Publicidad
Eduardo Barajas Sandoval 26 Nov 2012 - 11:00 pm

Los desvaríos de Salomón

Eduardo Barajas Sandoval

El fallo contradictorio que le negó a Nicaragua sus argumentos jurídicos, para reconocer los de Colombia, pero le adjudicó a la primera una enorme porción de mar en virtud de consideraciones subjetivas, como las que fundamentan las decisiones basadas no en derecho sino en equidad, marca un precedente que puede llevar a que en cualquier parte del mundo se replanteen fronteras que se pudiesen considerar injustas, siempre y cuando uno u otro país se deje llevar ante la Corte Internacional de Justicia.

Por: Eduardo Barajas Sandoval
  • 15Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/los-desvarios-de-salomon-columna-389238
    http://tinyurl.com/c5dq4fz
  • 0

Al establecer la frontera marítima la Corte ratificó la soberanía de Colombia sobre todas las islas y cayos en virtud del principio de la efectividad, esto es por haber ejercido soberanía sobre ellos, pero no lo hizo sobre el mar, como si Colombia hubiera ejercido esa soberanía desde el aire y hubiera estado ausente de las zonas que terminó adjudicando a Nicaragua. Para colmo de males, sin explicación alguna, pero eso sí como premisa de su distribución de áreas marítimas, dijo que Quitasueño, Serranilla y Bajo Nuevo, a pesar de ser colombianas, no podían ser consideradas como relevantes para efectos de dibujar la frontera.

Al desconocer la validez del “uti possideti juris”, esto es de las delimitaciones establecidas por la corona española entre las secciones del continente americano a la hora de la independencia, la Corte sentó un precedente que puede promover el desorden de las fronteras de la América hispana, porque son varios los contenciosos que se pueden desatar a partir de la inutilidad del concepto.

Al aplicar a Colombia las normas de la Convención del Mar, que no ha suscrito, con el argumento de que son parte del derecho internacional consuetudinario, la metió de hecho y sin su voluntad en el marco de dicha convención, y por ese camino les fue advirtiendo a todos los no signatarios que da lo mismo que en virtud de su soberanía la quieran reconocer o no. La advertencia, por supuesto, no les hace nada a las grandes potencias, que no acostumbran dejarse llevar ante los estrados judiciales.

Como todo el mundo lo pudo ver, gracias a la trasmisión en directo, el método establecido para señalar la delimitación se desarrolló en etapas que al principio coincidían de alguna manera con las peticiones de la defensa colombiana, es decir al oeste del Archipiélago y del Meridiano 82. Pero súbitamente apeló a la proporcionalidad, esto es a la comparación entre la extensión de la costa nicaragüense, otrora también colombiana, y la de nuestras islas, y se lanzó, al estilo de Salomón, a inventarse unas entradas en el mar, hacia el Oriente y en aguas que fueron siempre colombianas, para darle a Nicaragua lo que quería, que era un poco más de mar, con base en el principio de equidad.

Lo sorprendente del caso es que una corte ante la que se acude a defender derechos, con base en argumentaciones jurídicas, opte por desatender los argumentos jurídicos, luego de reconocerlos, y falle con base en consideraciones que la llevaron de una línea media, que era la que correspondía en derecho, y el que había pedido Colombia, a una línea arbitraria señalada, según su capricho, por lo que vino a llamar equidad.

Muchos colombianos quedamos con la impresión de que quienes salieron en cuestión de minutos a opinar sobre el extenso fallo, tal vez sin haberlo leído cuidadosamente, y con tal de decir algo, decidieron echarles a los defensores de Colombia la culpa de su contenido, como si lo hubieran podido evitar, a pesar de que se basó en criterios por fuera de lo usual. Si hubieran leído además los extensos y minuciosos alegatos que presentó Colombia en las audiencias del juicio, y que figuran desde hace meses, abiertos al escrutinio público, en la página de la Corte, seguramente hubieran dirigido sus furias en otra dirección.

El rumbo que parece tomar la Corte Internacional de Justicia hace pensar que se apartará cuando sea necesario de las consideraciones exclusivamente jurídicas para apelar al concepto de la equidad, que no tiene reglas previas y permite al juzgador obrar conforme a su propio criterio. Y como la equidad absoluta no existe sino como ideal y es siempre difícil de aterrizar, o acuatizar, en términos concretos, es muy posible que los fallos tomados con esa consideración, eminentemente subjetiva, terminen por ser equitativos para unos e inequitativos para otros. El ejemplo más elocuente es el de los enclaves de Quitasueño y Serrana, establecidos porque sí.

Y a propósito de enclaves, un comentario final, inevitable: el fervor patriótico que se ha manifestado por unos injustos enclaves colombianos en aguas ahora nicaragüenses según la Corte Internacional de Justicia, lleva años durmiendo ante la creciente adjudicación de enclaves extranjeros en nuestro propio territorio, no todos equitativos para nuestros intereses y los de las futuras generaciones.

  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • "Clínica" paquistaní mantenía encadenados a los drogadictos y les daba palizas

Lo más compartido

14
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

caturiel

Mar, 11/27/2012 - 18:16
desconocer la equidad y los convenios internacionales es volver a la anarquia y lo que se busco con la ONU , la CIJ y los convenios del Mar de Ginebra de 1958 y Montego Bay de 1982 que Colombia firmo otra cosa es que el de 1982 el Congreso inepto que tenemos no lo haya ratificado no implica que no debemos cumplirlo, Venezuela por el tema de los Monjes tuvo reservas en articulos que le afectarian entonces para muchos tratadistas y legos lo mejor es volver a la pirateria y la guerra del mas poderoso situacion que conviene a los productores y traficantes de armas porque no buscamos que las comunidades pobres de ambos paises se beneficien con acuerdos de pesca y aprovechamiento de recursos a cambio de que las empresas transnacionales saqueen sin restricciones
Opinión por:

El Galope

Mar, 11/27/2012 - 17:40
leyendo los comentarios sobre esta noticia, parece que los jueces segun la comunidad colombiana estaba vendida o amenazada por nicaragua, cualquiera que vea un mapa se da cuenta que practicamente nicaragua tenia un balneario de playa pero no tenia ningun mar, o sea que las 200 millas de plataforma continental son un cuento inventado por alguien por ahi, senores, es muy facil detras de un computador estar pidiendo guerra y mas guerra, por eso tenemos organismos intenacionales, para no volver al tiempo de las cavernas, hay que acatar dejarnos de demagogia y entablar con el gobierno de nicaragua las pautas a seguir para que los san andresanos no sufran por no tener su fuente de ingreso.
Opinión por:

agualongo

Mar, 11/27/2012 - 16:14
Eduardo: dos cosas: a) para mí esas consideraciones favorables al equipo negociador colombiano sirvieran de algo, si el Estado hubiera informado a nuestra comunidad de tales problemas que ese equipo conocía desde los años 2001 y 2007. Pero nos engañaron y canciller y alto gobierno insisten en que no se expongan los culpables. Resultado: ese equipo de lumbreras jurídicas no fue capaz de sacar un caballo del coso. b) En el último parráfo de su columna está el quid de la cuestión servil de nuestra dirigencia. Se ha fijado usted en las 'enormes' esperanzas que tiene Santos en ese proyecto que cursa en el congresito acerca de vender tierra colombiana a extranjeros?. Allí hay uno de esos ejemplos de alta traición. Demagogia. Fariseísmo. Saludos desde el Sur ! ! !
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Mar, 11/27/2012 - 12:37
Songo le dio a Borondongo, Borondongo le dio a Bernabé, Bernabé le pegó a Muchilanga, le dio a Burundanga y le hincha los pies. Llegó el momento del fue que, del yo no fui, del fue aquel, que la culpa la tuvo Mandinga. ¡Vaya país repleto de mediocres peleoneros, caballero! Todos meten la cucharada en el bochinche sin tener idea de nada.
Opinión por:

cursor

Mar, 11/27/2012 - 17:21
Ese "caballero" me suena a chipoteada de rata Cubana.!.
Opinión por:

solesporventanilla

Mar, 11/27/2012 - 12:44
Bueno, no se trate tan mal.
Opinión por:

Lapizaso

Mar, 11/27/2012 - 11:29
En 84 Segundos, Además De La Promesa, Uribe Le Regaló El Mar A Nicaragua y Dictó El Fallo De La Haya: ///// bit.ly/10jttoG ///// Minuto 2:38= Ortega Dice:¿Y Los Buques De Guerra? Uribe Cancanea y Se Burlan ///// Minuto 2:54= Todo Es: Mientras Tanto. Está Deslumbrado Por Los Aplausos ///// Minuto 3:05= Y Sí Hay Una Fragata Colombiana La Retiramos A San Andrés ///// Minuto 3:10= Justificó Las Fragatas En San Andrés Solo Por El Narcotráfico. Nunca Hablo De Soberanía ///// San Andrés: Minuto 3:20= Pide Que Daniel Ortega y Directivos De Grupo De Rio Definan Los Límites De Las Aguas ///// Minuto 3:20= Que Directivos De Grupo De Rio Miren El Sitio Que Le De Total Tranquilidad A Usted ///// Minuto 3:30= Ellos Van Allá y Nos Dicen Donde Las Ponemos –Las Fragatas- Sin Que Se Sienta Amenazada Nicaragua.
Opinión por:

Lola cortes

Mar, 11/27/2012 - 10:50
A propósito de los que opinan sin saber nada, ayer un columnista de El Tiempo llamado Mauricio Vargas sugirió que la canciller era en parte culpable del fallo adverso porque una vez dijo que la Corte daría un fallo salomónico, el tribunal internacional la oyó y por eso actúo así. Qué estupidez y eso que a ese columnista lo consideran dizque bueno. Entonces la canciller hubiera dicho que todo el caribe es nuestro.
Opinión por:

Ewar Gordillo

Mar, 11/27/2012 - 09:32
Los enclaves territoriales de las multinacionales deben ser revisados y se deberia detener el otorgamiento de mas licencias de explotacion. El ejercito, en vez de proteger a los invasores debe apoyar las protestas de los pueblos a quienes le quieren quitar sus tierra, sus aguas, sus riquezas, su cultura, etc.
Opinión por:

Anticlientelistascorruptos

Mar, 11/27/2012 - 09:05
Excelente artículo. Ilustrativo y sensato. Contrasta con apresuramientos, bandazos y declaraciones impartinentes de la Canciller. ¡Chapeau!
Opinión por:

alicia de la calle de bardenheuer

Mar, 11/27/2012 - 08:58
NUESTROS ABOGADO DEBERIAN DE HABER PREVISTO EN SUS ALEGATOS DE LEGITIMIDAD, ESTA POSIBILIDAD DE ERROR DE LA CORTE INTERNACIONAL, ACOGIENDONOS A LO YA ESTABLECIDO POR ESA MISMA CORTE. ESTO NOS HACE PENSAR QUE MANANA CHAVEZ SALE CON EL MISMO CUENTO SOBRE LA GUAJIRA Y PARTE DE LOS SANTANDERES, Y EN EL SUR, DE PRONTO PERDEMOS NUESTRO PEDAZO DE TIERRA Y LETICIA Y CON ELLO LA PARTE DEL RIO MAS GRANDE DEL MUNDO, EL AMAZONAS...CONFIEMOS QUE NUESTROS HERMANOS PANAMENOS NO LES DE POR RECLAMAR MAS TIERRA EN EL DARIEN... QUE SITUACION TAN COMPLICADA...!!!
Opinión por:

SAMUSANTI

Mar, 11/27/2012 - 08:55
De todas maneras se perdió parte del territorio nacional y si nos descuidamos van por la plataforma marítima hasta San Andrés.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 11/27/2012 - 07:57
Sumercé no puede esperar que una mata de yuca de los buenos platanales, diga usted un aguacate, una pitaya, o la famosa manzara extranjera; mesmamente, una republica que puja para unos namá, no puede dar el fruto de la buena justicia y la equidad en sus más justas proporciones. Así las cosas, conservamos la libertad de sacarle tajada a cualesquier contrata estatal, sea que nos den un buen puesto en la Procuraduría, sólo falta que nos den papaya, namá. Entre otras cosas, de quedar Ordóñez, que ni sueñe Juanma...su reelección.
Opinión por:

juamel

Mar, 11/27/2012 - 07:44
NUESTROS POLÍTICOS HAN REGALADO NUESTRA SOBERANÍA DE MÚLTIPLES MANERAS ... BUSH VIVÍA ETERNAMENTE AGRADECIDO POR LAS CONCESIONES QUE LE HIZO EL GOBIERNO Y QUE MÁS ADELANTE SE SENTIRAN SUS EFECTOS NEGATIVOS ...
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio