Por: Carolina Botero Cabrera

Mal de muchos...

Si con la aprobación de la Ley Lleras 2.0 el país mostró su eficiencia en la implementación del TLC aprobándola en sólo 20 días y sin debate, sorpréndanse: en Panamá, su equivalente sólo necesitó tres días y está para sanción presidencial.

El istmo acaba de “discutir” la reforma al derecho de autor promovida por el TLC con EE.UU. y, buscando mecanismos más eficientes de protección para titulares, da facultades de investigación y sanción a la autoridad nacional de derecho de autor para suspender rápidamente contenidos (comunicación pública, es decir, por internet) e imponer multas de hasta 100 mil dólares a presuntos infractores.

Vale anotar que aunque incluye buenas disposiciones como excepción de préstamo para bibliotecas, ya se le califica como “la peor” precisamente por ese procedimiento administrativo que, además, establece que lo recaudado no va a los “perjudicados” sino a la propia autoridad e, incluso, da incentivos al funcionario sancionador, quien puede recibir por este concepto hasta la mitad de su salario.

Estos hechos, sumados a otras inconsistencias de la transferencia a la ley nacional de normas defensivas que exporta el TLC, sin tomar en cuenta los equilibrios de las regulaciones internas del par comercial, tiene en la mirilla al presidente, pues se espera que busque una salida para no firmarla como pasó acá con la reforma judicial no hace mucho.

* * *

El eje de la última campaña antipiratería de Caracol usa “El cartel de los sapos” como telón de fondo, planteando un conflicto moral que lleva todavía más lejos la polémica sobre el tema de moda en la TV nacional. Mafiosos amenazando a un joven porque filma a escondidas una película en un cine e increpándolo para que sea legal mientras hacen comentarios desobligantes sobre los mutilados.

Los capos no parecen ser los indicados para dictar normas de comportamiento. ¿En qué piensan canal y famosos actores cuando en lugar de discutir seriamente sobre piratería nos sometan a campañas que ya no sólo son de mal gusto sino que desconocen la realidad social del tema y, ahora, rayan con el halago al delito y la promoción de antihéroes?

 

*Carolina Botero

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera