Publicidad
Oscar Guardiola-Rivera 20 Nov 2012 - 11:00 pm

Los hombres de gris

Oscar Guardiola-Rivera

En sus canciones, Charly García introduce unos personajes siniestros llamados los hombres de gris. La semana pasada, mientras la violencia recíproca en la frontera palestino-israelí escalaba, hicieron su aparición los hombres de gris. Uno de ellos, el ex primer ministro británico y enviado de paz, Tony Blair, apareció ante las cámaras de la BBC.

Por: Oscar Guardiola-Rivera
  • 50Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/los-hombres-de-gris-columna-388236
    http://tinyurl.com/l3os86e
  • 0

Se dedicó a afirmar lo obvio: “El proceso de paz está paralizado. Estados Unidos ha reelegido presidente. En las próximas semanas definirá un nuevo gabinete y un nuevo secretario de Estado”.

Palabras más, palabras menos, el hombre de gris anunciaba que todo cambiaría para no cambiar. La Primavera Árabe y el ascenso de China están cambiando las reglas, pero no la manera como el mundo occidental continúa viendo a Oriente: como el teatro de operaciones de sus guerras y sus misiones encubiertas para minar a viejos enemigos, por ejemplo Siria e Irán, hacer nuevos amigos, por ejemplo Burma, y deshacerse de otros viejos, por ejemplo Al Qaeda o Gadafi, a quien Blair visitó en una tienda en el desierto norafricano para hacer oficial su rehabilitación.

El objetivo de los hombres de gris es mantener intacta su muy superior ventaja militar, evitar que los delicados equilibrios y las débiles alianzas se rompan y, de paso, asegurar recursos e influencia en una parte del globo cada vez más vital para la economía mundial. Recuerdo haber visto por primera vez el rostro de Yaser Arafat en una foto en casa de los vecinos en Santa Marta cuando era niño, y escuchar acerca de la Organización para la Liberación de Palestina. Como muchos, desperté aterrado a las realidades de Septiembre Negro y la masacre de Sabra y Chatila. A comienzos de este año estuve en Chatila, donde generaciones de palestinos han sobrevivido en condiciones infrahumanas. Allí, el tiempo no ha pasado. El horizonte visual de los niños que corren por las estrechas calles del campo de refugiados está plagado de afiches de mártires muertos en la lucha, y supuestos héroes aferrados a sus rifles y sus cohetes. Son los cohetes que caen de manera indiscriminada sobre la población israelí, a los que el gobierno de Israel responde bombardeando supuestos objetivos militares con “precisión quirúrgica” que mata palestinos en forma indiscriminada.

Mi buen amigo, el escritor palestino Raja Shehadeh, asegura que el objetivo de los israelíes es la extinción de su pueblo. Los oficiales israelíes aseguran que el objetivo de Hamás es la destrucción de Israel. Se emula al enemigo. Se habla poco de ocupación, pues ello sería condenar en Occidente las prácticas propias. En este juego de espejos las distinciones políticas y morales desaparecen. Es gris el mundo de los hombres de gris.

 

* Óscar Guardiola Rivera

  • Opinión | Elespectador.com

  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • La vehemente defensa de Paloma Valencia a Uribe
  • Team Colombia presentó una nómina de lujo para La Vuelta a Colombia 2014
  • Silvia Gette solicitó examen médico por aparición de un tumor

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio