Publicidad
Rafael Orduz 3 Dic 2012 - 11:00 pm

La locura del billete

Rafael Orduz

Los últimos años han sido pródigos en colapsos de sólidas compañías en el mundo financiero y, con ellas, de algunos de los empresarios y ejecutivos que las operaban.

Por: Rafael Orduz
  • 29Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/locura-del-billete-columna-390514
    http://tinyurl.com/lpoz7nz
  • 0

 Los años inmediatamente anteriores al caos del 2008 en Wall Street estuvieron precedidos de las bendiciones de las agencias calificadoras de riesgo y del silencio de las instituciones de control.

Pagan justos por pecadores y es imposible no encontrarse con las trampas y los delitos de algunos de los artífices de las burbujas de prosperidad que les enriquecieron.

Detrás de la aparente solidez en la personalidad de los líderes se esconden, con frecuencia, comportamientos que, de conocerse previamente, hubieran ahuyentado a cualquier cliente que quisiera depositar en ellos la confianza de administrarles sus recursos.

Algunos recordarán todavía el documental de 2010 Trabajo confidencial (Charles Fergusson), sobre la forma como se gestó el desastre financiero del 2008 en los Estados Unidos y los vasos comunicantes con Europa y Asia a través de la diseminación de activos tóxicos disfrazados de sofisticados derivativos financieros. Quizás algunos también hayan visto, hace unos meses, la película Margin Call (actúan Kevin Spacey y Demi Moore), inspirada en la caída de Lehman Brothers.

Más allá de los mecanismos que condujeron al colapso financiero, sustentados en la mezcla de las mentiras y la codicia sin límites y, peor aún, la forma en que los protagonistas pasaron agachados, vale la pena recordar cómo se suelen enloquecer con el billete rápido los actores del desastre, sobre todo durante las épocas de las vacas gordas, es decir, del enriquecimiento rápido.

En el documental se muestra cómo, mediante experimentos de neurociencia (resonancias magnéticas aplicadas a individuos del mundo financiero) que examinaban cambios cerebrales ocurridos durante la simulación de juegos en los que el premio consistía en ganar dinero, se estimulaba la misma zona cerebral que el consumo de cocaína activa.

El psicólogo terapeuta de muchos ejecutivos de alto nivel de Wall Street (J. Alpert) los describe como adictos al riesgo, extremadamente impulsivos, que distribuyen el ocio entre costosas prostitutas, el consumo de drogas, sus carros Bentley y Porsche y sus inversiones inmobiliarias. Irradian seguridad a partir de su apariencia y sus patrones de consumo y su inmediata capacidad de tomar decisiones.

En ambas películas se retrata la enorme capacidad de burlar los propios estados financieros de las compañías que representan (lo más inofensivo son las cuentas de prostitutas pagadas contra inexistentes investigaciones de mercado o asesorías jurídicas, amén de equívocas inversiones con el dinero ajeno) y la facilidad con que caen en la deslealtad entre colegas en los momentos de crisis.

En nuestro mundo criollo aparece la crisis de Interbolsa y con ella algunos de los síndromes de la locura por el billete: la trampa, la mentira, las acusaciones recíprocas, el silencio previo de la Superintendencia y de la misma Bolsa.

  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

jaimedecimo

Mie, 12/05/2012 - 19:41
En España estamos viviendo la realidad de esta pelicula, mucho cuidado latinoamérica " The Men In Black, "is" coming.
Opinión por:

Guy_Fawkes

Mar, 12/04/2012 - 23:00
Quiero saber cuanto perdieron los fondos privados de pensiones y como le trasladaron las perdidas a sus afiliados.
Opinión por:

Guy_Fawkes

Mar, 12/04/2012 - 23:00
Quiero saber cuanto perdieron los fondos privados de pensiones y como le trasladaron las perdidas a sus afiliados.
Opinión por:

Guy_Fawkes

Mar, 12/04/2012 - 23:00
Quiero saber cuanto perdieron los fondos privados de pensiones y como le trasladaron las perdidas a sus afiliados.
Opinión por:

sarcasmo1

Mar, 12/04/2012 - 22:57
El documental del que hace referencia el columnista es más fácil encontrarlo por su nombre en inglés "inside the job" muy recomendado por cierto.
Opinión por:

Ar mareo

Mar, 12/04/2012 - 16:12
Lo de interbolsa no fue una pelicula sino una muestra mas de como los ladrones de cuello blanco tienen como principal defensor nada menos q al presidente y la chequera del presupuesto nacional... y aqui no pasa nada!
Opinión por:

Amonoi

Mar, 12/04/2012 - 12:00
El capitalismo financiero internacional es un gran casino del cual forman parte los entes reguladores. Su "misión" es ilusionar incautos y hacerles creer que también puede llegar a formar parte de los adinerados del mundo. En este juego muchos caen y pocos sobresalen. No creo que el trasfondo del asunto sea más complicado que esto. Lo perverso del juego está en que estos bandidos de cuello blanco compran y venden todo lo que esté en juego, aún países completos con todos sus habitantes, como sucedió con Grecia.
Opinión por:

magirodi

Mar, 12/04/2012 - 10:08
La desregulación es un pecado de los gobiernos frente a los posibles desmanes de la libre competencia y la búsqueda del dinero fácil.pero el hacerse de la vista gorda frente a situaciones riesgosas e inclusive entrar en colusión para incumplir las normas y tumbar a los inversionistas y ahorradores es una característica de empleados públicos y privados corruptos. Algo que polula en nuestra economía colombiana.Aquí los negociados están a la orden del día, y como la justicia no castiga sino que premia a los acusados con rebajas de penas y casa por carcel, pues se incentiva a cometer grandes maniobras fraudulentas porque despues con 3 años de carcel y 10000 o 50 mil millones en los bolsillos pues lo que resta es una vida placentera. No es cierto???
Opinión por:

cofrade

Mar, 12/04/2012 - 08:46
Muy parecida la historia a los juegos de sus antiguos y traicioneros discípulos con las acciones de la ETB. Esos que ahora circulan en vehículos de lujo, tienen esposas de respingada cola, gastan dinero a montón y niegan el saludo a quien los saco de la pobreza. Vivir para ver.
Opinión por:

sarcasmo1

Mar, 12/04/2012 - 22:59
Huy cofrade ese descriptivo de "respingada cola" le quedo bueno
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Mar, 12/04/2012 - 05:58
Por ahí vamos rumbo al fin del mundo.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio