Marcos Peckel 20 Mar 2012 - 11:37 pm

Órbita global

Malvinas, 30 años después

Marcos Peckel

El 2 de abril de 1982, en un acto desesperado, irresponsable y criminal, la dictadura militar argentina, la más sanguinaria que conoció el continente, invadió las islas Malvinas, doblegando en pocas horas a la guarnición inglesa compuesta por 58 marines, que simplemente se rindieron ante las muy superiores fuerzas argentinas.

Por: Marcos Peckel
  • 63Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/malvinas-30-anos-despues-columna-333390
    http://www.elespectador.com/opinion/malvinas-30-anos-despues-columna-333390
  • 0
insertar

Los soldados ingleses, cabizbajos y humillados, fueron presentados en la TV argentina como el gran triunfo de una dictadura que enfrentaba ya un gran descontento popular y un creciente aislamiento internacional.

Los comandantes militares, cuyo prontuario comprendía unos 30 mil desaparecidos, miles de torturados, bebés robados y una larga serie de crímenes de lesa humanidad, cometieron un imperdonable error de cálculo y Argentina pagó el precio. O asumieron que Inglaterra no haría nada frente a esta flagrante agresión o que tenían los medios de enfrentar militarmente al poderoso ejército inglés.

La reacción inglesa en cabeza de la primera ministra Margaret Thatcher fue inmediata, efectiva y letal. Una fuerza expedicionaria británica partió hacia el Atlántico Sur, a unos 13 mil km de distancia, con portaaviones, cazas Harriet de despegue vertical, submarinos nucleares y el temible regimiento de los gurkhas nepaleses, guerreros al servicio de la corona por más de 200 años. Seis semanas y mil muertos después, las Malvinas habían sido recuperadas por Gran Bretaña y la derrota y humillación argentina precipitaron pocas semanas después el desplome de la dictadura.

El sistema internacional no posee herramientas para determinar inequívocamente la soberanía sobre las Malvinas. La Corte Internacional de Justicia no se ha pronunciado y la historia y los diferentes tratados son utilizados por ingleses y argentinos para sustentar la soberanía.

La reclamación argentina se basa en la cercanía geográfica, en una bula papal de 1493, en que es la heredera natural de las posesiones españolas, como eran las islas al momento de la independencia en 1816, en que la soberanía fue proclamada en 1820 y que por unos años hubo un caserío argentino en las islas. Los ingleses aducen que fueron los primeros en avistar las islas en 1592, en ocuparlas en 1690 y que las Malvinas eran entonces terra nulis, es decir deshabitadas. Argumentan el control continuo desde 1833 y el apoyo casi unánime de la población actual de las islas a la soberanía británica.

Las turbulentas aguas del Atlántico Sur han vuelto a agitarse por la retórica de la presidenta Cristina de Kirchner y la inminencia de que los ingleses comienzan a extraer petróleo de las entrañas del mar. Solución a la vista no hay para este largo diferendo, negociaciones tampoco, y por ahora Argentina paga la impertinencia de sus dictadores militares 30 años atrás. Las Malvinas hoy son las Falklands.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 39
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio