Por: Felipe Janica

Logística e infraestructura en Colombia: todo un desafío

De acuerdo con cifras del Departamento Nacional de Planeación (DNP), el 15% de los costos están representados en costos de logística, el más alto de Latinoamérica.

Si bien es cierto el país tiene la firme intención de cerrar la brecha en materia de infraestructura con la construcción vías terciarias y de autopistas a través de APP, aún hay mucho camino por recorrer en la inter-modalidad del transporte.

Muchas discusiones se han suscitado alrededor de la construcción de autopistas en Colombia. Desde la forma de financiación a través de Alianzas Público Privadas, hasta cómo éstas financiarán mega obras que el país demanda para mejorar su competitividad. Lo cierto del caso es que aún hay mucho camino por recorrer en el país en esta materia. De acuerdo con el informe anual de competitividad provisto por el Foro Económico Mundial, uno de los pilares más problemáticos del país es la ausencia de una infraestructura de talla mundial. Es plausible entonces que el Estado se comprometa con un plan de mejoramiento de las vías existentes y la creación de nuevas autopistas. No obstante, no sólo se trata de la construcción de vías sino de cómo éstas se interconectan con otros medios de transporte de carga y de pasajero no explotados o explorados.

La génesis de la competitividad de un país como Colombia tiene que ver en cómo los productores dan a conocer o venden sus productos. Para nadie es un secreto que Colombia es un país dependiente de productos primarios, es decir aquellos que provienen de recursos naturales renovables o no renovables. Así las cosas, para que los productores (sector agropecuario) sean competitivos con sus precios, deben tener acceso a un transporte competitivo para sus productos. En tal sentido, son las vías terciarias y cómo éstas se interconectan con otros medios de transporte, las que en gran parte contribuyen a que el costo de los productores se incremente de manera significativa. Con ello, el productor no sólo no es competitivo para mercados internacionales sino para la arena local y además si el producto es de consumo local y no hay sustitutos en el mercado, el sobrecosto es asumido por los consumidores, con lo que se contribuye de manera sistemática a una mayor inflación.

De acuerdo con el DNP, en Colombia hay más de 140,000 kilómetros de vías terciarias, 24% están en tierra, 70% en afirmado y 6% pavimentado. Claramente, la construcción de vías terciarias aunado a la de las grandes autopistas del país, debería ser parte integrante del caballo de batalla de la transformación de la infraestructura del país de cara a la competitividad del mismo. Más allá de la infraestructura en materia de vías de transporte terrestre, el Estado debe iniciar un plan en el que se interconecten todos los medios de transporte, con ello los productores no sólo tendrán más opciones sino que la oportunidad de entrega y de abastecimiento se mejora sustancialmente. En este sentido hay mucho camino por recorrer pues Colombia es el peor país en Sur América en el escalafón de infraestructura férrea, medio con el que naturalmente se podría hacer mucho en materia de intermodalidad.

Teniendo claro que la intermodalidad del transporte es vital y con ello el desarrollo de la red férrea y de carreteras, el siguiente paso es hacer frente a los costos logísticos de los productos. Para ello hay que mencionar que según el estudio preparado por el DNP, el 15% de los costos de producción se gasta en logística. Así las cosas, si se cierra la brecha logística en Colombia y se reduce de manera sistemática con la colaboración de una mejor infraestructura del país, seguramente la producción nacional será mucho más competitiva de lo que es en la actualidad. Así las cosas, la tarea del Estado en materia de competitividad, se debería centrar en la construcción de vías terciarias y que éstas se inter-conecten con las esperadas grandes autopistas y también con un sistema férreo de carga, que en la actualidad está prácticamente olvidado.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Janica