Publicidad
Catalina Ruiz-Navarro 21 Ago 2013 - 9:18 pm

Los gallos

Catalina Ruiz-Navarro

Cuando Néstor Morales se fue para las mañanas de Blu Radio se llevó el exitoso formato de Hora 20, en el que gladiadores de la lengua saltan al ring a deshuesar el escándalo de turno, con un ligero cambio: ahora los panelistas serían siempre los mismos: Felipe Zuleta en el rol de “el cachaco sin pelos en la lengua”; Héctor Abad Faciolince como “el liberal culto”; Nicolás Uribe, “el conservadurismo moral”; Paloma Valencia, “el uribismo teocrático”; Aurelio Suárez como “la izquierda”, Héctor Riveros, “el político periodista”, y Laura Gil como “la experta informada”.

Por: Catalina Ruiz-Navarro
  • 798Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/los-gallos-columna-441634
    http://tinyurl.com/mspe366
  • 0

Con el paso del tiempo, el formato se fue haciendo pesado. Morales cada vez es menos moderador y más panelista y hay que tener mucho estómago para levantarse cada mañana escuchando peleas que harían vibrar a la mamá de El Flecha en Lorica. Como oyente, muchas veces cambié el dial, exasperada específicamente por el trato que le daban al aire a Laura Gil. “Néstor, déjeme hablar” se estaba volviendo el nuevo “Julito, no me cuelgue” de la radio colombiana, como bien lo dijo en Twitter el periodista Jorge Espinosa. No era sólo que no la dejaran hablar. Cuando no estaba de acuerdo, Zuleta descalificaba las opiniones de Gil diciéndole “cálmese”, “no grite”, “no se exaspere”, “eso es desvariar”, es decir, tratándola como si fuera una mujer histérica e irracional cuando toda la audiencia podía escuchar que Gil continuaba con un sorprendente ánimo reposado —que a lo largo del programa iba mermando en energía, apabullado por el matoneo machista—.

Cansada de los malos tratos, y en un momento especialmente tenso por sus opiniones sobre el conflicto con Nicaragua —inconvenientes para el populismo patriotero del Gobierno—, Laura Gil decidió renunciar. Ante los rumores de censura, Morales y Zuleta intentaron probar que no la trataban mal. Para mostrar su bondad y buenas intenciones le montaron una emboscada al aire en donde le preguntaron insistentemente si se sentía censurada (tan sapa, tan llorona, quéjese en público, a ver) y Gil, incómoda, sólo logró decir que Zuleta era muy grosero con ella. Para nada, dijo Zuleta, así son los debates: caldeados. Sí, claro. Pero Zuleta nunca le habló con tan sistemática altanería a Héctor Abad, Aurelio Suárez o ningún otro panelista. No es una opinión. Todos lo escuchamos y está grabado.

Lo que hacía Zuleta con Laura Gil suena a una forma de abuso psicológico bautizada gaslighting y usada con demasiada frecuencia por agresores machistas. El gaslighting consiste en hacerle creer al oponente que está loco, que nada está pasando, que nadie lo está agrediendo, que todas sus quejas son exageraciones; hasta que la víctima cree efectivamente que no pasa nada “que no había censura, pero sí era muy grosero conmigo”. Si les parece “muy histérico” definirlo como abuso psicológico, la Ley 1010 de 2006 reconoce que la persecución laboral es “toda conducta cuyas características de reiteración o evidente arbitrariedad permitan inferir el propósito de inducir la renuncia del empleado o trabajador, mediante la descalificación, la carga excesiva de trabajo y cambios permanentes de horario que puedan producir desmotivación laboral”.

Una emisora cuyo “programa para chicas” se llama Agenda en tacones debería poner más atención a las acusaciones de machismo. Blu Radio se vende como una opción diferente, pero ni siquiera escapa a la misoginia mañanera. En los programas de opinión colombianos son pocas las mujeres. También son poco frecuentes los analistas sensatos y bien informados. Laura Gil es ambas. Sin ella sólo le queda a la audiencia levantarse con el insufrible cacarear de los gallos más gallitos de la gallera.

  • 0
  • 73
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Matt Damon retoma la saga "Bourne"
  • James Rodríguez marcó el cuarto gol en la victoria del Real Madrid
  • Google lanzará iniciativa para enseñar a programar a millones de niñas

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
73
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Kalichet

Sab, 08/24/2013 - 18:45
Catalina: Si Laura Gil renunció por eso, pues le faltó caracter para seguir haciendole frente a morales y a zuleta. En todo lugar y mas en colombia desafortunadamente hay gente que se dedica al matoneo y a ser pesados con los demás. Eso núnca va a cambiar. La gente que piensa que por un decreto eso se acabe pues lamento decirte que eso va a seguir pasando. Pues bién, la clave está en que uno debe saber pasar por encima de todo eso. Y al que no le guste su opinión pues que se muerda un codo y punto. Siempre hay oportunidad para ripostar, ver las equivocaciones de los adversarios y salir victorioso o victoriosa. El mejor estudiante no es el mejor profesional. Pero el mejor profesional es el que tiene mas caracter para enfrentar y superarlo todo.
Opinión por:

Jaimeur

Vie, 08/23/2013 - 18:43
Maltrato machista? Acaso la columnista no sabe que el Sr. Zuleta es una "loca" declarada y que su actuación es la representación natural de su condición de homosexual alborotada peleando con las otras mujeres porque le quitan el protagonismo, lidiar con maricas es muy berraco.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Jue, 08/22/2013 - 22:51
Este affair puede ser la propicia ocasión para entender -a partir de sus orígenes- el papel social de la radio comercial colombiana. Desde los tiempos de Carlos A. Rueda C., Londoño (qepd), pasando por Fernando Gómez Agudelo hasta Germán Castro C. el periodismo "auditivo" nació de un matriz con dos variables inversamente proporcionales: pioneros demiurgos que se inventaron todo a partir de la nada: a menor destreza tecnológica mayor potenciación del talento. Con el ingreso a la "modernidad", es decir a un necesario concepto pero limitados de la modernidad: el perfeccionamiento de las técnicas de grabación, el juguete (los equipos de transmisión) se abrió a posibilidades inesperadas: la llegada de los Amats y J. Sánchez V (p.ej). significó el fin de Montecristo, Emeterio&Felipe y los bole-
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:55
-tines informativos Esso. Vista grosso modo una radio más intrépida: adiós a los consagrados shows grabados, que a su vez habían desplazado espacios en vivo y en directo como “La Hora Philips”. Como todo estereotipo, al ser alcanzadas por el inapelable Principio de Peter, radionovelasovelas y humoradas devinieron clichés insensiblemente chatarrizados.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:51
De ahí en adelante la senda a seguir estaba decidida: invariablemente bajo la influencia de la ‘creatividad’ gringa -el diseño de sus talks shows- crecieron las alas de un especimen dominante dentro del ecosistema radial, el macho alfa de los micrófonos: los dómines radiales de 2ª generación que ya no tenían que resolver los mismos problemas técnicos de sus ancestrales pioneros. Hacia los ‘70s se dió, pués, la largada a un estilo más agresivo: una radio más hablada, más improvisada, más atrevida y en directo.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:47
Segunda generación en la que la proporcionalidad inversa de dos de las más categóricas variables los mass media colombianos (talento/tecnología) empezó a mostrar sus irredentos vacíos: unida a un ‘periodismo-agresivo’ que se asumió como saludable progreso, se reafirmó una de las premisas más cotizadas: “la voz en la radio es casi todo” -desde hace más de 40 años, no solo el tono y el timbre sino la versatilidad modulativa de las cuerdas vocales condicen tal aseveración, verifiicable por ejemplo en el protagonismo de memorables imitadores desde los tiempos del “Corcho” de Humberto Martínez Salcedo.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:43
Tan sólo la magia de la voz -hermosa o camaleónica- suplió no pocas veces la falta de talento y de erudición. Este fue el terreno abonado para el éxito de las empresas radiales de los Lumbumba (Amat), los Gossain, los Peláez, los Perea, etc., en Caracol radio, quienes sabían (saben) muy bien que, de antemano, una voz espléndida o “gustadora” prevalece sobre el talento.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:42
Con todo, la radio colombiana no se desprendió de elementos arcaicos. De los 50´s y los 60’s se conservaron artilugios sonoros distintos a la voz humana: las efectistas fanfarrias que antecedían al: “Atención este es un extra de última hora”. Arcaísmo comprensible si admitimos que esta generación, en una suerte de ‘revival’ potenció mediante sonidos electrónicos el impacto de la morbosa chiva: “la misma chiva con el distinto moño de las cortinas musicales”: la cacofoníca música computarizada en segundo plano tras la trémula voz del locutor.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:36
El formato de Blu que Catalina describe con fino escalpelo fue copiado del demiurgo gringo por el Amat (Lumbumba) de los ‘80s. Todavía (el dinosaurio) está ahí. Sigue intacto. Pero no hay dicha completa: las consolas de sonido son sofisticadas máquinas diseñadas para hacer volar la imaginación de los radioescuchas pero incapaces de producir talento. Como que aún nos lo está debiendo. No es sino leer, aquí mismo en EE, en algunas de las reflexiones de Umberto Eco para comprender aún mejor aquello en lo que se convirtieron los espacios radiales de opinión:
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:31
“Lo que el oyente presencia, muchas veces sin ser consciente de ella, es la manera como los panelistas se arrebatan entre sí el uso de la palabra; los moderadores no son más que atizadores de estas sutilezas, fungen de genios que propician la ocasión precisa para que el ‘más polémico’ desgarre intempestivamente la serena exposición del “académico”; así hasta que la temperatura del debate llega al paroxismo sin que nadie haya logrado redondear sus argumentos, instante en el cual el extasiado conductor anuncia: ‘Ahora vamos a un brake de comerciales’ ”. Y todo queda en punta -como decía mi mamá- cuando, por allá en los ´60s, no se resignaba a que en medio de lo más interesante de la trama, las series gringas de TV terminaran con la frase “To be Continued”.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:28
Sobre el parapeto mediático donde tuvo lugar el matoneo a Laura Gil lo que menos importa es el respeto por el pensamiento. Es coherente con formas de obcecación que allí observamos y ante las que uno, en su plan de oyente reincidente, termina necesariamente vapuleado: aquí en Colombia, quién lo creyera, Samuel Beckett tiene desconsoladora validez: hay días en que en la mesa de trabajo de Blu se percibe con nitidez el rebajamiento patológico más profundo del hombre en el vegetar de un idiota. Idiotismo que cuando va a recibir ayuda por parte de una “experta informada” pretende mediante el bullyng hacerla caer en el mismo estado de idiotez.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 02:26
Ya vamos para dos años presenciando esta pavloviana omisión de la inteligencia y un naturalizado desdén por la alteridad ideológica. No hay porqué extrañarse. Todo marcha de tal cual: craneado con suficiente antelación, el formato se adecúa a lo que ya ha sido previsto en “off”: libertad para despojar abruptamente del uso de la palabra a cualesquiera de los 'panelistas' cuando el expositor se esté -o no- tomando más tiempo del calculado. En otras palabras, el orden del discurso oral en Blu o en Hora 20 o en 360º, finalmente, se debe regir de manera ánaloga por la sintaxis que determina el esperanto gramatical de los tuits. No “corto y sustancioso” sino “corto e impactante”, como el leit motiv de los jingles
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 01:55
Porque si, por un momento, omitimos del análisis la responsabilidad profesional (el respeto por su profesión, digo) de nuestras rutilantes estrillitas, lo que en el tinglado de la radio nacional sigue resplandeciendo con brillo inmarcesible es la constante más vigorosa de todos los tiempos: la incuestionada alma pragmática del publicista; la perenne del artesano de cuñas y comerciales que antaño forjó (codo a codo con los talentosos) más que el progreso, la sostenibilidad de las empresas radiales.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 01:52
Queda aún sin respuestas la elusiva pregunta “¿Qué es ser colombiano?” Sin embargo, antes saberlo si estamos convencidos que ningún compatriota deja de ser colombiano por el simple hecho de portar un uniforme militar o vestirse de cura, por alcanzar su sitio de trabajo detrás de un escritorio del gobierno, ni por enfundarse la tricolor de la selección.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 01:51
Ni por ser protagonista de telenovela. Ni por apoltronarse ante un micrófono =>> “Que pase el aserrador”, realto raizal del cuentista antioqueño Jesús del Corral puede ayudarnos a encontrar respuesta –otra, entre las posibles– a la cuestión del pathos colombiano; otra distinta a: “Ser colombiano es una acto de fe” que Borges nos propuso para encarar al enigma de ser colombiano.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 01:49
"Que pase el aserrador" simboliza el atrevimiento de quien se autopostula para desempeñar un oficio cualquiera aún sin poseer la mínima competencia. Esta audacia –comprensible por la mera necesidad de sobrevivencia– sugiere una clave dilucidadora plausible acerca del abstruso ethos del periodismo radial contemporáneo.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 01:48
Por eso el éxito del empirismo inherente al atrevimiento empresarial –que no periodístico– de los Pelaéz, los JMario Valencia, los Néstores (a pesar de sus maestrías en la madre patria) es el mismo éxito de los donHediondos, los risalocas, los cuentahuesos, los Díaz Salamanca, el de los clowns de voxpopuli… porque así como en “La Fería de las Flores” de Medellín (se me ocurre en este preciso momento), en Colombia ‘todo-cabe-aunque-nada-tenga-que-ver” con la especificidad y la dignidad de la actividad particular que se lleve públicamente a cabo.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 01:45
También por eso –y siguiendo con la nunca bien ponderada Blu– nadie parece advertir lo que de insultante tiene la mórbida dislocación de la personalidad de analistas políticos de oficio (Forero Tascón, Paloma Valencia) que descienden al ruedo de los bufones de voxpopuli y recitan sus parlamentos de antagonistas ideológicos irreconciliables. De ahí, un necesario corolario: da grima saber que hay jóvenes que cumplieron con los requisitos fijados por las facultades de comunicación que no tendrán inciertas opciones en una profesión secuestrada por un Establecimiento que ya tiene definida la nómina de sus cortesanos.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 01:41
Como los expresidentes colombianos, los periodistas que “hicieron la radio” solo se retiran cuando se mueren. La más insultante de las ironías –insultantes para una Colombia necesitada de una prensa seria, erudita, pensante y vigilante heroica del poder del infame Estado neoliberal– es la de un amplio espectro electromagnético concentrado en tan pocas gargantas. Esta suerte de latifundismo radial en manos de un puñado de indecorosos aserradores supone mucho más que la cerril repetición de formatos y guiones de un show business que es epidemia en el occidente capitalista.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Vie, 08/23/2013 - 01:38
Supone además –y sobre todo– el triunfo más rampante de la estolidez. Tan cerrada es esta estolidez que ellos mismos siguen saliendo con una sonrisa de oreja a oreja en las páginas sociales de los revistas que ellos mismos se encargan de promover comercialmente. Siguen premiándose recíprocamente, año tras año, en una especie de simbiótico onanismo imposible de entender mientras el amplio mundo –el planeta tierra– nunca antes estuvo tan cerca, tan próximo y tan abierto a todos los hombres.
Opinión por:

desinformado

Jue, 08/22/2013 - 21:37
Blu Radio es una porquería. Me acuerdo de la vez que le quisieron armar ese audiomontaje a Piedad Córdoba dizque por gritar en el Catatumbo "Que viva la Farc" cuando en la grabación original (con mejor sonido) se escuchaba claramente que gritaba "Que viva la Paz". Blu Radio es una emisora más del montón.
Opinión por:

pensador

Jue, 08/22/2013 - 20:28
si Laurita se sentía agredida al no dar la talla intelectual del programa, pues que busque la cocina y la escoba, y en las tardes escuche a la negra candela
Opinión por:

omkfhytrhxz

Jue, 08/22/2013 - 19:45
Pero esa extranjera Laura Gil tiene un guevaso bien grande, que se largue para Nicaragua o para la misma mierda y no ponga más pereque por acá.
Opinión por:

Isidoro Bacharach

Jue, 08/22/2013 - 19:25
! Qué buena columna ! Definitivamente la radio comercial no tiene otra opción que seguir los mandatos de sus patrones ,los dueños de los medios.No creo que los Néstores ,Julitos ,Daríos, Fernandos y demás "periodistas" estén mas interesados en la seriedad y la capacidad de análisis de una persona como Laura Gil , que en los "shows" que protagonizan algunas de las "divas" que los acompañan en sus mesas de trabajo. En el caso que nos ocupa ,es patético el "rol" que desempeña la señora Valencia : dogmática y fundamentalista como su patrón,el señor de las sombras.!Qué pena! Nada raro sería que mañana le corten la cabeza a Héctor Abad o a Aurelio .! Que viva el circo, Néstor.
Opinión por:

Dudo

Jue, 08/22/2013 - 19:19
Pero en cambio paloma valencia es contraria a Laura Gil ; grita, impone , es grosera, maltrata a quien esté en contra de sus ideas , mejor dicho se le nota su uribismo. Francamente estoy a punto de cambiar Blu-radio por la inmamable vickicita quien al menos en su ignorancia no es altanera.
Opinión por:

Sergio Gomez

Jue, 08/22/2013 - 18:33
No será mas bien que las feminazis son las que están inventando técnicas mediáticas de corrección política para satanizar lo masculino? acaso Laura Gil está indefensa ante las palabras?? si alguien es grosero con migo yo puedo devolverle la grosería así pese el doble que yo
Opinión por:

carmorteg

Jue, 08/22/2013 - 15:57
Poco a poco va quedando claro que la mayoría de periodistas colombianos son simples prostitutas de la información, al servicio de jefes políticos, militares, industriales y multinacionales corruptas, banqueros e inversionistas ladrones y en general todo aquel que les surta sus chequeras en los paraísos fiscales. Basta mirar el ejemplo de los "famosos", por ejemplo: en la era furisbista: la vicky, el julito,fernando londoyos, darío fernando patiño, el colombiano, el tiempo, rcn, paracol, etc.; en la época actual: darío arizmendi, yamid amat, gustavo gómez, amangualados con los grandes cacaos como se puede comprobar en las páginas sociales de las revistas, donde comen en el mismo plato con los potentados. La mayoría de medios en Colombia, no pasa de ser un corral de zoociedad.
Opinión por:

Chrihern

Jue, 08/22/2013 - 15:53
Esta catalina es toda paranoica y arma unos cuentos donde no los hay.
Opinión por:

carmorteg

Jue, 08/22/2013 - 15:58
Tuyo del alma, NESTICOR and FELIPE
Opinión por:

Carroro

Jue, 08/22/2013 - 15:51
Este programa solo lo oye una tia de Nestor, el papa de paloma . Ni uribe se aguanta esa fundamentalista del puro centro democrático
Opinión por:

eradelhielo

Jue, 08/22/2013 - 14:13
De Felipe Zuleta no se puede esperar nada bueno, para muestra mire sus columnas, cada domingo escribe una peor que la anterior.
Opinión por:

Hoax

Jue, 08/22/2013 - 13:57
¿En esa emisora trabaja Paloma Valencia? Si bien esta columna es una de las mejores que Catalina ha hecho, el argumento de desacreditar a Zuleta mostrándolo sólo como odiador de mujeres, me parece igual de mezquino.Entonces con este argumento se podría afirmar que si el caso de Sigifredo hubiera tenido como protagonista a una mujer, las cosas serían diferentes solo porque la persona falsamente acusada es mujer.¡Qué tal! La dignidad humana se supone que no distingue género.Además el maniqueísmo de pretender que si un hombre tiene un problema con una mujer, significa que las odia a todas.A mí me parece Gil igual de detestable que Zuleta.¿Y Yidis Medina? Ah, es que es "chola" y no extranjera ¿Cómo podríamos llamar a Silvia Gette de acuerdo a las acusaciones que se han hecho?: "Misantropa".
Opinión por:

Marmota Perezosa

Jue, 08/22/2013 - 13:44
Esa experiencia le ocurre a ud por escuchar estos programas de medio pelo , para los que se ilustran con esta cultura de taxista............Laura Gil puede que sepa algo pero no me aguantaría 1 minuto su gangosa voz............Ni hablar de Julito y el dilettante godo cavernario laureanista Casas
Opinión por:

elpasquín

Jue, 08/22/2013 - 13:17
Yo tengo con leer la columna cada 8 días del gay despreciable. Jamás se me ha pasado por la cabeza escucharlo, y menos todos los días. ¿Quién puede creer que aprende o se informa de manera adecuada, escuchando todos los días a tamaño paquete?
Opinión por:

porladecencia

Jue, 08/22/2013 - 13:11
ESA EMISORA NO SE DEBE OIR MAS. SON DE LA ULTRADERECHA VENDIDOS COMO DE CENTRO Y DE GRAN AMPLITUD. AL MARICA DE ZULETA SE LE SALE LA HISTERIA CADA RATO PERO LA MAYOR DECEPCION ES LA DE ABAD, QUIEN PASABA POR MODERNISTA Y ES UN REACCIONARIO DE MIEDO. ES UNA EMISORA CHIMBA, PERO LAS OTRAS SON PEORCITAS, QUE MALO POR LA RADIO, BUSCARE EL DE TODELAR A VER QUE TAL...
Opinión por:

carlos V

Jue, 08/22/2013 - 13:02
Si hay alternativa en la mañana. El noticiero Todelar dirigido por Edgar Artunduaga. Voces frescas, analistas reputados y balanceados y no se hace mateneo con nadie. Además musiquita para separar noticias. Una delicia
Opinión por:

kantmanovitz

Jue, 08/22/2013 - 12:16
Qué buena columna la de Catalina. La radio en Colombia, como medio informativo, de recreación o cultural, hace tiempo que está agonizante. Si hasta HJCK fue a parar a manos de Prisa, qué se puede esperar. Se cuentan, difícilmente, algunos casos aislados de buena radio. Los que quieren hacer algo decoroso han mudado a la radio web, pero ahí ya empezaron a invadir los de siempre. Como en mi caso, sé de muchas personas que huyeron de Caracol espantados, luego de muchísimos años de sintonizarla, por esa pavorosa radio que hacen Arizmendi (lo peor que hay al aire)con Gómez (lástima, pudo ser) y unas niñas que se tienen que aguantar la orientación que les da semejante jefe. Rcn, no estoy seguro de que exista.(continúa)
Opinión por:

kantmanovitz

Jue, 08/22/2013 - 12:24
(continuación) "La nueva alternativa", Blu, resultó ser la peor copia de La Polémica en los deportes en sus peores momentos. Encima de que algunos dan muestras de una lambonería invencible con sus respectivos jefes políticos, en ocasiones dan muestras de una ignorancia monumental, inclusive en asuntos de uso del idioma. Se salva, si acaso, Héctor Abad. Lo de Laura fue una equivocación terrible. Ella está acostumbrada al escenario académico y no podía estar en uno en donde los que participan olvidaron eso hace tiempos. La "genialidad" de Néstor consiste en presumir de diferente, pero lo único que logra es arrastrarse por el piso más bajo del peor periodismo. A Laura hay que seguirla en donde, hasta ahora, más o menos le han permitido algo académico, en el Canal Capital.
Opinión por:

flecha veloz 1943

Jue, 08/22/2013 - 11:56
Con la excepción de las emisoras universitarias, la radio colombiana, que otrora tuvo aciertos grandísimos, hoy es muro de los lamentos, es sosa, fofa y tonta y se vende al mejor postor. Hay que ver las llamadas emisoras juveniles en donde los más sobresalientes son una continuación ad libitum de risas equinas y de procacidades de la más baja estofa.Girar rápidamente el dial es la confirmación de que éste es otro país: música gringa,noticias gringas, farándula gringa, chisme gringos, noticias gringas. Los "analístas" de las cadenas son malintencionados, parcializados, elitistas y dueños de un exquisita ignorancia. Realmente, son muy pocos los espacios noticiosos y de análisis que valgan la pena.El resto son fieles copias de Ma Isabel Rueda y Julito y de Yamit el fachendoso.
Opinión por:

sakt

Jue, 08/22/2013 - 10:55
Esa ERA la emisora que sintonizaba... la verdad es que no es un problema de "machismo", es un problema de respeto a la diferencia... y si, Héctor es cada vez menos moderador y usa el poder de DIRECTOR para imponer sus puntos... como el día en que, teniendo al aire los directores del paro campesino, no les permitió exponer cuáles eran sus peticiones ("es que todos tenemos problemas Felipe... no se justifica") para imponer el perfil de que el paro es MALO porque bloquea vías y los alumnos de calendario B no podían viajar en el último puente del año.
Opinión por:

Jose Knecht

Jue, 08/22/2013 - 10:47
Una aerolínea (cuando la tuvieron) que prestaba el peor servicio posible (les tocó quebrar a ACES a la brava, para poder vender sin competencia); un monopolio (quebraron a Ancla y a Leona a la brava, también), que les permite vender orines enlatados o embotellados a título de cerveza; por "periodismo" la trinca de noticiero, emisora y periódico, cada vez mas ligeros (cero investigación, cero rigor informativo), cada vez mas amarillistas; y finalmente, un canal de TV que presenta realities y novelas bobas y partidos de fútbol todo el día. ¿Por qué son tan ricos los Santodomingo? Ante la falta de competencia, pueden vendernos arroz con huevo a precio de trufas. ¡Negocio redondo! He ahí nuestra "economía de mercado".
Opinión por:

Dalpin

Jue, 08/22/2013 - 10:10
Blu Radio es de CARACOL. ¿Entonces cómo podemos esperar de ella un PERIODISMO mejor. Si la intensión es banalizar la POLÍTICA hasta el exttremos que todos nos FASTIDIÉMOS con ella?
Opinión por:

Dalpin

Jue, 08/22/2013 - 10:13
Ahora. Respecto de la ORIENTACIÓN sexual de Felipe y Nestor, los mismos MEDIOS, tomados por ellos, nos impiden CRITICARLOS.
Opinión por:

rodrigoh

Jue, 08/22/2013 - 09:52
Gallito Felipe zuleta? mas bien una loca que al aire muestra su odio enquistado por las mujeres.
Opinión por:

Hoax

Jue, 08/22/2013 - 14:21
Me llama la atención ver cómo funciona el machismo: los que defienden a Laura Gil en esta columna en su mayoría destacan la orientación sexual de Zuleta, y son los mismos que encuentran inane el sexo entre mujeres.El machismo trabaja de modos misteriosos e impredecibles: "Machos Vs Machos", las mujeres eligen con cuáles se quedan.
Opinión por:

Oliveria

Jue, 08/22/2013 - 09:22
Nunca en mi vida he oido Blue Radio. Con conocer el nombre del personal a cargo me parecio jartisimo escuchar lo mismo que ya venimos escuchando desde hace tiempo, dicho por los mismos o por otros haciendoles el mandado, Este pais se repite en circulos viciosos en todos los ambitos de la vida nacional.Si Laura Gil hubiera hecho un analisis objetivo no se hubiera vinculado a Blue Radio.
Opinión por:

karmakoma

Jue, 08/22/2013 - 09:07
También puede apagar el radio... hoy día para estar informado no es necesario oír a esos canallas
Opinión por:

karmakoma

Jue, 08/22/2013 - 09:11
Zuleta es una veleta... hace unos años vivía azuzando a Santos (con toda razón) por su responsabilidad en los crímenes de Estado mal conocidos como "falsos positivos", mientras que ahora...
Opinión por:

jose chamiza

Jue, 08/22/2013 - 09:05
De La Gil, leí ayer una columna en El Tiempo sobre el conflicto con Nicaragua; y la verdad, es el mas sensato y ecuánime concepto que conozco sobre el tema.
Opinión por:

Anticlientelistascorruptos

Jue, 08/22/2013 - 08:57
Excelente versión de lo sucedido. Zuleta y Morales son cortesanos del gobierno y debían moler a Laura Gil que era la única vocera de la sensatez en el diferendo marítimo con Nicaragua. La Academia calla o se pronuncia al respecto sólo en las Universidades. El asunto más delicado en la historia de las relaciones internacionales cerca de 100 años quedó en la boca de periodistas aduladores de la aristocracia bogotana representada por la dupla Santos-Holguín.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio