Publicidad
Arlene B. Tickner 2 Abr 2013 - 11:00 pm

Visión Global

La llave la tiene China

Arlene B. Tickner

Pocos analistas y tomadores de decisión conocedores de la lógica política prevaleciente en la Península de Corea piensan que las demostraciones de fuerza de Kim Jong-un sean más que un intento por consolidar el poder interno del joven líder.

Por: Arlene B. Tickner
  • 19Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/llave-tiene-china-columna-413733
    http://tinyurl.com/cyrjawz
  • 0
insertar

Su agresivo discurso público contrasta con el funcionamiento normal del complejo industrial fronterizo Gaeseong –ubicado en Corea del Norte pero donde operan más de 100 empresas del Sur– y con garantías oficiales de que los turistas chinos –una fuente creciente de divisas– no enfrentan inseguridad ninguna.

Se trata de un ruido de sables ritual frente al que los gobiernos de Estados Unidos y Corea del Sur se han visto obligados a responder pero que ha sido registrado con una diciente dosis de apatía en los medios internacionales.

Empero, el tit-for-tat (golpe por golpe) que se ha puesto en moción no está exento de riesgos, sobre todo si arrincona a Kim Jong-un de tal forma que no sienta alternativa distinta a la de respaldar sus gestos teatrales con actos bélicos concretos. China tiene la llave para que esto no ocurra. Sin ese país –en cuyas manos se concentra más del 70% del comercio norcoreano así como el desarrollo de su infraestructura– ninguna sanción, negación de alimentos, ejercicio militar ni sobrevuelo de aviones bombarderos serán efectivos.

Pese a que Beijing nunca respaldaría a Pyongyang en caso de una guerra y ha endurecido su discurso frente al desacato repetitivo de ése de las reglas de juego nucleares –apoyando inclusive las últimas rondas de sanciones impuestas por la ONU– el valor geoestratégico de Corea del Norte ha frenado la adopción de posturas más vehementes. Para la muestra, en 2010, ante el hundimiento no provocado de la nave de guerra surcoreana Cheonan, China no condenó el acto de su aliado como tampoco el ataque posterior a la isla Yeonpyeong, en el que murieron varios civiles.

La importancia de Corea del Norte reside, primero, en el hecho de que con China comparte una frontera de 1,400 kilómetros que en caso del colapso del régimen y/o del aumento en los niveles de desorden y protesta, podrían tener efectos de “contagio”. Dado el temor de que su propio proceso de transformación económica –que tiende a profundizarse bajo el actual liderazgo de Xi Jinping– engendre fuerzas sociales y políticas incontrolables, la política exterior china seguirá priorizando el mantenimiento de la estabilidad en el vecindario. Segundo, el respaldo al status quo también obedece a la necesidad de contrarrestar el “pivote asiático” de Barack Obama. Ante los intentos de Washington por rebalancear el poder luego del ascenso chino, Beijing ha reafirmado sus lazos tradicionales con países como Laos, Cambodia, Myanmar y Corea del Norte. Finalmente, la disputa sino-estadounidense por el poder se entrecruza con tensiones crecientes en el Este asiático que de producirse una alteración del orden norcoreano podrán desfavorecer los intereses chinos.

Si la presión de China es indispensable para poner fin a la beligerancia norcoreana y el obstáculo principal para que la ejerza es geoestratégico, las soluciones diplomáticas y no las de fuerza son las más indicadas. Comenzando por el compromiso por parte de Estados Unidos, Corea del Sur (y Japón) de no aprovechar un eventual desequilibrio provocado al interior de Corea del Norte a expensas de Beijing.

  • Arlene B. Tickner | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Andrómeda es una operación legítima de inteligencia: MinDefensa
  • Michael Phelps se disculpó por manejar embriagado
  • Reviva los goles del empate 2-2 entre Nacional y Vitória por la Sudamericana

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio