Publicidad
Hugo Sabogal 14 Sep 2013 - 11:00 pm

Más allá del límite

Hugo Sabogal

Este ha sido un año de revelaciones. A uno y otro lado de la Cordillera de los Andes, en el sur del continente, jóvenes y veteranos enólogos han decidido desafiar la conformidad, atreviéndose a enterrar sus botas en territorios donde nunca antes se había plantado una sola vid.

Por: Hugo Sabogal
  • 8Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/mas-alla-del-limite-columna-446366
    http://tinyurl.com/njsa5md
  • 0

Condiciones extremas, tanto geográficas como climáticas, les habían impedido avanzar.

Pero la persistencia y las nuevas tecnologías vitícolas han terminado siendo buenas aliadas y ahora cientos de consumidores han probado —o se aprestan a llevar a la boca— vinos procedentes de lugares impensables. Y este giro ha llenado de entusiasmo a quienes siguen de cerca la evolución y el desarrollo de los vinos australes.

Uno de los proyectos que se ha propuesto romper con las fronteras establecidas es Outer Limits (literalmente Más Allá del Límite), encabezado por el veterano enólogo chileno Aurelio Montes, creador de la ya mítica bodega Viña Montes, responsable de afamadas etiquetas como Montes Alpha M, Montes Folly y Purple Angel, entre otras.

Outer Limits, en particular, es la exploración de regiones extremas donde, según las palabras de Montes, “ningún otro viticultor había estado antes”. Bajo esas circunstancias, las uvas han tenido que luchar para expresar su carácter y cualidades reveladoras. Ese lugar se llama Zapallar, a 180 kilómetros al noroeste de Santiago y siete kilómetros al este de la costa. Allí las condiciones de clima y suelo son difíciles, debido a la fuerte influencia marítima. Las mañanas están cubiertas de una densa niebla, a diferencia de los valles centrales, donde el sol pica desde el amanecer. A lo largo del día, las frescas brisas marinas también moderan la intensidad del astro rey y las noches exigen buscar abrigo.

Estas condiciones aumentan la intensidad aromática del vino, mejoran el equilibrio de sus componentes y dan como resultado sabores y taninos de gran personalidad. Así son, justamente, dos de sus nuevas criaturas: el Pinot Noir y el Sauvignon Blanc. También sobresale su tinto CGM (con variedades exóticas para Chile como Cariñena, Garnacha y Mourvèdre), producido en Apalta, distrito del Valle de Colchagua, unos 500 kilómetros más al sur. Para ser un vino elaborado con uvas negras, destella por su elegancia y frescura.

A Montes lo antecedieron, en Argentina, casas como Cavas de Weinert, que montó Patagonian Wines en la localidad de El Hoyo, en Chubut, la bodega más austral de América. Bernardo Weinert, empresario de origen brasileño —al establecerse a 42 grados de latitud sur—, se salió deliberadamente de la franja convencional del vino. Pero no se equivocó, pese a la lejanía, la falta de infraestructura adecuada y las complejas condiciones climáticas de la zona. Hoy, sus Riesling, Gewürztraminer, Chardonnay, Merlot y Pinot Noir lo demuestran con creces.

En Mar del Plata, a tres kilómetros del Océano Atlántico —donde nunca se había puesto una parra—, Daniel Pi, enólogo jefe de la muy mendocina Trapiche, está elaborando vinos con Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Por ahora, el proyecto está en fase de experimentación. Llueve mucho y las temperaturas suelen ser muy frías, pero las uvas se han adaptado a estas condiciones de una manera insospechada.

En la vecina Chile, cuya viticultura tradicional se ha establecido en valles bajos y en pocas zonas cercanas a la costa, los nuevos experimentos toman forma en los altos riscos de los Andes, donde antes nadie había trepado.

En el sector de Alcohuaz, en el Valle del Elqui, a 400 kilómetros de Santiago y a más de 2.000 metros de altura, un par de emprendimientos están indicando que, además de arbustos espinosos, zorros, liebres y cóndores, también pueden darse buenas cepas. La preocupación, en estas cumbres, es la incidencia del sol, pero la situación ya está controlada. De allí están saliendo unos vinos impresionantes, como el De Martino Single Vineyard Alto Los Toros Syrah, elaborado por el enólogo Marcelo Retamal.

Y también en el norte, a 1.800 metros, en inmediaciones del Valle de Limarí, Viña Tabalí produce un Malbec chileno tan bueno como algunos de los mejores argentinos. Como señala Montes, aventurarse en nuevos contornos hace que los vinos expresen un carácter diferente y cualidades reveladoras que no se conocían.

TAGS:
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • A falta de oportunidades, raspachines colombianos en Perú
  • Taxistas de Bogotá protestan contra Uber
  • Principal base militar de Bengasi cae en manos de los islamistas

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio