Publicidad
Elisabeth Ungar Bleier 12 Dic 2012 - 11:00 pm

Luchar contra la corrupción es avanzar hacia la paz

Elisabeth Ungar Bleier

El índice de percepción de corrupción 2012 de Transparencia Internacional llama la atención sobre el que sin duda es uno de los problemas más graves de Colombia. Las fuentes a partir de las cuales se construye el Índice se focalizan en la percepción de empresarios y expertos sobre la corrupción en el sector público, pero confirman que ésta permea todos los estamentos estatales, políticos, sociales y económicos del país. Por supuesto, incluyendo al sector privado, que con frecuencia se declara víctima de los corruptos, como si “para bailar no se necesitaran dos”. A menos que se aplique la misma doctrina que condenó a Yidis Medina por cohecho y que absolvió a quienes ofrecieron prebendas a cambio de un votico.

Por: Elisabeth Ungar Bleier
  • 13Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/luchar-contra-corrupcion-avanzar-paz-columna-392131
    http://www.elespectador.com/opinion/luchar-contra-corrupcion-avanzar-paz-columna-392131
  • 0
insertar

Al detallar los resultados, sobresalen varios hechos que pueden considerarse detonantes de la corrupción. Entre ellos, el papel preponderante de la impunidad, la lentitud de las investigaciones, la inoperancia de las normas, la parálisis y descoordinación institucional, la inseguridad jurídica y el abuso de autoridad para obtener beneficios personales. Con relación a este último aspecto, si bien el legislativo es la rama del poder público que obtiene el puntaje más bajo, tanto el Ejecutivo, como la Rama Judicial, la Policía y el Ejército, tampoco reciben buenas calificaciones. De otra parte, la persistencia del soborno y la entrega por privados de pagos adicionales no documentados para agilizar trámites, para asuntos tributarios, para la adjudicación de contratos e incluso para asegurar sentencias judiciales.

Cuando la corrupción alcanza niveles alarmantes, como lo perciben los colombianos, sus efectos pueden ser devastadores. Algunos son económicos, por su impacto en el ritmo y niveles de crecimiento. Pero las consecuencias sobre la gobernabilidad, el estado de derecho, la legitimidad de las instituciones y la confianza ciudadana en sus gobernantes son aun peores y mucho más difíciles de erradicar. Esto es particularmente grave cuando la corrupción afecta derechos fundamentales de los ciudadanos y profundiza la inequidad.

Si Colombia quiere mejorar su ránking en el concierto internacional sobre la percepción de corrupción, el próximo año va a ser decisivo. Fortalecer la institucionalidad y la presencia del Estado en el territorio; cerrar las compuertas a la captura estatal por actores legales e ilegales; poner en marcha los mecanismos de transparencia, rendición de cuentas, acceso a la información y denuncia que han sido anunciados; mostrar resultados eficaces y contundentes en las acciones contra los corruptos son algunas de las medidas para enfrentar la corrupción y para contribuir a la paz. La lucha contra la corrupción es un requisito para asegurar la sostenibilidad de los avances positivos del país en algunos de los indicadores sociales y económicos y para honrar los compromisos internacionales, por ejemplo frente a la OCDE. Es una condición para que las llamadas locomotoras, en especial la minera y la de la infraestructura, no se descarrilen y tengan efectos perversos. Pero sobre todo, comenzar a vencer la corrupción en todas sus manifestaciones y en todos los sectores del Estado y la sociedad es una condición ineludible para la construcción de una paz duradera.

 

  • Elisabeth Ungar Bleier* | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 12
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Real Madrid vence parcialmente con el Elche
  • Si no se limita el aumento de la temperatura global a 2 grados el planeta sufrirá

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
12
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Jorge Enrique Angel Delgado

Vie, 12/14/2012 - 08:07
Dos o tres generaciones en Colombia a veces no son suficientes para lograr entender las raíces de la corrupción, tan profundamente ubicadas en el "alma" de su gente! Los inmigrantes europeos de posguerra, de la segunda europea, aún conservan algunos de los principios con los q su ascendencia llegaron a este continente. Pero, Colombia y todo este continente mancillado hace poco mas de 500 años, tienen una burguesía rural y una pequeña burguesía cuya mayor característica es el analfabetismo franco o de una forma de analfabetismo bien relacionado con las tradiciones catolico inquisistoriales, el mayor lastre de la cultura colombiana. Es dentro de este complejo contexto q se debe entender la corrupción q no tiene otra forma q la clásica de esa cultura española católica ultramontana falangista!
Opinión por:

Ar mareo

Jue, 12/13/2012 - 19:17
No me explico como el alto gobierno puede vivir tan tranquilo ante esta realidad.. quizas es por q su interes no esta en gobernar sino en aprovechar los cuatro anhos de gobierno en legalizar el raponeo de unos cuantos y pasarle la papa al siguiente de turno
Opinión por:

Tacito

Jue, 12/13/2012 - 15:56
.,En su sistema de tráfico de influencias los criminales de cuello blanco y cabeza sucia, siempre tienen un master nombrable para colocarlo donde lo necesita. Esos fueron los casos del señor Juan Carlos Echeverry, ahora sucedido en el cargo por el Dragacol Mauricio Cárdenas, responsable y cómplice del desfalco de $25 mil millones en el Ministerio de transporte, Para que siga delinquiendo al servicio de esos criminales, Cárdena le movió el asiento a Carlos Rodado y se hizo nombrar Ministro de Minas. Y apenas hace semanas, ante la inminencia del descalabro de Interbolsa, retiraron a Echeverry, antiguo miembro de la Junta de esa nueva y sofisticada DMG, y para que todos siga tapado, FarcSantos lo remplazó el por el impune Dragacol Cárdenas. Eso sí, todo con plena transparencia que es lo que distingue a este paraterroristas desgobierno traidor. ¡Fuera rufián FarcSantos!
Opinión por:

catalinanietomoreno

Jue, 12/13/2012 - 13:41
....pero miren lo paradójico, que quienes están hablando de paz (y supuestamente adelantan diálogos) son los más corruptos y cínicos del planeta....horror de horrores!!!!!!
Opinión por:

angeldeamore

Jue, 12/13/2012 - 10:17
Lo que nos falta es educación y cultura, una sociedad que valora la plata fácil desde abajo hasta arriba, sencillamente no va a cambiar. La tarea es más profunda que cambios en las políticas anticorrupción.
Opinión por:

CONCIENCIA LIBRE

Jue, 12/13/2012 - 08:43
Y SI EL NARCOPARACOURIBISMO...domina el congreso? como avanzara la corrupcion? un estado secuestrado por contratistas uribistas, como el caso de basuras de bogota, es una simple muestra.
Opinión por:

Boyancio

Jue, 12/13/2012 - 08:19
Si sumercé quiere acabar con la corrupción en el manejo de los ingresos fiscales, o propender hacia ese objetivo ublime que nos ronda en la cabeza, si es que estamos en una democracia, en primer lugar hay que meterle cambio a los programas educativos incluyendo a las escuelas de formación de militares y paramilitares en la sombra, sea hasta en las prisiones; de no estar sumercé en ésta sintonía, sumercé está hablando papurretía. Que en otras palabras, meterle en la cabeza a toda la majá que, urge cambiar el concepto de valores, pues primero están las leyes que se aprueban en el congreso, y lo que disponen las Asambleas y Concejos gamonales desperdigados y abandonados por el torbellino centralista....¡que chupa!
Opinión por:

luispuyana

Jue, 12/13/2012 - 07:16
CONTRARIO DICE LA CONTRALORA MORELLI, LA CORRUPCIÓN ESTA DENTRO DEL ESTADO por defener al inversionistas financiero, violando la Constitución y las leyes. Luego las diferencias entre la patriotica MORELLI Y LA COLUMNISTA SI SON OPUESTAS EN LO SUSTANCIAL.
Opinión por:

arocam

Jue, 12/13/2012 - 06:58
No debería pasar a estas alturas del partido, pero sigo sorprendiéndome cada vez que algún defensor del samperismo ochomilero critica la corrupción.
Opinión por:

Amonoi

Jue, 12/13/2012 - 08:49
Samper dejó la presidencia hace casi 15 años, hoy el liderazgo de la corrupción proviene del Uribismo y sus fichas que están muy bien ubicadas en el gobierno continUista de Santos.
Opinión por:

sincorruptos

Jue, 12/13/2012 - 06:48
La unica medida que medio arreglaria el problema seria la pena de muerte. Digo medio, porque la codicia no le teme mucho a la muerte. Pero arreglaria la mitad del problema.
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Jue, 12/13/2012 - 05:34
Después de una modificación del gen de la corruipción, tendremos paz en Cocombia. Let´s say... dentro de 200 años. Y eso.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio