Publicidad
Óscar Alarcón 24 Jun 2013 - 10:02 pm

Macrolingotes

Óscar Alarcón

“En Colombia no habrá paz hasta que mueran Nicolasa y Bernardina Ibáñez, Carmen Leyva y Mariquita París”.

Por: Óscar Alarcón
insertar

La frase de Bolívar la conozco por Luis Horacio López, gran amigo y excelente investigador. Y la verdad es que en la búsqueda de la paz en La Habana, las Ibáñez ya no aparecen (aun cuando sigue su descendencia), pero sí hay un Leyva y un París que están dándole vigencia a la frase.
Álvaro Leyva ha sido un eterno luchador por los acuerdos de paz y está ahora empecinado en que se debe convocar una constituyente, igual que uno de los delegados de las Farc, conocido como Andrés París, el de gafitas, gordito que parece que ha tomado mucho reconstituyente.
Todo iba bien hasta cuando apareció lo de esa asamblea que no estaba en la agenda. ¿Tuvo razón Bolívar cuando habló de que, además de las Ibáñez, un Leyva y un París iban a impedir la paz?

De las Ibáñez ya no hay qué hablar. La leyenda dice que por ellas nacieron nuestros partidos históricos. Nicolasa fue amante de Santander, pero se casó con José Antonio Caro ,y Bernardina lo fue de Bolívar, tuvo una hija natural con Miguel Saturnino Uribe, Carmen Uribe, quien se casó con el empresario danés Carlos Michelsen, de donde descienden los Michelsen Uribe, los Samper Uribe y los Uribe Holguín. Y después se casó con Florentino González.

El presidente Alfonso López Michelsen, cuyo centenario de nacimiento estamos listos a recordar el próximo domingo, y quien nunca desconoció su parentesco con ellas, se sacó el clavo con la Corte Suprema de Justicia luego de que le tumbó su propuesta de la pequeña constituyente. En el acto de inauguración del Palacio de Justicia en 1980, que luego fuera víctima del holocausto, dijo, palabras más, palabras menos, “pensar que ahora en nuestro país se administra justicia en donde vivieron las Ibáñez”. Evidentemente, allí pasaron sus años de solteras y de coquetas. Pero la paz de hoy depende de un Leyva y un París.

Por lo demás hubo otro Leyva (Jorge, padre de Álvaro) que estuvo a punto de tirarse el acuerdo de Benidorm, que dio nacimiento al Frente Nacional.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio