Publicidad
Óscar Alarcón 12 Nov 2012 - 11:00 pm

Macrolingotes

Óscar Alarcón

A muchos les parece insólito que en el primer país del mundo, como son los EE.UU., se tenga una forma indirecta de elegir su presidente de la República con un sistema tan complejo que no entiende ni siquiera la mayoría de su población. La razón principal es que allí opera un sistema federal y cuando hace más de 200 años los padres fundadores diseñaron la Constitución tuvieron que conciliar para lograr mecanismos que dejaran satisfechos al mayor número de delegados que redactaban esa Carta.

Por: Óscar Alarcón

Entonces la escogencia del mandatario rompía la tradición de los gobernantes de los estados monárquicos, que era lo que existía y que no eran elegidos, y con mucha filigrana querían dotarlo de un poder omnímodo con funciones de jefe del Estado y jefe de Gobierno.

En la redacción de esa Constitución se acogió la tesis de los representantes de los estados pequeños, quienes no deseaban que al presidente lo eligieran directamente los ciudadanos porque los estados grandes se imponían y además porque a quien se estaba escogiendo era a un mandatario de unos estados confederados. Por consiguiente, no era el representante del pueblo sino de toda la unión.

Como aquí todo nos lo copiamos, el sistema de elección presidencial indirecta también operó entre nosotros en el siglo XIX y comienzos del XX. Con ese procedimiento se eligió al general Rafael Reyes, gracias al famoso Registro de Padilla, en donde el cacique guajiro Juanito Iguarán le birló unos votos electorales al cartagenero Manuel F. Vélez, como le pasó en la Florida a Al Gore con Bush. De esa manera resultó elegido Reyes a pesar de las quejas de quien, con razón, se sintió atropellado, tanto que como presidente del Senado, que lo era, se abstuvo de darle posesión. Después fue cuando se estableció en Colombia la elección directa por el pueblo del presidente de la República, en donde, entre otros, salieron elegidos un Valencia, que no fue el poeta, y un Turbay, que no fue Gabriel.

  • Óscar Alarcón Núñez | Elespectador.com

  • 5
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El alcalde de Bogotá llama al ELN a cesar ataques y dialogar con el Gobierno
  • Ratifican la destitución e inhabilidad de Jorge Noguera

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
5
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

DOBLEACERO

Mar, 11/13/2012 - 15:10
Otro caso paradigmático en materia de paradojas está representado por los Candidatos al Concejo de Bogotá que no resultaron elegidos por el pueblo, pero que pueden llegar al Concejo por repechaje, si destituyen a 3 concejales liberales. Incluso, llegaría el Ex-Alcalde de Cota LUIS EDUARDO CASTRO que seguramente saldrá esposado del Concejo, según cargos por recibir 30 millones . Y por otros actos de corrupción.
Opinión por:

DOBLEACERO

Mar, 11/13/2012 - 15:07
Con la elección del Procurador puede pasar algo parecido. Por votación popular no ganaría el Preceptor. Pero por el voto de los Parlamentarios, estaría asegurada su Re-Elección. Y todo ello dejando de lado a Mercedes López que está tan.... , tan elegible!!
Opinión por:

DOBLEACERO

Mar, 11/13/2012 - 15:00
Tambien habia sido electo, durante cuatro (2) veces, un NUÑEZ, que no era OSCAR. Ni era ALARCON!!
Opinión por:

ragd

Mar, 11/13/2012 - 01:07
....pero lo que no explica usted, es que, los padres fundadores con don georgie (asi le decimos los intimos) washington a la cabeza. como en cualquier pais y su lucha de clases, idearon este sistema para que las elites economicamente dominantes al final decidieran a quien poner al mando de la union.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 11/13/2012 - 00:52
Ve, mogollito, creía que comprendías que, la Unión de los estados soberanos con todo y autonomía regional, es la que nos falta a nosotros en este pedazo de republiqueta. Allá cada estado hace y amasa mogollas, pan de aliño, o cucas peludas en salsa de meao, pero ajá, cada quien se da su gusto...¡sácale chiste!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio