura un plato de madera, constituían todas sus riquezas. Este hombre sólo se sentaba en el suelo, y no se alimentaba más que de pan y de agua. Había conquistado la mitad del Asia y del África. Había asaltado o quemado treinta y seis mil ciudades, aldeas, fortalezas y castillos. Había destruido cuatro mil templos paganos o cristianos. Había edificado mil cuatrocientas mezquitas. Había vencido a Izdeger, rey de Persia, y a Heraclio, emperador de Oriente. Este hombre se llamaba Omar y quemó la Biblioteca de Alejandría”. Y no dice más. El verboso Hugo despacha la tragedia en pocas líneas. Se parece al verboso Cervantes, que nos da la noticia de la muerte del Quijote en dos frases. Tal vez así es como deben tratarse los asuntos dolorosos. Rápido.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 13
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

13
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

bienpensada

Dom, 02/17/2013 - 12:27
Sebastián felipe debe tener los labios morados del veneno que traga, cual Yago muerto de la envidia.
Opinión por:

jomahinsa

Sab, 02/16/2013 - 18:26
creo que la frase dice que dios hizo al gato para que el hombre tuviera la ilusion de acariciar un tigre
Opinión por:

ROJASMERA

Sab, 02/16/2013 - 17:36
Qué montón de correctores y detractores le han salido, señor JCL. Se limitan a la forma, a la cita exacta, al comentario incisivo por un elogio a un amigo (¿y qué tiene? ¿acaso WO no es un buen exponente de la literatura e intelectualidad colombiana?). Quizá el regalo que quiso darles, con su selección de frases, les pasó por andar mirando qué vidrio pone este para rompérselo. A costumbres, malas costumbres.
Opinión por:

COLOMBIANOINGENUO

Sab, 02/16/2013 - 16:51
Leer a los genio ayuda a copiar un poco..
Opinión por:

leftright

Sab, 02/16/2013 - 11:35
el escribidor cuando escribe lo que sabe y toca, queda como un senior, pero cuando se le trastoca el libido y el mamertin queda como un senior culo
Opinión por:

contestona

Sab, 02/16/2013 - 11:11
Pues yo si no creo que la distancia entre el astrólogo y el astrónomo sea corta.....es inmensa
Opinión por:

rabil

Sab, 02/16/2013 - 09:50
Un poeta escala la montaña, por el reverso, un insensato le prende fuego.
Opinión por:

dalilo

Sab, 02/16/2013 - 05:59
a mi me gusta: "solamente lo fugitivo permanece y dura", porque es la puritica verdad.
Opinión por:

dalilo

Sab, 02/16/2013 - 06:00
Olvide decir que esto lo escribio.. este muchacho,,Quevedo.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Sab, 02/16/2013 - 01:08
(1) Denota que no solamente ha olvidado libros, aunque no centenares (por el contrario de lo que dice), sino autores de importancia primordial para el tema de la columna, como Sofocleto (Luis Felipe Ángell de Lama), que debería recordar (o leer o aunque fuera hojear). (2) No podía faltarle el lambetazo a William Ospina, con quien tiene convenida una sociedad de elogios mutuos, como lo hemos descubierto en estos foros. Y marros más.
Opinión por:

usacabeza

Sab, 02/16/2013 - 14:02
Y marros más… Cerró muy rápido y se le olvidó que la Biblioteca de Alejandría hace parte de una leyenda (con fuego de por medio). Por otro lado, no encontré la ‘ecuación’ de Valéry. Y otro, enunció proverbio 30:18 y debería ser proverbios 30:18-20 ya que conforman una unidad de pensamiento (18 Tres cosas me son ocultas; Aun tampoco sé la cuarta: 19 El rastro del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El rastro de la nave en medio de la mar; Y el rastro del hombre en la moza 20 Tal es el rastro de la mujer adúltera: Come, y limpia su boca, y dice: "No he hecho ninguna iniquidad." ).Encimo la unidad que sigue, proverbios 30:21-23 ( 21 Por tres cosas tiembla la tierra, y la cuarta no puede soportar: 22 por el esclavo, cuando llega a ser rey; por el vil, cuando se sacia de pan; 23 por la mujer aborrecida, cuando se casa; y por una criada que hereda a su señora).Y… como Jehová es buen escritor, les dejo la ñapa con dos unidades más, proverbios 30: 24-31 (24Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra, y las mismas son más sabias que los sabios: 25 las hormigas, pueblo no fuerte, pero en el verano preparan su comida; 26 los conejos, pueblo no poderoso, pero tienen su casa en la roca; 27 las langostas, que no tienen rey, pero salen por cuadrillas; 28 y la lagartija, que atrapas con las manos, pero está en los palacios del rey. 29 Hay tres cosas de paso gallardo; y la cuarta camina muy bien: 30 el león, fuerte entre todos los animales, que no vuelve atrás por nada; 31 el gallo erguido, el macho cabrío; y el rey, a quien nadie resiste).
Opinión por:

digoall

Sab, 02/16/2013 - 11:40
leinadsajor, tengo la misma sensación y no logro recordar a quién se lo leí.
Opinión por:

leinadsajor

Sab, 02/16/2013 - 08:19
No sé si sea cosa mía, o no, pero lo del proverbio 30:18 ya lo había leído, con la misma interpretación y cierre (lo de que Jheová es un buen escritor).
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio